No es posible una solución al conflicto saharaui que no tenga en cuenta el ejercicio del derecho a la libre determinación

DSC_0519Bumerdès, 03/07/14 (SPS)

La comunidad internacional está convencida  de la imposibilidad de resolver el problema del Sáhara Occidental, sin el respeto al “legítimo derecho  del  pueblo saharaui a la autodeterminación”, aseguró hoy  domingo en Boumerdes el  miembro del Secretariado Nacional y responsable de la Central de la orientación política, Salem Lebsir.
 
“Los planes del régimen marroquí y  sus  enfoques de soluciones fuera de la autodeterminación han fracasado”, como  han fallido “sus intentos de ocupación militar por la fuerza, la guerra de exterminio, y las maniobras diplomáticas,” dijo Salem  Lebsir en su discurso  de inauguración de  la Universidad de los cuadros del Frente Polisario y la República Árabe saharaui Democrática (RASD).
 
Asimismo, señaló, que el  régimen marroquí no muestra voluntad polìtica para retomar negociaciones, rechaza las  “visitas del Enviado Especial del Secretario General de la ONU”. 

“Hoy en día, la ONU dejó claro que ya no es posible aceptar el  actual status quo, y que debemos avanzar hacia una solución justa respetando la voluntad del pueblo saharaui”, subrayó el responsable saharaui que indicó  que el Secretario general de la ONU, ha señalado el  mes abril  del 2015 como fecha límite para una decisión del Consejo de Seguridad, si “no se observa ningún progreso.”
 
El responsable saharaui  ha indicado que tales  hechos  ponen al   régimen de ocupación marroquí en  estado de aislamiento internacional y su situación es crítica a   la vista de las posiciones de apoyo y respaldo  al   pueblo saharaui expresadas  por  diferentes organismos y foros internacionales, la última de las cuales fue el nombramiento por parte de  la Unión Africana  del enviado especial para el  Sahara Occidental.
 
La organización de esta universidad de verano en territorio argelino “fortalece y consolida  las relaciones fraternales que nos unen con Argelia”, dijo, y agregó que es  un “modelo de cooperación y complementariedad para  los pueblos de   la región, al tiempo que proporciona una oportunidad para la adquisición y  el enriquecimiento de la  experiencias y conocimientos para los cuadros saharauis.
 
Cabría  recordar que a esta edición toman parte  unos 400 participantes  procedentes de los campamentos de  refugiados saharauis  y una delegación de70 activistas saharauis procedente de las zonas ocupadas(SPS)