La comunidad saharaui en Canaria conmemora el “GRITO DE ZEMLA”

img_28840

Una manifestación del nacionalismo saharaui brutalmente reprimida por la legión española

Fuente: CANARIAS-SEMANAL.ORG

El 17 de junio de 1970 una manifestación del pueblo saharaui celebrada en Zemla, El Aaiún, en contra de la colonización española,  fue brutalmente reprimida a tiros por la Legión. El acto de terrorismo de Estado contra la población civil en respuesta a su intento de recuperar sus derechos como pueblo a la independencia, sería el preludio del desencadenamiento, tres años después,  de la lucha armada dirigida por el Frente Polisario.

   “En esta fecha – apuntan desde la Comunidad Saharaui en Gran Canaria (AISOC)  celebramos el 44 Aniversario del levantamiento popular  contra el colonialismo Español y desde 1976 contra la ocupación marroquí”.


Asesinato del líder saharaui  Bassiri

El levantamiento de Zemla se venía gestando desde los años 60. En 1966 Mohamed Sidi Brahim Lebssir, Bassiri, fundaba el periódico Al-Shihab” (La Antorcha”). Una publicación cuya línea editorial se oponía abiertamente tanto a la ocupación española como a las ambiciones de Marruecos sobre el Sahara Español.

En uno de sus artículos, Bassiri escribía este respecto: “El Sahara Occidental nunca ha sido Marroquí. El reino de Marruecos no podrá justificar que el Sahara Occidental haya formado parte del citado reino alauita, a lo largo de la historia, Marruecos nunca envió ningún gobernador Marroquí  al Sahara Occidental, ni tampoco los saharauis han rendido ninguna  pleitesía a ningún monarca marroquí”.

Recordando su participación en la movilización popular de Zemla  con tan solo 12 años,Aomar Abed Jalil -Presidente de la Comunidad Saharaui en Gran Canaria – recuerda hoy como tras la manifestación “Bassiri fue localizado y encarcelado junto a cientos de ciudadanos saharauis que estuvimos presentes en la manifestación-concentración en Zemla”. El líder saharaui sería salvajemente torturado y posteriormente “desaparecido”.

   “Oficialmente – explica Abed Jalil –  el Gobierno de la metrópoli declaró que hubo una decena de heridos entre los nativos y  tres muertos. Los Saharauis reconocemos que hubo más de una docena de muertos, sin contabilizar los muertos posteriores a las detenciones por las fuerzas Españolas”.

En cuanto a Bassiri  – continúa relatando Aomar Abed  – “las señas y detalles de oficiales españoles parecen indicar que al tercer día de su encarcelamiento  fue conducido a un campo de dunas próximo a El AaiúN, donde fue fusilado”.

Aomar Abed Jalil: “Soy uno de los supervivientes de ese memorable día del nacionalismo saharaui”

[Img #28841]El propio Aomar Abed, pese a ser tan solo un niño, pudo fallecer ese 17 de junio de 1970  al ser alcanzado por los disparos de los legionarios españoles.

   “Sobre las 17 y las 18 horas de aquel día comenzó el desenlace final e inesperado de la manifestación. En esos momentos apareció  la policía territorial escoltando a  miembros saharauis de la yemaha, que fueron rechazados por los asistentes a la manifestación. Por segunda vez, se rechazó a otro grupo escoltado por la policía y  fue entonces cuando aparecieron los legionarios, advirtiendo que estaban autorizados a disparar contra los manifestantes. En un abrir y cerrar de  ojos abrieron fuego contra los manifestantes, entre los que había niños, hombres, mujeres y ancianos, que comenzaron a buscar refugio y a para salvarse de las atrocidades del ejército” – rememora Abed Jalil.

   “Yo fui herido en el brazo izquierdo y en  el muslo de la pierna izquierda, y posteriormente conducido por varios compatriotas al hospital general del Aaiun,donde estuve ingresado en una planta totalmente ocupada por los heridos por la legión Española en Zemla”- recuerda.

   “Zemla -concluye Aomar Abed Jalil – marcó a mi generación y nos mostró el camino a seguir para liderar la lucha por la libertad y a la independencia del Sahara Occidental con dignidad. 44 años más tarde seguimos como el primer día. Fieles a nuestra sagrada causa saharaui, a  los principios del Frente Polisario  y con nuestra dignidad intacta”.

Ayúdanos a difundir >>>