Takbar Haddi, un año después del asesinato de su hijo: “No descansaré hasta que se haga justicia”

Takbar-Delegacion-Gobierno-Canarias-Canaria_EDIIMA20160218_0484_19

Fuente: eldiario.es

  • El 8 de febrero de 2015 el joven activista Haidala murió en una cárcel marroquí en circunstancias que no convencen a su familia. Su madre sigue reivindicando el caso cada día frente a la Delegación del Gobierno en Canarias
  • El año pasado la saharaui protagonizó una huelga de hambre durante 34 días, que tuvo que abandonar tras ser hospitalizada

Ni los días de lluvia, ni las desatenciones del Gobierno de España y de Marruecos, que no dan respuestas a su reclamación, impiden que Takbar Haddi continúe pidiendo justicia para su hijo, el activista  Mohamed Lamin Haidala. El joven de 21 años fue agredido, según relata la familia, en  El Aaiún por cinco marroquíes que trabajaban en una tienda cercana a su casa, después no recibió los tratamientos adecuados en el hospital y falleció encarcelado a los pocos días. Su madre exige que se le entregue el cuerpo para poder practicarle una autopsia y que se que abra un proceso judicial para los culpables. 

Desde hace seis meses, Takbar Haddi acude cada día a la Delegación del Gobierno de España en Canarias, en la plaza de la Feria de Las Palmas de Gran Canaria para continuar su lucha y recoger firmas por la causa. “No descansaré hasta que se haga justicia”, repite una y otra vez, para insistir en que se mantendrá “fuerte hasta el final”.

Esta madre recalca que su petición de justicia se traslada también a todo el pueblo saharaui, que “desde hace 40 años vive con miedo”. Recuerda que su hijo era un joven activista muy comprometido en la lucha por los derechos de los saharauis, por ello, está convencida de que lo dejaron morir. Haidala recibió golpes y pedradas en el pecho y los brazos, además de una herida más grave que le hicieron en el cuello con unas tijeras y que su madre muestra a través de las fotos que siempre la acompañan. La policía tardó en llegar y en el hospital no fue sometido a las pruebas necesarias, le cosieron la herida  “sin anestesia”. Más tarde, fue detenido y estuvo hasta 48 horas en el suelo y sin mantas. Finalmente, el 8 de febrero el joven falleció. 

Por su parte, la versión de Marruecos es otra, pues aseguran que el muchacho murió por las complicaciones de las heridas que sufrió en una reyerta.

No obstante, su familia recalca que es de “justicia” que puedan recuperar el cuerpo del muchacho para hacerle una autopsia en España. De hecho, el abogado que lleva la causa, Eugenio Sánchez, de la Asociación Pro Derechos Humanos de España (APDHE), explica que este país, como potencia administradora del territorio saharaui, es “responsable” y tiene la obligación de intervenir en el caso.

Con el respaldo de este colectivo, Takbar Haddi envió el pasado verano una carta al presidente del Gobierno de España, ahora en funciones, Mariano Rajoy, contándole el caso y su reivindicación. El abogado aclara que la contestación a la misiva tardó tres meses en llegar y que “tan sólo” se limitaron a afirmar que “están preocupados con el tema de los derechos humanos y que están haciendo un seguimiento del mismo”. Sin embargo, no reflejaron ningún compromiso de que vayan a exigir a Marruecos el cuerpo del joven ni la práctica de la autopsia en España. 

“Los médicos eran marroquíes, la policía marroquí…”, apunta esta madre, que subraya que esta la razón por la que quieren que los hechos se esclarezcan en España de forma imparcial. “Los saharauis no tenemos derechos en el Sáhara, desaparecen personas, no se saben luego dónde están, se encarcela a la gente…”, puntualiza.

Takbar Haddi lamenta que la versión de los marroquíes siempre prevalece a la de los saharauis, que viven oprimidos en su propia tierra 40 años después de la ocupación. “Las cosas no han cambiado”, señala. 

Eugenio Sánchez aclara que ha denunciado ya varias veces que los acuerdos de Madrid, la declaración entre España, Marruecos y Mauritania sobre el Sáhara Occidental, en la que se convertían en potencias administradoras con carácter temporal, “no son legales”. Y es que, “nunca fueron publicados en el BOC”, subraya el abogado. “España debe ceder la administración a la ONU para que sea la encargada de iniciar el proceso de autodeterminación del pueblo Saharaui”, explica. 

El activista agrega que ya ha reivindicado estos hechos en el Congreso de los diputados y lo ha expuesto a los anteriores presidentes. “Nadie me ha sabido demostrar la legalidad de estos acuerdos”, expone, para añadir que es un tema del que los políticos “no tienen la conciencia tranquila”. 

El abogado subraya que están a la espera de que se forme el nuevo Gobierno de España para trasladarles de nuevo la situación de Takbar Haddi y asegura que se presentarán de nuevo en el Congreso de los diputados. “¿Cuánto tiempo más van a esperar para poner solución?, ¿otros 40 años?”, se cuestiona. 

Esta madre insiste en que se encuentra muy agradecida con las personas que la están apoyando y que se acercan a su mesa en la plaza de La Feria para interesarse por la situación. Con las muestras de apoyo y por su espíritu luchador, confiesa que seguirá adelante con “un dolor muy grande” que le acompañará en su corazón hasta que consiga hacer justicia para Haidala.

Uso de cookies

porunsaharalibre.org utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies