Los refugiados que ya estaban aquí

Pasaporte emitido por la ONU unicamente a los que tienen reconocido el estatuto de refugiado

Pasaporte emitido por la ONU unicamente a los que tienen reconocido el estatuto de refugiado

Por Isabel Lourenço – 18 de septiembre, 2015 (porunsaharalibre.org)

Deambulan por toda Europa y otros continentes, hijos e hijas de las nubes que se encuentran en una situación única en el mundo.

Los llaman los hijos de las nubes, saharauis, nómadas por naturalez, porque durante siglos han seguido las nubes en el desierto del Sahara en busca de pastos y agua para los camellos y cabras.

Después de 40 años de ocupación feroz y sangrienta del Reino de Marruecos en el Sáhara Occidental, antigua colonia española, conocida como su provincia 53, el Sahara Occidental permanece en la lista de países de la cuarta Comisión de Descolonización. El referéndum de autodeterminación se pospone continuamente por imposición de Marruecos y el pueblo saharaui se encuentra separado y aislado por el muro de separación más grande del mundo, con 2,720 kilómetros.

Leer más

Ayúdanos a difundir >>>

Tekbar Haddi sige exigiendo justicia

48ae4-tekber-haddi-marruecos-palmas-canaria_ediima20150518_1002_22

Fuente: UNMS

Takbar Haddi sigue recibiendo muestras de la solidaridad de muchas personas así como de las mujeres saharauis, por su lucha por el esclarecimiento del asesinato de su hijo a manos de colonos marroquíes en El Aaiún ocupada.

La voluntad de Takber es inquebrantable exigiendo Justicia para Haidala, su hijo de 21 años asesinado el pasado 8 de febrero tras una agonía de una semana, desde el 31 de enero cuando fue salvajemente agredido por cinco colonos marroquíes.

El drama de Takber no es ajeno a las mujeres y madres saharauis. Ya en 2010 la conocida activista por los derechos Humanos y presidenta de Codesa, Aminetu Haidar, tuvo que llevar una huelga de hambre en el aeropuerto de Lanzarote durante 32 días en protesta por su expulsión del Sahara por parte de las autoridades de ocupación marroquíes, las cuales no pudieron doblegar su fuerza de voluntad, como tampoco podrán doblegar la de Takbar Haddi ni la de ningún saharaui en su lucha por los derechos de autodeterminación.

Leer más

Ayúdanos a difundir >>>