Abogados amenazan con emprender acciones contra Gran Bretaña por importar productos del Sáhara Occidental

judge_hammr_610Londres, 04/03/2015 (SPS)

Un bufete de abogados que representa a Western Sahara Campaign Reino Unido (WSC UK) amenaza con emprender acciones legales contra el Ministerio de Medio Ambiente, Alimentación y Asuntos Rurales (DEFRA, por sus siglas en inglés) así como contra la Oficina británica de Recaudación y Aduanas (HMRC) por importar ilegalmente productos procedentes del Sáhara Occidental ocupado por Marruecos.

WSC UK trabaja para proteger los derechos y los intereses del pueblo del Sáhara Occidental, en particular promover el respeto de sus derechos humanos además del derecho de pueblo saharaui a la autodeterminación.

La WSC UK asegura que productos originarios del Sáhara Occidental se están importando al Reino Unido y tratados como marroquíes en el marco del Acuerdo UE-Marruecos. La WSC UK también afirma que puede que se hayan concedido licencias a pescadores británicos para faenar en los territorios del Sáhara Occidental en el marco del Acuerdo de Pesca entre la UE y Marruecos. Leigh Day ha asesorado a la WSC UK en que ambas actividades son ilegales.

El Sáhara Occidental, [situado] en el noroeste de África es objeto de disputa entre Marruecos y el pueblo saharaui desde hace décadas. En octubre de 1975, el Tribunal Internacional de Justicia rechazó las reivindicaciones territoriales sobre el Sáhara Occidental por parte de Marruecos y reconoció el derecho de los saharauis a la autodeterminación. Pese a este dictamen, Marruecos continúa ocupando el Sáhara Occidental y se le acusa de los continuos abusos de los derechos humanos contra los habitantes saharauis.

En cartas remitidas a ambos, DEFRA y HMRC, los abogados del grupo de campaña indicaron que la soberanía marroquí no incluye el territorio del Sáhara Occidental ni lo adyacente a sus aguas territoriales. Por consiguiente, los bienes y productos elaborados en el Sáhara Occidental no deberían ser tratados como originarios de Marruecos a los efectos de tarifas preferenciales o cualquier otro beneficio conferido por el Acuerdo de Asociación.

Las compañías británicas tampoco deberían explotar los recursos naturales de un territorio ocupado bajo un acuerdo del que la población [de ese territorio] ocupado no es parte. Hacerlo socavaría el derecho de autodeterminación del pueblo saharaui y reconocería como legal una situación que es ilegal según el derecho internacional.

“Parece ser que Marruecos actualmente se beneficia de la exportación de mercancías extraídas de la tierra y del mar que ocupa en el Sáhara Occidental, en contra del derecho internacional”, subrayó Rosa Curling, del bufete de abogados Leigh Day, que representa a la Western Sáhara Campaign.

Rosa Curling añadió que “al pueblo saharaui se le está negando su derecho a la autodeterminación sobre sus tierras y sus recursos naturales”. En este sentido precisó que “el Gobierno del Reino Unido, y en particular DEFRA y HMRC deben tomar medidas inmediatas para asegurarse de no ser cómplices de estos actos”.

“Pagar a Marruecos o compañías marroquíes por recursos naturales del Sáhara Occidental es un apoyo a la ocupación marroquí y socava el proceso de paz de la ONU”,  señaló John Gurría de la WSC UK.