Marruecos se ausenta del primer cara a cara con la República Saharaui en la Unión Africana

Por Jalil Mohamed / mundiario.com

Dos meses después de su incorporación a la Unión Africana y poniendo fin a 3 décadas de autoexilio, Marruecos rechaza la primera solicitud oficial por parte del Consejo de Paz y Seguridad para abordar los últimos acontecimientos en el Sahara Occidental.

En su primer examen ante la Unión Africana, organización a la que se unión el pasado mes de enero, el reino de Marruecos evadió la primera reunión convocada por el Consejo de Paz y Seguridad para abordar los últimos acontecimientos y crisis en el Sahara Occidental, país miembros de la organización y que parte de su territorio aún sigue bajo ocupación de su vecino del norte.

Presidido por Sudáfrica, el consejo de Paz y Seguridad de la Unión Africana convocó las partes en conflicto, la República Árabe Saharaui Democrática (RASD) y Marruecos, para exponer ante los 15 miembros del consejo la situación marcada por las crecientes tensiones a raíz de la violación del alto el fuego parte de  Marruecos en la región del Geurguerat, sur del Sahara Occidental.

La ausencia de Marruecos y la continuidad de la política de “silla vacía”  dan un giro de 180º al discurso conciliador de Mohamed VI en la clausura de la 28 cumbre de jefes de Estado y de Gobierno de la Unión Africana. Desvelando de esta forma algunas de las incógnitas que han acompañado la incorporación marroquí al organización aceptando sin condiciones el acta constitutiva y el reconocimiento al estado Saharaui.

Algunos miembros del consejo  no tardaron en mostrar su asombro ante la ausencia del reino de Marruecos y la falta de respuesta ante la invitación formulada para tomar parte en los trabajos de la comisión más importantes de la Unión Africana. Para otros significó una clara contradicción a las intenciones mostradas por Marruecos durante la pasada cumbre, en la que el rey Alauí expreso las intenciones de su país a trabajar y cooperar con la unión africana para garantizar la paz y la estabilidad en el continente.

Por su parte, la delegación saharaui estuvo representada por el canciller, Mohamed Salem Salek, y el ministro delegado para África, Jalil Hamdi Mayar, y llamaron a seguir intensificando las labores para obligar a Marruecos a cumplir con sus compromisos internacionales y poner fin a su ocupación al Sahara Occidental, además  poner en prácticas sanciones contra la parte que obstaculiza el proceso de paz auspiciado por  Naciones Unidas y la Unión Africana.

El Consejo de Paz y Seguridad finalizó su sesión de trabajo condenando las continuas violaciones de derechos humanos por parte de Marruecos en las zonas ocupadas del Sahara occidental y haciendo especial referencia a los 25 presos políticos del grupo de Gdeim Ezik, condenaos a penas ilegales que oscilante ente la cadena perpetua y los 20 años de prisión.

Por otra parte, la Unión Africana llamó al consejo de seguridad a completar el contingente de la misión de Naciones Unidas para el referéndum en el Sahara Occidental (MINURSO) y renovar su mandato ampliando sus competencias para que pueda velar por los derechos humanos del pueblo saharaui.

Uso de cookies

porunsaharalibre.org utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies