Hospital Civil de El Aaiún (Ben El Mahdi): “El laboratorio de experiencias”

hospital

Por Isabel Lourenço*, 27 de enero, 2015 – PORUNSAHARALIBRE.ORG

Al pasar junto al Hospital Civil de El Aaiún (Ben El Mahdi) mi amigo dijo, “y aquí está el laboratorio de experiencias”, nunca he oído ningún saharaui mencionar el nombre del hospital, lo llaman laboratorio de  experiencias, carnicería y el sitio de la tortura.

No hay médicos saharauis en el Sahara Occidental ocupado, sólo médicos marroquíes, la mayoría de ellos recién salidos de la universidad sin ninguna experiencia. También es normal que los enfermeros sustituyen a los médicos. Después de una de las últimas manifestaciones en la que había muchos heridos que fueron trasladados al hospital, después de la intervención violenta de la policía, sólo había un médico y el centro fue rodeado por la policía para impedir el acceso.

La presencia de policías uniformados y de civil dentro del hospital es masiva, y se considera normal ser secuestrado del hospital a la comisaría de la policía.

El viaje al hospital es el último recurso, los saharauis se acostumbraran a volver a la medicina tradicional y curar a sus pacientes en casa.

Sidi  Ahmed Abdala  Mohamed  Fadel, es un joven activista saharaui de Derechos Humanos y presidente de la ONG británica, Adala UK, vive entre Londres (donde trabaja) y El Aaiún, estuve varios meses recogiendo datos y testimonios de saharauis que son tratados en el hospital. Pasó varios días visitando los pacientes hospitalizados en los distintos pisos, observando la situación.

“Casi todos los saharauis que llegan al hospital van hacer una RX, no importa la queja, y peor,  se anima a las familias permanecer en la sala de RX sin ningún tipo de protección y por lo tanto también están expuestos a la radiación. Cada viaje al hospital implica una radiografía. Usted tiene problemas del corazón? un RX! Sufre de diabetes ? un RX!

Vi a una señora en la sala de espera a vomitar y con muy mala cara, sin color y muy angustiada, le preguntó al médico por qué esa señora no fue vista, llamó a un asistente y hizo ir a la señora a la sala de RX . ¿Porqué va a hacer una RX? Pregunté, no ha hablado con ella, no sabe nada !!!! Él contestó que no tenía nada que ver con eso.

He visto en varias salas en lugar de bolsas de suero, botellas de agua, las botellas de agua reemplazan el suero.

Muchos saharauis reciben una inyección cuando llegan al hospital. Se habla mucho de estas inyecciones …. Nadie sabe lo que son …. Los enfermeros la inyectan e inmediatamente ponen el paquete vacío en el bolsillo.

La policía civil suele entrar en la sala de operaciones durante las intervenciones a los saharauis, no se desinfectan ni nada.

Muchos niños son sometidos a la cirugía y microcirugía sin anestesia o analgésicos.

Hay tanto que contar …. todo es terrible …. y cada día es peor, el mundo está en silencio mientras nos matan …. vivimos en la mayor prisión al aire libre en el mundo, todos somos prisioneros y tenemos una sentencia de muerte, no nos matan con bombas y así nadie ve o escucha, pero nos matan de muchas otras maneras. “

Las embarazada en El Aaiun pierden muchos bebés en ese hospital, hay muchas muertes fetales debido a negligencia médica, y cada vez las saharauis tienen menos hijos. Las embarazadas tienen miedo del hospital, no es normal lo que esta pasando.

Hmad Hamad, vicepresidente de CODAPSO (Comité de Apoyo a la libre determinación del pueblo del Sáhara Occidental) tiene informes similares.

Dime: “Para que percibes la situación sanitaria en los territorios ocupados, se debe explicar que los médicos y las enfermeras son como policías. Cuando llegas al hospital en lugar de preguntar por tus lesiones y quejas, comienzan a interrogarte acerca de tu participación en las manifestaciones y recurren a la violencia y los insultos.

Te puedo dar el ejemplo de Aminetu Haidar y el mío, cuando la llevé al hospital después de una manifestación pacífica en la que fuimos brutalmente golpeados por las autoridades marroquíes. Llegamos al hospital y nos fuimos directamente a la sala de emergencias, Aminetu fue llevada a una habitación donde le cosieron las heridas sin anestesia y luego fue trasladada a la “prisión negra” de El Aaiun. Cuando yo estaba saliendo del hospital,  fuí atacado por la policía y los colonos que trabajan en el mismo como guardias de seguridad privada, fuí torturado y golpeado hasta que me quede sin sentido y me dejaran abandonado.

Nos tratan así porque somos saharauis y porque queremos nuestra tierra, no somos delincuentes, sólo queremos que se implemente las resoluciones de la ONU y que el referéndum se lleva a cabo y tengamos nuestro país.

Cuando un saharaui muere en un hospital, no hay derecho a autopsia y si la familia requiere una autopsia se considera un acto de insurgencia que tiene consecuencias desastrosas e indeseables, como la persecución “.

Cuando hablamos de este tema, todo el mundo está de acuerdo, uno de los jóvenes que están tomando el té con nosotros ese día sufre de diabetes pero no tiene la atención médica. Yo le pregunté si tenía diabetes tipo I o II y me dijo que no lo sabía, pero me mostró un papel y la información médica que le han dado cuando se le diagnosticó en hospital. Una hoja A5 del hospital con su nombre y diagnóstico: diabetes,  con un sello y una firma nada más. No hace el análisis, ya que no tiene dinero y, ocasionalmente, toma los medicamentos prescritos para él en el hospital, pero sólo cuando tiene dinero. Al igual que él, todos tenían historias, no les dan diagnósticos y están sujetos a tratamientos dolorosos innecesarios.

“Tenemos más y más casos de cáncer, no sabemos por qué, cuando una familia muere nos dicen que era cáncer, pero no sabemos si es verdad”, me dice Maluuma.

Si los saharauis quieren saber lo que está sucediendo con su salud, dependen de conseguir dinero para salir de los territorios ocupados y acudir a médicos privados.

*Isabel Lourenço – Miembro de Adala UK