El exdirector del ACNUR, Werner Blatter, critica la celebración del foro de Crans Montana en Dajla

letemps.ch.– OPINIÓN. Organizar un foro Sur-Sur en una disputada ciudad del Sáhara Occidental y boicoteado por la Unión Africana es un error para el Foro de Crans Montana, afirma el ex director del ACNUR, Werner Blatter.

El Foro Crans Montana es una organización internacional no gubernamental con sede en Mónaco. Su lema: “Entre el cantón de Valais y el Principado de Mónaco: abordar los nuevos desafíos del mundo”. El Foro “trabaja para construir un mundo más humano y promueve la cooperación internacional y el crecimiento global”.

Desde 1986, el “Forum Crans Montana” organiza reuniones y foros en diferentes ciudades, incluidas Bruselas, Crans-Montana, Ginebra, Viena, Barcelona, Sarajevo, Casablanca, Bakú, Tirana. Del 15 al 20 de marzo de este año, el Foro de Crans Montana organiza por cuarto año consecutivo una reunión en Dajla bajo el apatrocinio del rey Mohammed VI de Marruecos. El tema central de este foro es África y la cooperación Sur-Sur. Pero resulta que Dajla no está en Marruecos, sino en el Sáhara Occidental, es decir, en la zona ocupada por Marruecos.

Como recordatorio, el Sáhara Occidental fue hasta 1975 una colonia española. Antes de que la cuestión de la descolonización de estos territorios pudiera resolverse mediante un referéndum de autodeterminación, Marruecos organizó la Marcha Verde y desde entonces ocupa este territorio. A pesar de esta ocupación, el Sáhara Occidental todavía figura en la lista de territorios no autónomos de las Naciones Unidas hasta la fecha; por lo tanto, según la ONU, un territorio no descolonizado.

Además, en 1991, se desplegó el Minurso (Misión de las Naciones Unidas para el referéndum en el Sáhara Occidental) para supervisar el alto el fuego y celebrar un referéndum para Sáhara Occidental, con derecho a voto, para decidir el estado del Sáhara Occidental. Hasta la fecha, el referéndum aún no se ha organizado y el mandato del Minurso debe renovarse anualmente por el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas.

Territorios saharauis ocupados

Fuera de la ciudad de Dakhla en la zona ocupada, hay otra “ciudad” Dajla, esta vez en principio de carácter temporal, porque es el nombre de uno de los campamentos de refugiados saharauis en la región de Tinduf en Argelia. Estos campamentos fueron concebidos como temporales en los años setenta; durante más de cuarenta años, unos 100.000 refugiados han estado viviendo allí, esperando regresar a sus pueblos y ciudades en el Sáhara Occidental después del referéndum. Las condiciones en los campamentos son extremas y los refugiados apenas reciben lo mínimo necesario para sobrevivir. Esta es una crisis humanitaria permanente, pero esta crisis es cada vez más ignorada por la comunidad internacional. En otras palabras, los refugiados saharauis son parte del fenómeno de los refugiados olvidados.

Organizar este foro en una ciudad que de jure no pertenece al país anfitrión plantea un problema serio

Volviendo al foro del próximo mes, solo podemos felicitar a los organizadores por promover el diálogo Sur-Sur y encontrar soluciones a los múltiples desafíos a los que se enfrenta África, al tiempo que se crean nuevas oportunidades para aumentar el comercio y los intercambios económicos en Africa. Sin embargo, organizar este foro en una ciudad que no pertenece al país anfitrión plantea un grave problema: el Consejo de Paz y Seguridad de la Unión Africana (UA), después de su 30ª cumbre, celebrada en Addis Abeba en enero de 2018, pidió a todos sus Estados miembros, organizaciones de la sociedad civil africana y otras partes interesadas que boicotearan la próxima edición del Foro de Crans Montana en Dajla, en los territorios saharauis ocupados .

Obteniendo la aprobación de la Unión Africana

En cuanto a la organización Foro Crans Montana, la institución panafricana le pidió que “deje de organizar reuniones en Dajla”. Es más que desafortunado que una reunión internacional de esta magnitud y con un tema tan importante se vea comprometida por un llamado a un boicot por parte de la Unión Africana. Marruecos tiene ciudades muy hermosas, todas con una excelente infraestructura para organizar una conferencia internacional.

Con el fin de obtener el aval y el apoyo de la Unión Africana y garantizar así la participación de alto nivel de los países africanos y europeos, el Foro de Crans Montana debe revisar su copia y organizar en el futuro el foro sobre Cooperación Sur-Sur en una ciudad marroquí o, si eso no fuera posible, organizarla en otro país.

Uso de cookies

porunsaharalibre.org utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies