23 años de la MINURSO: una falsa paz

011

Fuente: Voz Sahara Occidental en Argentina

Campamentos de refugiados saharauis, 06/09/14 (VSOA).- La Asociación de Familiares de Presos y Desaparecidos Saharauis (AFAPREDESA), ha emitido un comunicado con motivo del 23º aniversario de instalación de la Misión de Naciones Unidas para el Referéndum en el Sahara Occidental (MINURSO).

El documento recibido en la redacción de Voz del Sahara Occidental en Argentina, lleva como título 23 años de la Misión de Naciones Unidas para el Referéndum en el Sáhara Occidental (MINURSO), una “falsa” paz.

El texto -firmado por el presidente de AFAPREDESA, Abdeslam Omar Lahsen- indica que “Hoy, 6 septiembre de 2014, se cumplen 23 años desde que las Naciones Unidas instaurasen el alto el fuego en el Sahara Occidental en virtud de la resolución 690 (1991) del Consejo de Seguridad de la ONU. En aquel remoto día del 6 de septiembre de 1991, se instaló la Misión de Naciones Unidas para el Referéndum del Sáhara Occidental (MINURSO)  para aplicar el plan de Arreglo de Naciones Unidas y de la Unión Africana. Previsto, inicialmente, para enero de 1992, tenía como objetivo principal la celebración del Referéndum de Autodeterminación para la última zona colonial de África”.

“23 años después, no solamente no se ha realizado, sino que la intransigencia del Reino de Marruecos sigue impidiendo que se fije una fecha para el mismo”, sostiene el comunicado enviado a VSOA, destacando que “En los últimos años, la política de obstrucción de Marruecos ha alcanzado límites inquietantes:

–          Tentativa de vetar al Sr. Christopher Ross, enviado personal del Secretario General de la ONU, impidiendo que realice su trabajo de mediación para conseguir una solución pacifica.

–           Ataque frontal injustificado al Secretario General de la ONU a raíz de su último informe sobre el Sáhara Occidental en el que ha dejado claro que el statu quo no puede perdurar indefinidamente.

–          Veto la Señora Kim Buldoc, recientemente nombrada Representante Especial del Secretariado General para el Sáhara Occidental, motivo por el que no ha podido hasta la fecha tomar  puesto.

–          Limitación de movimiento de la MINURSO y su interactuación con la población saharaui.

Unido a ello, en estos 23 años, las fuerzas marroquíes se han empeñado, y aún siguen haciéndolo, en perpetuar impunemente las graves violaciones de derechos humanos en los territorios ocupados del Sáhara Occidental. De hecho, Marruecos continúa torturando y maltratando a los civiles saharauis, tanto en las numerosas cárceles como durante las manifestaciones pacíficas que reclaman la libertad:

–          Desde mayo de 2013 hasta la fecha, 8 detenidos saharauis perecieron a causa de la tortura y malos tratos en una sola cárcel: la siniestra mazmorra de Ait Melloul (sur de Marruecos).

–          Todos los presos políticos sufrieron tortura y malos tratos y fueron obligados a firmar falsas declaraciones, inclusive destacados defensores de derechos humanos conocidos mundialmente por su activismo pacifico. Llama la atención muy particularmente el caso emblemático de los 21 civiles condenados por un tribunal militar, en violación flagrante de la propia constitución marroquí por lo ocurrido en el desmantelamiento del campamento de Gdeim Izik.

–          Se han registrado más de 200 casos de tortura y malos tratos durante las manifestaciones en lo que va de año.

Marruecos aún mantiene en silencio el paradero de los más de 400 casos de desaparecidos saharauis, pese haber reconocido su implicación en su asesinato en diciembre de 2010.

Marruecos continúa prohibiendo la existencia oficial de las organizaciones saharauis de derechos humanos en las zonas ocupadas del Sáhara Occidental, lo que supone una violación flagrante del derecho a la libertad de expresión y de asociación.

Marruecos impide la entrada libre a los territorios ocupados de los observadores y la prensa internacional para impedir así que den su testimonio de la gravedad de la situación que padece el pueblo saharaui allí residente. En los que va de este año, 43 delegados extranjeros fueron expulsados del Sáhara Occidental.

Marruecos mantiene y refuerza el muro de ocupación que separa las zonas ocupadas de los territorios liberados de la RASD que constituye un crimen contra la humanidad por atentar contra la vida de cientos de saharauis civiles.

Marruecos es culpable de la muerte de decenas de saharauis asesinados durante las manifestaciones pacíficas.

Marruecos persiste en su explotación de los recursos naturales en flagrante violación del Derecho Internacional vigente.

Ante tal grave situación, la Asociación de Familiares de Presos y Desaparecidos Saharauis (AFAPREDESA) y el Grupo No Violencia Activa (NOVA) llaman la atención de la Comunidad  Internacional por el constante desafío de Marruecos a la legalidad internacional y las graves consecuencias que esto tiene sobre la estabilidad de la región.

AFAPREDESA y Nova exigen la celebración de un referéndum de autodeterminación del pueblo saharaui amparándose para ello en la propia carta de Naciones Unidas, la resolución 1514 (XV) de la ONU, por  el pacto internacional de derechos civiles y políticos  y el Pacto Internacional de los Derechos Sociales, Económicos y Culturales.

AFAPREDESA y NOVA, aprovechan igualmente, para rendir un homenaje al personal de la MINURSO, muy particularmente aquellas personas que se han implicado en la defensa de los derechos humanos, y reclaman que la comunidad internacional y el Consejo de Seguridad le dote de las prerrogativas pertinentes para cumplir con su misión. AFAPREDESA siguen reclamando la ampliación de su mandato a los derechos para que la MINURSO se adapte y vaya en consonancia con la doctrina vigente de Naciones Unidas en las misiones de Paz en el mundo.

AFAPREDESA y NOVA exigen de la potencia administradora de iure, España, cumplir sus responsabilidades que le incumplen en defensa de los derechos de la población saharaui hasta la celebración del Referéndum autodeterminación  en el Sahara Occidental. En este sentido, el gobierno español está llamado a tomar las pertinentes medidas diplomáticas, económicas e institucionales para el cumplimiento de la legalidad internacional en el Sáhara Occidental, y así poner fin a las graves violaciones de derechos y cese inmediato de la explotación de los recursos naturales, propiedad exclusiva del pueblo saharaui.

AFAPREDESA y NOVA piden encarecidamente al gobierno francés apoyar la defensa de los derechos humanos en el Sáhara Occidental y cesar cualquier apoyo bélico al Reino de Marruecos mientras se mantiene la ocupación del Sáhara Occidental.

AFAPREDESA y NOVA piden a Estados Unidades que cumpla sus compromisos adquiridos en la defensa de los derechos, solemnemente anunciados en la declaración conjunta Barrack Obama y el Rey de Marruecos, donde reafirmaron su compromiso compartido con la mejora de las vidas de la población del Sáhara Occidental y acordaron trabajar conjuntamente para proteger y promocionar los derechos humanos en el territorio.

AFAPREDESA y NOVA exigen al Reino de Marruecos la liberación inmediata e incondicional de todos los presos políticos, el esclarecimiento del paradero de los más de 400 desaparecidos saharauis y poner fin a las graves violaciones de derechos humanos que se cometen a diario en el Sáhara Occidental”.