La inacción de la ONU podría llevar al fin del alto el fuego

ould-salek15 de octubre de 2016, Innercitypress / porunsaharalibre.org, 

Según información de Innercitypress, el periodista Matthew Russell preguntó el portavoz adjunto de Ban Ki-Moon, el Sr. Farhan Haq cuántos de los 83 funcionarios de la MINURSO expulsados por Marruecos están de vuelta en el terreno, a lo que Farhan Haq respondió que sólo 25 regresaron. Y no respondió sobre la carta del 26 de septiembre que el Frente POLISARIO envió a Ban Ki-moon.

La web de Innercitypress publicó las declaraciones del Jefe de Asuntos Exteriores del Frente Polisario, Mohamed Salem Ould-Salak, que a continuación reproducimos.

Declaración de Mohamed Salem Ould-Salak, Jefe de Asuntos Exteriores del Frente Polisario

1. Desde hace más de 40 años, Marruecos ocupa ilegalmente una parte significativa del Sahara Occidental, un territorio no autónomo (TNA), aún a la espera de un proceso de descolonización. Y durante más de 25 años, Marruecos ha rechazado sistemáticamente los acuerdos firmados, incluyendo el plan de paz de la ONU / OUA aprobado por el Consejo Seguridad de la ONU y ha impedido todos los esfuerzos de la comunidad internacional para garantizar la descolonización del Sahara Occidental y derecho a la autodeterminación del pueblo saharaui.

2. Marruecos ha demostrado, más allá de cualquier duda, que no está dispuesto a elegir el camino pacífico, democrático y viable para una solución duradera para el Sahara Occidental. De hecho, las declaraciones del rey Mohamed VI a 6 de noviembre 2014 afirman que “Marruecos seguirá siendo parte de su Sahara y el Sahara continuarán siendo parte de Marruecos hasta el fin de los tiempos”, son confirmaciones públicas de la falta de voluntad para Marruecos por respetar el estatuto del Sáhara occidental como un TNA. Las declaraciones del rey reforzaron la declaración unilateral de la “soberanía” de Marruecos sobre un territorio que la ONU sigue considerando un TNA en espera de un proceso de descolonización de conformidad con la resolución 1514 (XV).

3. Despues de haber obstruido de forma continua el proceso de referéndum, reprimir a la población saharaui en los territorios ocupados, y denigrar al Secretario General, Marruecos expulsó a 84 civiles y 3 militares de la MINURSO en marzo de 2016. Esta acción fue un desafío a la autoridad del Consejo seguridad, un flagrante intento para terminar de una vez con el papel de la ONU en el Sáhara occidental, una violación directa de una serie de obligaciones legales de Marruecos relacionados con la presencia de la MINURSO en el Sahara occidental, un peligroso precedente para el futuro de las misiones de paz de la ONU, y una amenaza directa a la paz y la seguridad en la región.

4. A continuación, el 11 de agosto de 2016, en un esfuerzo por imponer un hecho consumado, Marruecos viola el acuerdo militar no.1 firmado con la MINURSO por ambas partes, el Frente Polisario y Marruecos, cuando su ejército cruzó a la zona restringida en El Guerguerat, con el propósito de construir una carretera asfaltada a través del territorio saharaui en la frontera con Mauritania. Esta acción, si no se invierte, podría dañar el pilar más sensible que hasta ahora permitió mantener una situación pacífica en el terreno, es decir, el acuerdo de alto el fuego.

5. El Consejo de Seguridad se reunió para discutir la situación en El Guerguerat el 26 de agosto, pero no asumió su responsabilidad de reafirmar la integridad del acuerdo de alto el fuego. Con el fin de evitar que el alto el fuego sea violado impunemente, el Frente Polisario ha desplegado sus fuerzas especiales a una distancia de dos kilómetros de las fuerzas marroquíes. a continuación, el Consejo de Seguridad volvió a reunirse el 11 de septiembre para discutir la situación de nuevo, y volvió a fallar en asumir sus responsabilidades. A raíz de una carta del Presidente Ghali al SG el 26 el de septiembre informando que Marruecos continuaba la construcción de la carretera en el otro lado del muro, y que un avión militar marroquí había sobrevolado la zona, a pesar de la presencia de las Naciones Unidas y la petición del SG a mostrar moderación y respetar el acuerdo de alto el fuego, el Consejo se reunió de nuevo el 29 de septiembre y Francia volvió a impedir al Consejo la adopción de medidas sobre la situación. El silencio del Consejo amenaza a la estabilidad regional en un continente ya confrontado a una serie de conflictos frágiles, y su falta de acción se ha convertido rápidamente en un fracaso en la prevención de conflictos.

6. El espacio político para las acciones de Marruecos fue creado por el fracaso del Consejo de Seguridad para supervisar directamente el “proceso político de las Naciones Unidas”, a pesar de las advertencias contenidas en el comunicado del SG el 4 de noviembre de 2015 en el que las negociaciones basadas en las propuestas de las partes del 2007 murieron de manera efectiva. Y la vacilación del Consejo para responder con rapidez y decisión, tanto en la crisis de la MINURSO y la incursión en El Guerguerat reforzó la visión de Marruecos, de que su reto no se verá frustrado.

7. Esto es aún más evidente por el hecho de que la resolución 2285 del Consejo de Seguridad adoptó el 29 de abril de 2016, que hace hincapié en la necesidad “urgente” de que la MINURSO vuelva a la “funcionalidad completa” y pone de relieve la necesidad de que las partes continuen el proceso de negociaciones a través de reuniones patrocinadas por las Naciones Unidas, que aún no se ha implementado. De hecho, Marruecos sigue negándo a el enviado personal del SG, el Sr. Ross, viajar a Rabat para dar el ‘pistoletazo de salida’ de la quinta ronda negociaciones. En la pretensión de Marruecos de celebración de elecciones parlamentarias en octubre de 2016, en la que Marruecos quiere incluir a los territorios ocupados del Sahara occidental. condenamos esta inclusión y consideramos que es un acto ilegal que viola la condición jurídica del Sahara occidental.

8. El resultado principal y directo de la obstrucción de Marruecos en los últimos veinticinco años, y de hecho, sus acciones más recientes, colocó al proceso político en un peligroso punto muerto y puso el alto el fuego bajo una seria amenaza. El alto el fuego no se puede mantener indefinidamente en ausencia de un proceso político significativo. El fin del alto el fuego tendría graves consecuencias para la estabilidad y la seguridad de la región del Magreb, cuyo flanco, Sahel – Mali – Libia, ya está sacudido por la inestabilidad y una creciente presencia de extremistas, terroristas y criminales.

9. En cuanto a las evoluciones en la Unión Africana en lo que se refiere a la intención de Marruecos para unirse a la misma, debe reconocerse que cualquier país que desee unirse a la UA debe cumplir con los requisitos de la Ley Constitutiva de la UA y se compromete a preservar y respetar los principios de la misma, incluyendo el respeto de las fronteras heredadas de la independencia del dominio colonial, y el derecho a la libre determinación. En este sentido, el Frente Polisario y el Gobierno saharaui está interesado en si Marruecos realmente va a cumplir con el Acta Constitutiva de la UA y así defender y respetar las fronteras del Sahara Occidental y el derecho a la autodeterminación del pueblo saharaui. La colonización y la ocupación de un país africano por otro es contrario a todo lo que constituye el fundamento de la UA y esta representa.

10. Con respecto a la evolución en la Unión Europea en relación con el saqueo de los recursos naturales del Sáhara Occidental por parte de Marruecos, el Frente Polisario celebra la sentencia del Tribunal de Justicia (TJCE) que anula el acuerdo comercial UE – Marruecos y los acuerdos agrícolas que no son de aplicación al Sahara occidental. Del mismo modo, el Frente Polisario da la bienvenida a la opinión legal del abogado general del Tribunal de Justicia que reafirmó que el Sahara Occidental no es parte de Marruecos y, en consecuencia, los acuerdos con Marruecos, que comprenden el Sahara Occidental no tiene legitimidad. En este sentido, el Frente POLISARIO pide a la UE a respetar las decisiones de sus propias instituciones, respetar el derecho internacional y dejar de ser cómplices de la ocupación del Sáhara Occidental por parte de Marruecos.

11. El pueblo saharaui han confiado plenamente la ONU durante más de 25 años y ha colaborado con los procesos de las Naciones Unidas con lealtad, paciencia, generosidad y flexibilidad, a pesar de todas las injusticias que siguen sufriendo por su agresor, Marruecos. El status quo es visto así como un fracaso de la ONU para mantener su promesa a la población del Sáhara Occidental de sostener un proceso de descolonización a través de un referéndum de autodeterminación. El mantenimiento del statu quo daría lugar a graves consecuencias para el pueblo saharaui, la región y el continente africano.

Uso de cookies

porunsaharalibre.org utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies