LA COSCAPS RECHAZA CONTUNDENTEMENTE Y CONDENA ENÉRGICAMENTE LAS DECLARACIONES MANIFESTADAS POR RAFAEL CATALÁ MINISTRO DE JUSTICIA ESPAÑOL

CODLa Coordinadora Sindical Canaria de Apoyo al Pueblo Saharaui (COSCAPS), integrada por AISOC (Comunidad Saharaui en Gran Canaria) y los sindicatos CCOO, UGT, IC, CO.BAS-Canarias, CSC, EA-Canarias, Sitocan, Sindicato de Elevación y SOPC, manifiesta su rechazo a las declaraciones adoptada por el Ministro de Justicia de España,

NOTA DE PRENSA

Durante su reciente visita a Canarias, el pasado 15 de diciembre 2014, el Ministro de Justicia español, Rafael Catalá con motivo del encuentro sobre seguridad  jurídica España- Marruecos, ha declarado a un grupo de periodistas“ que hasta donde yo sé, las prospecciones petrolíferas autorizadas por Marruecos en aguas del Sahara Occidental se efectúan dentro del respeto más absoluto al derecho internacional, de sus competencias y de su ámbito territorial y son conformes al derecho internacional“. Estas declaraciones son una verdadera infamia desde su principio a fin.  El eufemismo con la que empiezan muestra la ambigüedad de este responsable del ejecutivo español  porque cuando no se está seguro o no se tiene certeza de algo es más sabio no hablar. Pero esa simulada ambigüedad se disipa en la siguiente frase y allí es donde se hace más evidente la falta a la verdad porque si las aguas- y este es el caso- son del Sáhara Occidental, Marruecos no puede autorizar ningún tipo de actividad sean prospecciones u otra cualquier explotación del índole que sea, ya que el territorio del Sahara Occidental no entra en sus competencias de ninguno de los modos, ni  en su ámbito territorial y el derecho internacional es nítidamente claro al respecto.

Marruecos desde todas las perspectivas y sobre todo desde el aspecto del derecho internacional es una régimen agresor y ocupante de un territorio pendiente de descolonización. Dicho territorio, el Sáhara Occidental, y desde la óptica de la legalidad internacional, la potencia administradora de IURE es el Reino de España, cuyo actual responsable-nada más y nada menos- que de Justicia comete el flagrante error de saltarse todas las normas del derecho internacional, ofende al sentir general de los españoles, atropella el derecho del pueblo saharaui y desatiende la responsabilidad de España con respecto al Sáhara español.

Por ello, la Coordinadora Sindical Canaria de Apoyo al Pueblo Saharaui (COSCAPS) condena enérgicamente  estas desafortunadas declaraciones del Sr. Ministro Rafael Catalá a la vez que hace recordar el veredicto Hans correl (ex consejero de las naciones unidas para asuntos jurídicos) en su informe de 2002.

 También hace recordar  la decisión aprobada el  13 de octubre 2014, del Tribunal de Justicia de la Unión europea concerniente a la  ilegalidad de la explotación de los recursos naturales  del  Sahara occidental por parte de Marruecos. La Unión Europea confirmó que el Sahara Occidental sigue siendo un territorio no autónomo y que la presencia en el Sáhara Occidental  de Marruecos es ilegal.

Y por último la Coordinadora Sindical Canaria de Apoyo al Pueblo Saharaui (COSCAPS), lamenta y rechaza contundentemente las declaraciones manifestadas por el ministro de Justicia Español que son un evidente   respaldo a la ocupación ilegal del Sáhara Occidental por parte de Marruecos  y  contradice frontalmente  el dictamen de Hans Correll,  la decisión del Parlamento Europeo y al posicionamiento oficial de España con respecto al Sáhara Español.

Las explicaciones del ministro de Justicia Español, esgrimiendo razones de seguridad  jurídica con motivo del encuentro sobre seguridad jurídica España-Marruecos, resultan cada vez menos verosímiles y muestran importantes contradicciones e incongruencias. Los hechos empiezan a evidenciar que tras esta declaración no hay más que un compromiso adquirido con Marruecos a cambio de algún tipo de prebendas.

Con esta actitud, el estado español vuelve a abandonar a su suerte al pueblo saharaui, como hiciera en 1.975 tras la ocupación marroquí del Sahara Occidental, como ha venido haciendo todos estos años en los que ha mirado hacia otro lado mientras el reino de Marruecos expolia ilegítimamente sus recursos y opera de forma genocida sobre su población, saltándose las múltiples resoluciones internacionales respecto a este conflicto y mangoneando a la propia MINURSO ( Misión de las Naciones Unidad para el Referéndum en el Sahara Occidental).

Con esta actuación, el gobierno de España vuelve a dar la espalda a quienes fueron ciudadanos de la 53 provincia española y que en tanto no se proceda a culminar el proceso de descolonización del Sahara Occidental siguen siendo, jurídicamente, ciudadanos españoles.

Aomar Abed Jalil                                            Canarias a 03 de enero de 2015

COSCAPS