Testimonio de Fatma y Mamia Salek Abdessamed, ex presas políticas saharauis y desaparecidas en las cárceles marroquíes

fatma y mamia

Cuando en 1975 el ejército marroquí invade el territorio saharaui, comienza nuestro sufrimiento. A partir de ese momento, somos objetivo de los cuerpos policiales marroquíes debido a que nuestra familia se resiste a la ocupación y nuestros hermanos forman parte de la dirección del Frente POLISARIO.

El primer día de marzo del 1976 un grupo de la Gendarmería Real marroquí irrumpe en nuestra casa y secuestra a nuestro padre, SALEK ABDESSAMED, un cheij notable y respetado por toda la sociedad saharaui. Los días siguientes fueron de desesperación y miedo. No conocíamos su paradero y temíamos por su vida.

A las dos semanas de su secuestro, otro grupo compuesto por la policía judicial marroquí y la DST (Dirección de la Seguridad Territorial), irrumpieron de nuevo en mi casa y nos apresaron junto con mi madre, BATUL SIDI. Después, registraron todo y destrozaron nuestro hogar. Mamía y yo, Fatma, éramos unas niñas de 13 y 14 años.

Leer más

Ayúdanos a difundir >>>