5 años del brutal desmantelamiento del Campamento de Gdeim Izik

noviembre

10 de noviembre, 2015 – porunsaharalibre.org | Fito Álvarez Tombo

El 8 de noviembre de 2015 se cumplen 5 años del brutal desmantelamiento del Campamento de Gdeim Izik. Fuerzas de ocupación marroquíes entraron a sangre y fuego. Cientos de saharauis, hombres, mujeres y menores fueron detenidos, maltratados y torturados delante del silencio cómplice de la comunidad internacional. El Aaiún se transformó en esos días en un auténtico escenario de guerra.

El Campamento de Gdeim izik ha sido considerado, por algunos importantes analistas y escritores, entre ellos Noam Chomsky (lingüista, filósofo y activista estadounidense), el detonante y comienzo de la primavera árabe.

El mes de vida del campamento supuso para las decenas de miles de saharauis participantes recuperar la dignidad, las ganas de luchar, la identidad y las ansias de libertad. Por primera vez en muchos años se sintieron libres y dueños de su futuro.

Tras el desmantelamiento del campamento comenzó la persecución de los saharauis involucrados en la organización del mismo, terminando con la detención de veinticinco de ellos y juzgados posteriormente por un tribunal militar.

El juicio en tribunal militar de los 25 acusados de Gdeim Izik fue ilegal, extraterritorial y nulo. Ninguna de las acusaciones fue probada y todo el proceso se basó en confesiones falsas obtenidas bajo brutales torturas.

21 de los detenidos continúan, a día de hoy, en prisión cumpliendo condenas que van desde los 20 años a cadena perpetua, tal y como se refleja en e siguiente listado:

  • Sid Ahmed Lamjeid, Brahim Essmaili, Ahmed Essbaai, Abdelahi Lejfauni, Mohamed Bachir Boutenguiza, Mohamed Bani, Abedjalil Laaroussi y Sidi Abdallahi Bhah, cadena perpetua

  • Naama Asfari, Cheikh Banga, Hassan Dah y Bourial Mohamed, 30 años

  • Abdelah Toubali, Daich Edafi, Laarabi Bakai, Hadi Mohamed Lamin, Khouna Babeit,Housein Zawi y Mohamed Mbarek Lfkir, 25 años

  • Mohamed Tahlil y Khadda Elbachir , 20 años

Hassanna Aalia, también en la lista de acusados, fue juzgado en rebeldía, ya que en el momento de la celebración del juicio se encontraba en España, y condenado a cadena perpetua. Hoy se encuentra pendiente de que la Audiencia Nacional resuelva el recurso presentado después de que el gobierno español le denegase, de una manera vergonzosa y en connivencia con las autoridades marroquíes, su solicitud de asilo.

Los 21 detenidos sufren continuas vejaciones y malos tratos en las cárceles marroquíes. No reciben los cuidados médicos necesarios para las muchas enfermedades y dolencias que sufren debido a las violaciones y malos tratos recibidos, contraviniendo las normas de las Naciones Unidas sobre el trato que se debe dar a los presos.

Los familiares de los presos también sufren su particular condena. Debido a la larga distancia (de El Aaiún a Rabat donde se encuentran presos hay más de 1000km)resulta muy difícil económicamente y por tiempo que sus familias los visiten.

Desde su encarcelamiento no han parado las exigencias y demandas de asociaciones, partidos políticos y personalidades exigiendo la liberación de los 21, además debemos tener en cuenta que el juicio a civiles por tribunales militares ya no está permitido por la legislación marroquí.

Uso de cookies

porunsaharalibre.org utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies