Huelga de hambre de los presos políticos saharauis – Las familias advierten de la alarmante situación

En un comunicado de prensa publicado ayer, el Comité de familias del grupo Gdeim Izik alertó sobre la situación de salud de algunos de los presos políticos que están en huelga de hambre. Desde la separación de los 19 activistas y presos políticos saharauis del grupo Gdeim Izik el 16 de septiembre, estos fueron víctimas de maltrato, acoso, discriminación y otras formas de presión, incluyendo negligencia médica.

Debido a esta situación, algunos de los presos políticos de este grupo, que están en 7 prisiones diferentes en el reino marroquí, entraron en huelga de hambre.

Los funcionarios de prisión, con el consentimiento de la administración de las diferentes cárceles, insultan sistemáticamente a este grupo de activistas saharauis. Los prisioneros marroquíes condenados por delitos comunes están autorizados a perseguirlos y amenazarlos.

En la cárcel de Tifelt 2, Cheik Banga, El Bachir Khadda y Hassan Dah, iniciaron una huelga de hambre desde su traslado el 16/09/2017. Ellos tienen una situación de salud debilitada y tienen dificultades para mantenerse de pie y hablar.

Lamine Haddi, inició una huelga de hambre abierta también el 16/09/2017. Haddi sufre de presión alta, dolor de estómago agudo y dificultad para moverse.

Brahim Ismaïili, inició una huelga de hambre abierta también en 16/09/2017, y está muy debilitado.

El director de la prisión de Tifelt amenazó a los prisioneros de muerte antes mencionados y se negó a negociar con ellos. El director de la prisión llegó hasta el punto de amenazar a Hassan Dah diciendo “vivo o muerto, no eres nada” … algunos días después de tu muerte, nadie se acordará de ti.

En la cárcel de Tifelt 2, Abdallah Toubali, que hizo una huelga de hambre de advertencia la semana anterior, es continuamente sometida a acoso y provocaciones por los detenidos de delito común. Hace unos días que no tiene salida al patio y no recibe comidas calientes, siendo forzado a comer sólo alimentos enlatados fríos.

Mohamed Khouna Babeit fue acosado por los guardias de la prisión. No puede tener sus mantas y ropa.

El tercer grupo que actualmente está en la cárcel de Ait Melloul recibe el mismo trato. Sidahmed Lemjeyid, inició una huelga de hambre abierta también el 16/09/2017. Lemjeiyd tiene problemas pulmonares, alergias y pies hinchados. La administración de la prisión no dialogó con él hasta ahora y la petición de visita de su familia fue rechazada.

Mohamed Bani realizó una huelga de hambre de advertencia después de que la administración de la prisión se negó a proporcionarle tratamiento médico y ropa. Ayer, 25 de septiembre, entró en huelga de hambre abierta.

Mohamed Embarek Lefkir, no tiene ropa ni mantas.

El grupo detenido en la prisión central de Kenitra realizó una huelga de hambre de alerta de 48h.

Mohamed Bourial, Ahmed Sbaai, Mohamed Bachir Boutanguiza, Abdallahi Abbahah, Abdallah Lakhfawni y Houcein Zawi protestaron y advirtieron con esta protesta contra los malos tratos que recibieron.

Abdel Jalil Laaroussi, fue trasladado a la prisión de Okasha, aislado del resto del grupo. Laroussi fue colocado en aislamiento y fue sometido al mismo acoso que el resto del grupo en las otras prisiones.

El comunicado de prensa del Comité de las familias de los prisioneros Gdeim Izik es alarmante y muestra que las autoridades marroquíes están incumpliendo las condiciones mínimas estandard para prisioneros estipulados por las Naciones Unidas.

Uso de cookies

porunsaharalibre.org utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies