Intervención de Ebbaba Hameida y Salamu Hamudi en la 28ª reunión del Consejo de Derechos Humanos de N.U. (Ginebra)

Fuente: Delegación Saharaui en el 28 Consejo de los Derechos Humanos en Naciones Unidas

Intervención de Ebbaba Hameida y Salamu Hamudi miembros de la delegación saharaui que asiste a la 28 Sesión del Consejo de Derechos Humanos, en Ginebra.

28ª Reunión Consejo de Derechos Humanos , Ginebra 05 de marzo 2015

Artículo 2, Informe anual del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos

Diálogo interactivo con el Alto Comisionado para los Derechos Humanos

Declaración del Movimiento Internacional de la Juventud y los Estudiantes para las Naciones Unidas (ISMUN)

Presentado por Ebbaba Hameida

Sr. Presidente,

En este año del 70 aniversario de la fundación de las Naciones Unidas todavía hay territorios no autónomos que no han podido ejercer su derecho a la autodeterminación. Y el derecho a la autodeterminación es una piedra angular de los principales convenios de la ONU sobre Derechos Humanos.

El Sáhara Occidental es el mayor territorio de los territorios no autónomos y la última colonia en África. Está ocupado ilegalmente por Marruecos y la celebración de un referéndum, organizado Consejo de Seguridad, para que el pueblo del Sáhara Occidental pueda decidir por sí mismo sobre su futuro ha sido bloqueado por el ocupante.

Si bien la situación de Derechos Humanos en los territorios ocupados del Sáhara Occidental está agravando continuamente no existe un mecanismo de las Naciones Unidas para supervisar los derechos humanos en este territorio. La misión de paz en el Sáhara Occidental, MINURSO, es la única misión de mantenimiento de la paz de la ONU que no tiene un mandato de Derechos Humanos, que junto con la mayoría de los Estados miembros encontramos inaceptable.

Nos preguntamos si el Alto Comisionado estaría dispuesto a liderar un esfuerzo diplomático de alto nivel con respecto al Consejo de Seguridad de la ONU en el momento en el que el mandato de la MINURSO ha de ser renovada en abril para asegurar que el monitoreo de Derechos Humanos esté incluido en dicho mandato de la MINURSO al igual que en todas las demás misiones de mantenimiento de la paz de la ONU. Estamos convencidos de que su liderazgo personal podrá desempeñar un papel importante para restaurar la credibilidad de las Naciones Unidas a este respecto.

También nos gustaría pedir al Alto Comisionado y su oficina informar al Consejo en próximas sesiones sobre la situación de Derechos Humanos en el Sáhara Occidental y también pedir al Alto Commisionado que realice una visita a los territorios ocupados del Sáhara Occidental

Muchas gracias.

28ª Reunión Consejo de Derechos Humanos , Ginebra 05 de marzo 2015

Artículo 2, Informe anual del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos

Diálogo interactivo con el Alto Comisionado para los Derechos Humanos

Presentado por Salamu Hamudi

Sr. Presidente,

Nosotros hemos escuhchado atentamente la introducción del Alto Comisionado y de su Informe anual y por ello, felicitamos al Sr. Zaid Raad por su elección al frente del Alto Comisionado.

El Sahara Occidental es la última colonia en África, pendiente de descolonización. El pueblo saharaui está pendiente de ejecer su derecho inalienable a la autodeterminación, consagrado en las normas del ius cogens. Este derecho es la base sobre la que pivotan todos los demás derechos humanos cuya promoción persigue este Consejo de Derechos Humanos.

Como habitantes de un Territorio No Autónomo lamentamos, sobre manera, la negativa de la Comunidad Internacional para implenentar algún mecanismo para, no ya la promoción, sino la simple supervisión de los derechos humanos. De hecho, en el Informe presentado en esta Sesión no se menciona el Sahara Occidental. Y, aquí, recordamos que el el párrafo segundo del artículo 1 de la Declaración de Viena dice que “Los derechos humanos y las libertades fundamentales son patrimonio innato de todos los seres humanos; su promoción y protección es responsabilidad primordial de los gobiernos

El hecho de que la cuestión del Sahara Occidental esté en manos del Consejo de Seguridad no puede ser un obstáculo para que el Alto Comisionado de NNUU no asuma la responsabilidad que le corresponde en materia de derechos humanos en el Sahara Occidental.

Por ello, Sr. Presidente, le pedimos trabajar en pro de la creación de algún mecanismo para la supervisión de la situación de los derechos humanso en el Sahara Occidental, donde la población que vive bajo la ilegal ocupación marroquí, sufre toda clase de violaciones de sus derechos más elementales.

Muchas gracias.