Informe 2017/18 de Amnistía Internacional Marruecos / Sáhara Occidental

El informe anual de Amnistía Internacional publicado esta semana que enumera todos los países y analiza el estado de los derechos humanos en cada uno de ellos, se refiere nuevamente a Marruecos / Sáhara Occidental e incluye los campos de refugiados ubicados cerca de Tinduf, en territorio argelino, en el mismo punto.

El punto referente a Palestina viene bajo la designación Israel y territorios ocupados de Palestina.

Sería deseable que en el próximo informe AI utilizara el mismo criterio, como ya hemos expresado en porunsaharalibre.org.

En pocos párrafos el informe alerta sobre el uso excesivo e innecesario de la fuerza en el desmantelamiento de protestas pacíficas y manifestaciones en el Sáhara Occidental, en las distintas ciudades “especialmente contra aquellos que reclamaron la autodeterminación del territorio y la libertad de los prisioneros saharauis”.

También se refiere a la detención de activistas saharauis, con procesos injustos que se basan en declaraciones falsas de la policía y la práctica de la tortura, que según AI no es investigada.

Detalla también el caso de Gedeim Izik, desde el inicio en 2010 hasta el segundo juicio en 2017. AI clasifica el juicio militar de 2013 -que fue posteriormente anulado- de “manifiestamente injusto”

Sobre el juicio 2017 en el tribunal civil marroquí la ONG dice que se impuso a los 23 activistas saharauis de Gdeim Izik “sentencias severas, en algunos casos de cadena perpetua”, pero sin “investigar debidamente las alegaciones de que fueron torturadas bajo custodia”, ni excluir como prueba la “información supuestamente obtenida a través de la tortura.”

Continúa diciendo “A partir de septiembre, al menos 10 de los 19 activistas saharauis que permanecieron presos hicieron una huelga de hambre contra las condiciones de prisión después de ser separados en diferentes prisiones en Marruecos “.

Amnistía Internacional concluye que:

– “Hubo alegaciones de torturas e otros malos tratos bajo custodia policial, tanto en Marruecos como en el Sahara Occidental. Las autoridades judiciales no investigaron adecuadamente o exigieron responsabilidades a los responsables. Las autoridades mantuvieron a varias personas en confinamiento solitario por períodos prolongados, lo que constituyó una tortura y otros malos tratos”

– “Las autoridades no tomaron ninguna medida para hacer frente a la impunidad de violaciones graves de derechos, como tortura, desapariciones forzadas y ejecuciones extrajudiciales, cometidas sistemáticamente en Marruecos y en el Sáhara Occidental entre 1956 y 1999, a pesar de las recomendaciones de la Comisión de Equidad y Reconciliación, un órgano de justicia de transición “.

Amnistía Internacional, recuerda que el Consejo de Seguridad de la ONU prorrogó por un año más el mandato de la Misión para el Referéndum en el Sáhara Occidental (MINURSO) “sin incluir la observación de la situación de los derechos humanos”, termina con una alusión al Frente Polisario , movimiento de liberación saharaui, que dice que “continua sin exigir la responsabilidad de los perpetradores de abusos de los derechos humanos cometidos en campos de refugiados bajo su control en las decadas de los 70 y 80”.

Los comentarios están cerrados.

Uso de cookies

porunsaharalibre.org utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies