La población saharaui en Dajla ocupada, se manifiesta contra el expolio marroquí de los recursos naturales y denuncian exportaciones ilegales de pescado en mal estado a Alemania y Francia

Dajla, Villa Cisneros/territorios ocupados Sahara Occidental
Fuente. Comité contra la Tortura Saharaui
Traduccion EIC. Poemario Sahara Libre
El 4 de enero en la ciudad ocupada de Dajla, Villa Cisneros, una decena de ciudadanos saharauis organizaron una protesta manifestada en una sentada pacífica en la ciudad contra la política de marginación, pobreza, expolio de los recursos naturales saharauis que practica la administración de ocupación marroquí en el territorio y la privación de toda la población de beneficiarse de estos recursos.
Por el férreo control policíal y de los servicios de seguridad de la administración marroquí los saharauis solo pudieron estar en su protesta una media hora antes de que intervinieran los dispositivos del aparato represivo del régimen. Los ciudadanos saharauis corearon varios lemas contra la ocupación marroquí, exigieron beneficiarse de la explotación de los recursos y el cese de la política de marginación contra la población, así como el respeto a la veda biológica y en especial en su término conocido como RSW. Los manifestantes exigen por otra parte la mejora de las condiciones de vida de toda la población saharaui que vive en la ciudad bajo administración de ocupación marroquí.

Portavoces de este grupo de manifestantes saharauis denunciaron que recientemente se ha descubierto en la ciudad varias toneladas de pescado procesado en latas que la administración marroquí lo estaba trasladando al norte de Marruecos para ser exportado a países de la Unión Europea como Francia y Alemania y que estas toneladas están pasadas de consumo y en mal estado de conservación y procesamiento, sin control ni revisiones sanitarias. Situación que denunciaron los activistas saharauis que velan por el expolio de los recursos marítimos saharauis en los territorios ocupados. Los manifestantes saharauis hacen un llamado a Alemania y los otros países que importan el pescado saharaui que se abstengan en este expolio de los recursos naturales de un territorio que se encuentra inmerso en un proceso de descolonización y que vive un conflicto de ocupación militar desde hace cuarenta años. Afirma la fuente desde la ciudad saharaui ocupada Dajla, Villa Cisneros.