Omeima Abdeslam: “La sensibilización y concienciación de las NNUU y sus miembros para la resolución del conflicto”

12803992_1324934034189604_737663452_nFuente: porunsaharalibre.org – 3 de marzo de 2016

Entre los días 29 de febrero al 24 de marzo se celebra la Trigésimo Primera (XXXI) Sesión del Consejo de Derechos Humanos de las Naciones Unidas, en la ciudad suiza de Ginebra. La presencia saharaui en estas sesiones ha sido una constante durante estos últimos años, realizando una gran labor de información y de diplomacia.

Uno de los miembros de la delegación saharaui que ha estado presente en las últimas 4 ediciones de las sesiones del Consejo de Derechos Humanos de las Naciones Unidas es Omeima Abdeslam.

Omeima Abdeslam es la actual representante del Frente POLISARIO en Suiza y las Naciones Unidas en Ginebra, diplomática saharaui que ha estudiado en Cuba, con una larga experiencia en el movimiento asociativo en los campamentos de refugiados, habla 4 idiomas y es ejemplo de la participación activa de las mujeres  en plazas de responsabilidad de la RASD.

Desde “porunsaharalibre.org” nos hemos puesto en contacto con Omaima para que nos dé su opinión sobre el desarrollo de las sesiones y cuáles son las esperanzas puestas en ellas por parte del pueblo saharaui.

Esta es la 31ª Sesión de el Consejo de los DDHH de las Naciones Unidas en Ginebra, las delegaciones saharauis han participado de forma muy activa en los últimos años, ¿que esperas de esta sesión? ¿hay algún dato nuevo?

Llevo trabajando en Ginebra desde hace 4 años, en estos momentos se están celebrando la XXXI sesiones de el Consejo de los DDHH de las Naciones Unidas, siempre ha habido una participación saharaui bastante activa en estas sesiones. Desde que yo estoy participando en dichas sesiones hemos intentado involucrar de una forma amplia a la sociedad civil saharaui, para que tenga una participación activa mediante eventos paralelos a las sesiones e intervenciones escritas y orales para que sean leídas durante las sesiones del consejo. Esperamos que con esta presencia y continua actividad que el mundo sea consciente de la problemática saharaui y se movilicen, al igual que las Naciones Unidas, para resolver de una vez por todas este conflicto que ya se prolonga demasiado en el tiempo produciendo gran sufrimiento entre la población saharaui que ha tenido que pagar un precio muy alto.

Uno de los objetivos más importante de nuestra labor en las sesiones es  sensibilizar a todas las personalidades que forman parte de este consejo, que son las que deben tomar decisiones políticas a un nivel alto, que sientan la intención del pueblo saharaui de resolver el conflicto de una forma pacífica. Intentar mantener el contacto activo y directo con estas personalidades, con diplomáticos que trabajan en los mecanismos de las Naciones Unidas para concienciarlos de la necesidad de resolver este conflicto con la consecución de nuestro derecho a la autodeterminación, una de las primeras demandas. Derecho recogido en los Pactos de los Derechos Económicos, Sociales y Culturales y los Derechos Políticos y Civiles que precisamente este año cumplen 50 años.

La Unión Africana ha reforzado su apoyo de forma publica en estos dos años, ¿eso se refleja en la acción de los países africanos en las sesiones en lo que concierne a la RASD?

Si, la Unión Africana ha reforzado su posición de apoyo a la causa saharaui pero desgraciadamente en el Consejo de los Derechos Humanos poco o nada se ha movilizado en este sentido. La Unión Africana sigue pactando, aquí en Ginebra, con el grupo africano del que forma parte Marruecos. Este hecho nos produce una gran decepción ya que consideramos que esto constituye una traición a la base administrativa y legal de la Unión Africana, ya que Marruecos no forma parte de la misma, por lo que no debería forma parte ni en Ginebra, ni en Nueva York,  ni en Bruselas, ni en Adis Abeba. Aquí, en Ginebra, han realizado una artimaña para conseguir la presencia de Marruecos cambiando el grupo de la Unión Africana por el Grupo Africano, consiguiendo de este modo que Marruecos tenga un importante peso en las declaraciones y decisiones de dicho grupo.

Desgraciadamente muchos de los países africanos, países independientes, están influenciados  por Marruecos en sus políticas, perdiendo de una manera vergonzosa su soberanía en estos temas.

La delegación aquí en Ginebra nos sentimos muy decepcionados con los países africanos, con algunas excepciones como son Namibia, Argelia y Sudáfrica. Estos tres países siempre han mantenido inalterable su posición tanto en Adis Abeba como aquí en Ginebra, al contrario que otros miembros de la Unión Africana que, cediendo al chantaje marroquí, cambian su postura según están hablando en un foro u otro de mayor envergadura como puede ser las Naciones Unidas.

La cuestión de la autodeterminación es la base para que exista el respecto por los derechos humanos en el Sahara Occidental, ¿esto es algo que tienen claro los diferentes organismos en Naciones Unidas?

Desgraciadamente el tema de la autodeterminación es un tema que ya no esta de moda. De ser un tema importante en la pasada comisión, era el punto número ocho, pasó a desaparecer totalmente de la agenda de la actual comisión, siendo reivindicada únicamente por los países que están afectados como puede ser Palestina, Kurdos, Hawaui, Cachemira o nosotros mismos.

No existe voluntad política para llevar a cabo las resoluciones que llamaban a la consecución del derecho de autodeterminación. Nos sentimos bastante decepcionados por esta falta de decisión política para llevar a cabo e implementar la autodeterminación de los pueblos que están pendientes de descolonización.

En los diferentes eventos que se realizarán las próximas semanas, durante las Sesiones de DDHH de Naciones Unidas en Ginebra, ¿hay algún panel o evento especifico para el Sahara Occidental?

Tenemos una delegación muy activa, procedentes de los campamentos, territorios ocupados y desde la diáspora, con la que se ha planificado participar en bastantes eventos paralelos a las sesiones, donde se trataran temas referentes al derecho de la autodeterminación, defensores de derechos humanos, el papel de la juventud para la resolución pacífica del conflicto (en este tema se tratará el caso del Sahara Occidental y de Colombia). Haremos paneles sobre temáticas relacionadas con la violencia a las mujeres y los niños.

También estaremos presentes en eventos organizados por otros países que se encuentran en una situación similar a la nuestra.

Además de los eventos paralelos a las sesiones tenemos programadas una serie de participaciones orales en el plenario donde se hablara sobre los presos políticos saharauis que están en huelga de hambre, los abusos que sufren los defensores saharauis de los derechos humanos y que han sido arrebatados de sus trabajos quedando sin medios de subsistencia, prohibiéndoles viajar, como es el caso de Ghalia Djimi que era una de las activistas que debería estar presente aquí en Ginebra y por el temor que tiene Marruecos de lo que ella pueda decir ha impedido por todos los medios que que se desplazara a las sesiones de las Naciones Unidas sobre derechos humanos.

En nuestras intervenciones hablaremos, también, sobre temas de medio ambiente, el expolio de los recursos naturales del Sahara Occidental, de la problemática del muro militarizado construido por Marruecos que divide el Sahara, de las minas antipersona, en definitiva trataremos de visualizar todas la violaciones que las son víctimas la población saharaui.