Entrevista a Ana Miranda, portavoz del BNG en Europa, observadora internacional en el juicio de Gdeim Izik

Ana MirandaEntrevista realizada por porunsaharalibre.org (PUSL) a Ana Miranda, portavoz del Bloque Nacionalista Galego en Europa y miembro del Partido Alianza Libre Europea, con motivo de su participación como observadora internacional en el juicio a los presos políticos saharauis del Grupo de Gdeim Izik.

PUSL – El pasado 26 de diciembre de 2016 se iniciaba, esta vez en un tribunal civil en Sale – Rabat, el juicio a los presos políticos saharauis del grupo de Gdeim Izik. El próximo lunes día 5 de junio, y después de las sesiones de diciembre, enero, marzo y mayo, se reanudará, esta vez, sin la presencia de los abogados de la defensa, que ante los sucesivos atropellos a la ley han decidido retirarse del proceso. No obstante, el tribunal ha nombrado nuevos abogados de oficio con los que seguirán el juicio sin haber tenido ningún contacto con sus “clientes”. ¿Cómo evalúa esta situación? ¿Qué puede hacer Ana Miranda como Portavoz del BNG en Europa y qué espera de su presencia en el proceso como observadora? ¿Qué puede hacer la Alianza Libre Europea?

Ana Miranda – Estamos ante un juicio político contra el Pueblo Saharaui. Esto no es un juicio ordinario como está informando Marruecos, sino un juicio de tipo político contra los defensores y activistas del derecho de libre determinación del Sahara Occidental. Este montaje ha sido programado para reprimir y la sombra del conflicto planea sobre toda esta manipulación organizada. Desde la detención sin pruebas, las torturas y abusos a los presos políticos encausados, hasta este momento de un juicio farsa, nos encontramos con un nuevo episodio de la política colonial del Reino de Marruecos hacia el Pueblo Saharaui con el fin de dar un a nueva lección de arbitrariedad que vulnera la legalidad internacional respecto al Sahara Occidental. El ataque a la dignidad del grupo de presos, primero con el traslado de El Aaiún a Rabat,  que vulneró ya en un primer momento la sede de enjuiciamiento, al ser juzgados fuera del Sahara Occidental y por un tribunal militar y en segundo lugar por ser un juicio montado para minusvalorar la condición de defensores saharauis, con torturas ya denunciadas y abusos manifiestos, con declaraciones prefabricadas y falsificadas, con una falta de equidad ácida por parte del Juez, con total falta de respeto de los derechos fundamentales de los 24 valientes presos que lo único que hicieron era estar en el campamento de la Dignidad denunciando las discriminación de su Pueblo y defendiendo sus derechos sociales, económicos, políticos y culturales. De allí fueron deshauciados en un plan prefabricado para inculparlos sin pruebas, empezando el calvario que viven desde hace 7 años.

Asisto al juicio en representación del partido político europeo Alianza Libre Europea (ALE), partido que defiende la autodeteminación de los Pueblos y que desde las diversas naciones europeas pero también desde el Parlamento Europeo, luchamos incesantemente por los Pueblos Oprimidos, como el Pueblo Saharaui, con numerosas acciones, iniciativas, denuncias y visitas, con una relación estrecha con el Frente Polisario y el reconocimiento unánime de nuestros miembros de la RASD. Formamos parte del Integrupo europeo, somos observadores del Eucoco, estamos con seguimiento total de los tratados bilaterales UE-Marruecos defendiendo que se preserve la situación del Sahara Occidental y por supuesto con una mirada atenta a la vulneración constante de los derechos fundamentales, que por desgracia, es la tónica. Tiene el Pueblo Saharaui un aliado en los eurodiputados y eurodiputadas de la ALE y en los partidos que lo integran. También como BNG, nuestro compromiso con las y los saharauis es estrecho, tanto como con la Delegación Saharaui en Galiza como con Sogaps, en el apoyo desde las instituciones donde gobernamos, en el Intergrupo del Parlamento Galego.

Como eurodiputada en el periodo 2012-2013 me tocó vivir la negociación del acuerdo bilateral UE-Marruecos en agricultura y pesca y creo que hemos conseguido muchos logros, por la persistencia de una pluralidad de voces comprometidas en la Eurocámara y en nuestros Pueblos, pidiendo la exclusión de los acuerdos en esas y otras áreas al Sahara Occidental, para evitar esta continua expoliación de recursos por parte de Marruecos, con la complicidad de varios estados miembros de la UE, incluidos España, que ha jugado un papel vergonzoso.

Asistir a esta juicio es prueba de ese compromiso de la ALE que incluso en su última asamblea general aprobó una resolución de apoyo a los presos de este juicio farsa. Como galega, hemos visto el destierro de una parte de nuestro Pueblo y sabemos su dureza. Pero como miembro de una organización política comprometida hasta la médula con el Sahara Occidental, me siento orgullosa de haber venido como observadora para contarle al mundo lo visto. De eso hablaremos al acabar la audiencia que se avecina como una farsa en tres dimensiones, la política, la judicial y la mediática. 

PUSL – En el seno del Parlamento Europeo son numerosas las iniciativas realizadas, tanto por el Intergrupo Amigos del Sahara como por diferentes Eurodiputados, realizadas a Federica Mogherini, a la  Subcomisión de Derechos Humanos (DROI) del Parlamento Europeo y a los diferentes organismos y mecanismos existentes, sobre las violaciones de derechos humanos y la ilegal ocupación del Sahara Occidental por parte de Marruecos. Estas preguntas son contestadas con respuestas tipo, siempre remitiendo que están en contacto con la CNDH (Consejo Nacional de Derechos Humanos), organismo creado y bajo el control del gobierno marroquí, cuando existen varias asociaciones de derechos humanos saharauis con las que deberían ponerse en contacto. ¿Qué nos puede decir en este sentido sobre las diferentes preguntas en las usted ha participado y que respuesta a obtenido por parte de las Instituciones Europeas?

Ana Miranda – Efectivamente y así lo he vivido, es una “huida diplomática para esquivar quedar mal con Marruecos por parte de la UE”, pues en las numerosas preguntas parlamentarias que hemos hecho desde la ALE y con otros grupos, siempre se esquiva la claridad y hay una falta de valentía que incluso es más tímida que las resoluciones de la ONU. No comprendo el miedo comunitario a Marruecos, aunque confieso que he sufrido el acoso marroquí en el momento de presentar Resoluciones, desplegando su lobby agresivo con la complicidad de eurodiputados vendidos con nombre y apellidos a los favores del Monarca y su colonialismo. El Delegado del Frente Polisario en Bruselas, el gran Mohamed Sidati es una persona muy reconocida y respetada por nosotros con la que trabajamos constantemente. La Comisión Europea y el Consejo responden a nuestras preguntas con respuestas condicionadas por el miedo. Por suerte,  el tiempo nos está dando la razón a la incansable lucha de este Pueblo hermano y los servicios jurídicos del Parlamento Europeo han sido clave para la exclusión del capítulo de pesca y posteriormente el Tribunal de Justicia Europeo de Luxemburgo. Pero también hay que denunciar la actitud de muchos grupos, que cuando se votan las resoluciones en el Pleno, dicen una cosa en el Estado español y hacen otra en Bruselas, me acuerdo perfectamente, por ejemplo, del cambio de la delegación socialista española cuando Aminetou Haidar estaba retenida, a la que también fuimos a ver a Lanzarote.

PUSL – La Unión Europea ha dado varios millones de euros a Marruecos para mejorar la situación de los derechos humanos, su sistema judicial y policial. Estamos ante un estado que utiliza la tortura de forma sistemática. ¿Qué mecanismo se pueden y deben accionar desde la Unión Europea para constatar cuál es fin de estas ayudas enviadas por la Unión Europea y que no son aplicadas de una forma correcta?

Ana Miranda – Hemos denunciado una y otra vez esta cooperación. A la Unión Europea le interesa la externacionalización de sus fronteras para librarse del problema migratorio y pagar para que Marruecos haga contención de los flujos migratorios. Ese es el verdadero sentido de esa cooperación. Denunciamos y lo estamos viviendo en el juicio al grupo Gdeim Izik como muestra, que Marruecos vulnera el Convenio de la ONU contra la tortura, no respeta las garantías procesales ni los derechos fundamentales. Estamos pagando a un Estado represor con nuestros impuestos europeos. Y basta ya, basta ya de pagar para reprimir a un Pueblo que ya ha sufrido demasiado, robándole, dejándolo abandonado. Por eso desde la ALE y desde el Intergrupo, hemos pedido que se paralice esa cooperación mientras no se cumpla con todas las garantías, porque sino, no sólo estamos engañando al Pueblo Saharaui y vulnerando el Derecho Internacional sino a nuestros propios Pueblos.

PUSL – El 21 de diciembre de 2016 una sentencia del Tribunal de Justicia Europeo, constataba que el territorio del Sáhara Occidental no es parte de Marruecos y que ningún acuerdo comercial entre la UE y el Reino Alauita es aplicable sobre este territorio. Estos días la Comisión Europea está tratando de encontrar una solución jurídica que facilite la inclusión del Sahara Occidental en el acuerdo comercial entre la UE y Marruecos y así poder seguir expoliando sus riquezas. ¿Que le parece estás maniobras para eludir esta sentencia y que puede hacer su grupo al respecto?

Ana Miranda – Un fraude que no vamos a permitir. El Tribunal de Justicia Europea fue firme. El Parlamento Europeo a través de su servicio jurídico también. El Sahara Occidental debe ser incluido de estos acuerdos bilaterales. La única solución es que la Unión Europea tenga la valentía democrática  de reconocer a la RASD como interlocutor y negociar directamente la explotación de sus recursos marítimos terrestres, que ya bastante han sido robados. Se ha desterrado, confinado, expoliado, robado y cercado en su propia tierra a todo un Pueblo, con la complicidad de varios estados europeos así que es tiempo de un giro, avalado con la sentencia europea, con la última decisión sobre las exclusión de las energías renovables, de hacer una rotación política de avalar y consentir el colonialismo hacia un estatus de reconocimiento, libertad y respeto de la legalidad internacional, traducido, de avalar un régimen dictatorial y respetar a un Pueblo que lucha por recuperar lo suyo.

PUSL – Y ya por último agradeceríamos no dijese cual es la posición de su grupo con referencia a este conflicto y que acciones pueden llevar a cabo para hacer más visible todos los atropellos y violaciones con las que diariamente Marruecos viene sometiendo al pueblo saharaui.

Ana Miranda – Tanto la ALE como el BNG y otros grupos nacionalistas que la integran en el Estado español, pero también en Europa, somos firmes y comprometidos con el legítimo derecho de que se respete en el conflicto al Sahara Occidental. Como internacionalistas, la defensa de este Pueblo es parte también de nuestra política, solidaria y activa con nuestra voz y voto. Estamos en un conflicto desigual, entre un gigante que avalan potencias interesadas en explotar recursos halieúticos, minerales y de biodiversidad y un Pueblo que se mantiene en su lucha por la legitimidad de su reinvindicación. Mientras que Marruecos tiene que construir discurso para autojustificar la represión e inventar juicios, el Pueblo Saharaui resiste, se mantiene en su convicción de ser libre. Y nosotros, desde las naciones sin estado y Pueblos de Europa estamos de ese lado, en las calles, en los campamentos, en las asociaciones de apoyo, en los Parlamentos e instituciones. Nos han dado una lección al Mundo las y los saharauis, la resistencia pacífica, la coherencia, la persistencia, la firmeza y la convicción de que un día serán Libres. Y nosotros estaremos acompañándolos.

Uso de cookies

porunsaharalibre.org utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies