Marruecos convierte a las zonas ocupadas en una gran prisión a pesar de la presencia de la ONU

DSC_0332Auserd (campamentos de refugiados), 11/09/2014 (SPS)

El Presidente de la República y Secretario General del Frente POLISARIO, Mohamed Abdelaziz, destacó este miércoles que la ocupación marroquí ha transformado a las zonas ocupadas del Sáhara Occidental en una gran prisión a pesar de la presencia de la bandera de las Naciones Unidas.

En su intervención en la conferencia nacional de los cuadros saharauis en la wilaya de Auserd, el Presidente de la República calificó el rechazo de Marruecos a la vigilancia de los derechos humanos en el siglo 21 de una “loca aventura”.

En este sentido, indicó que la expulsión de los observadores y las organizaciones de derechos humanos internacionales por la ocupación marroquí y su negativa a cooperar con el enviado personal del Secretario de la ONU para el Sáhara Occidental, Christopher Ross, son muestra de ello.

La ocupación marroquí está en una “confrontación real” con la Unión Africana (UA) desde 1983 después de la admisión de la República Saharaui y ahora se niega a colaborar con el enviado de la ONU, así como ejerce un bloqueo sobre los territorios ocupados y expulsa a observadores internacionales independientes, indicó el Presidente Mohamed Abdelaziz.

“El Frente POLISARIO ha puesto a Marruecos en un conflicto con la ONU, la UA y los observadores internacionales”, agregó.
Marruecos ha expulsado desde abril pasado a más de 40 observadores y periodistas entre ellos políticos y activistas de derechos humanos de España, Francia, Canadá, Italia y Noruega.

Ayúdanos a difundir >>>