Hassanna Aalia: “Si volvemos a la guerra, la culpable será la comunidad internacional”

dsc_0466Fuente: diagonalperiodico.net

El saharaui Hassana Aalia se encuentra en España a la espera de que la Audiencia Nacional reconozca su derecho al asilo político. Aalia está condenado a cadena perpetua por actos de rebeldía.

Hassana Aalia (El Aaiún, 1988) lleva el activismo en la sangre. Comenzó en 2005, “cuando vi por primera vez la bandera saharaui” y continúa hasta hoy. Hace más de dos años que no puede volver a su tierra, a su Sahara Occidental, ya que en cuanto ponga un pie en el territorio ocupado por Marruecos irá a la cárcel. Está condenado a cadena perpetua. Le acusan de “rebeldía” por participar en actos de resistencia pacífica reclamando el derecho del pueblo saharaui a decidir su futuro.

Cuando conoció la sentencia del Tribunal Militar que le juzga en Marruecos, decidió pedir asilo político en España. El pasado enero, la policía le llamó para comunicarle que le denegaba la solicitud de asilo y que tenía 15 días para abandonar el país. O recurría o vería el resto de sus días en prisión. La lógica y la Justicia se aliaron, y ahora su caso se halla en la Audiencia Nacional a la espera de resolución. Él tiene claro que está dispuesto a llevarlo, si hace falta, “hasta el Tribunal Europeo de Derechos Humanos”.

Leer más …Hassanna Aalia: “Si volvemos a la guerra, la culpable será la comunidad internacional”

Hasta ahora 165 cargos electos apoyan la petición de Takbar Haddi de #JusticiaParaHaidala

También la apoyan 7 Euro Diputad@s y 22 cargos electos en parlamentos autonómicos y ayuntamientos  del Estado español

ImageSan Borondón – Noticias.- El pasado 15 de mayo de 2015  Takbar Haddi, una madre saharaui, residente en Tenerife, inició una huelga de hambre rota por el dolor de la muerte de su hijo de 21 años, Mohamed Lamin Haidala, el pasado 8 de febrero de 2015 tras una brutal agresión de colonos marroquíes en El Aaiún.  Esta mujer, residente en Tenerife, permanece en las inmediaciones del Consulado de Marruecos en Canarias ante la negativa de las autoridades alauitas a atender sus justas peticiones.

El 31 de enero de 2015 el joven Mohamed fue herido de gravedad durante el brutal ataque perpetrado por varios colonos marroquíes, que le apuñalaron y apedrearon, cuando él intentaba defender a una joven compatriota increpada por ellos.  A pesar de ser la víctima, Mohamed Lamin Haidala fue trasladado por la policía marroquí para una primera cura, e inmediatamente trasladado a comisaría en El Aaiún, en cuyos calabozos permaneció incomunicado durante 48  horas, malherido, y sin recibir ninguna otra asistencia sanitaria que posibilitara su mejoría.  De hecho, según fuentes alauitas falleció en una ambulancia camino del hospital de Añadir el día 8 de febrero de 2015. Mohamed no tuvo oportunidad de recibir asistencia sanitaria de sus múltiples heridas, fue detenido injustamente, sin una orden judicial, sin derecho a defenderse de las falsas acusaciones urdidas por la policía marroquí, que permiten la total impunidad de las agresiones a los saharauis y sus propiedades, en lo que constituye una estrategia integral de terror de Marruecos en los territorios ocupados.

Leer más …Hasta ahora 165 cargos electos apoyan la petición de Takbar Haddi de #JusticiaParaHaidala

Resolució de apoyo a Tekbar Haddi aprobada por el II Encuentro de la Red Sindical Internacional de Solidaridad y Luchas

1925337_838467872900348_2545900614627976772_n

Fuente: Mohamed Zrug (Representante del Frente Polisario para Brasil)

II Encuentro de la Red Sindical Internacional de Solidaridad y de Luchas Campinas, Brasil, 7 y 8 de junio de 2015

CONDENAMOS EL ASESINATO DE MOHAMED LAMIN HAIDALA, EXPRESAMOS NUESTRA SOLIDARIDAD CON SU MADRE TAKBAR HADDI, EN HUELGA DE HAMBRE EXIGIENDO JUSTICIA Y CASTIGO A LOS CULPABLES Libertad y autodeterminación para el pueblo Saharaui. ¡Referéndum ya!

El pasado 31 de enero Mohamed Lamin Haidala, joven saharaui de 21 años, fue agredido en El Aaiun por cinco colonos marroquís que lo golpearon, le apedrearon y le clavaron unas tijeras en el cuello. Posteriormente fue detenido y falleció en una cárcel marroquí el 8 de febrero al no haber recibido la asistencia sanitaria que requería.

Lo enterraron en un lugar desconocido, sin autorización de su familia y sin permitir que sus familiares y amigos pudieran despedirse de él y darle un entierro digno. Las autoridades marroquís sólo les entregaban el cadáver bajo condiciones inaceptables: que no le realizaran la autopsia, que no se investigara y que no se castigara a los culpables de su muerte.

Leer más …Resolució de apoyo a Tekbar Haddi aprobada por el II Encuentro de la Red Sindical Internacional de Solidaridad y Luchas