Demócratas portugueses exigen la liberación de los presos políticos de Gdeim Izik al SG de la ONU

En una carta dirigida al secretario general de la ONU, el Sr. António Guterres, decenas demócratas portugueses, entre los cuales se encuentran expresos, familiares y amigos de expresos políticos portugueses, apelan a la actuacion del SG para interceder ante el gobierno marroquí para la liberación de los presos políticos saharauis del grupo conocido como Gdeim Izik.

Según Carlos Costa esta carta es sólo el comienzo de una lucha que tendrá que seguir y no terminará el 23 de enero, fecha en la que estos presos volverán de nuevo a ser juzgados.

Carlos Costa fue el mismo preso político durante el régimen fascista en Portugal, pasó más de 15 años en prisión y formó parte del grupo de prisioneros que lograron escapar de la fortaleza de Peniche.

La presión internacional es esencial para que Marruecos libere este grupo y los demás presos políticos saharauis que se encuentran en detención arbitraria y víctimas del régimen de ocupación.

Carta enviada al Secretario General de la ONU:

A el Secretario General de la ONU,
Sr. Antonio Guterres

El próximo día 23 de enero de 2017 iran a juicio 24 saharauis defensores de los derechos humanos que fueron detenidos tras el brutal desmantelamiento del campamento de protesta de Gdeim Izik en noviembre de 2010, donde decenas de miles de hombres, mujeres y niños exigían sus derechos sociales, económica y el derecho a la libre determinación, de conformidad con las numerosas resoluciones de la ONU.

De los cientos de detenciones arbitrarias de saharauis siguen detenido un grupo de 21 presos políticos que, junto con 4 más fueron torturados durante meses, y que esperaron en prisión tres años antes de ser condenados en un tribunal militar en febrero de 2013, un juicio considerado nulo por la comunidad internacional que se basó únicamente en confesiones obtenidas mediante tortura extrema y en un tribunal extraterritorial, como lo demuestra el informe del grupo de trabajo para las detenciones arbitrarias de la ONU y más recientemente la decisión del Comité contra la tortura de la ONU, en diciembre de 2016.

El pasado 26 de diciembre los 24 saharauis fueron de nuevo a juicio en Salé, Rabat, 21 que están cumpliendo penas de 20 años a perpetúa, dos en libertad con la pena cumplida y uno en libertad condicional debido a su estado grave de salud.

En esta sesión los presos políticos se encontraban dentro de una jaula de cristal sin poder oir lo que estaba pasando y a pesar de tener todas las garantías exigidas por la legislación marroquí no les fue concedida la libertad condicional hasta la próxima sesión en enero de 2017.

Estos activista de los derechos humanos defienden de manera no violenta los derechos garantizados en la Carta de los Derechos Humanos de las Naciones Unidas.

Como ex preso político y junto con otros ciudadanos democráticos por este medio nos solidarizamos con el grupo de presos políticos de Gdeim Izik y hacemos un llamamiento para que se intervenga para la liberación inmediata de los presos políticos saharauis que solo podrían acusados de defender ideas e ideales que la Organización, que preside, defiende y promueve.

Con la certeza de que el Señor del Secretario General de la ONU, tome las medidas urgentes, que la reconocída la lucha por los derechos humanos del señor Antonio Guterres, considere justas.

Uso de cookies

porunsaharalibre.org utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies