Dos de los abogados expulsados de Marruecos critican el trato recibido

12974512_10205632741650037_4247384863805362071_nAlgeciras (Cádiz), EFE Dos de los abogados españoles que estaban en Marruecos para solidarizarse con un grupo de presos saharauis, y que fueron expulsados por las autoridades de este país, han llegado esta tarde a Algeciras y han criticado el trato recibido en aquel país.

Los sevillanos Francisco Serrano y Juan Carlos Gómez, abogados del colectivo internacional de juristas que estaban en Rabat para apoyar al grupo de presos saharauis de Gdaim Izik, han llegado en torno a las 15:00 horas al puerto de Algeciras (Cádiz).

Según han explicado en España, los letrados llegaron ayer a Tánger (Marruecos) en torno a las 14:30 horas y sobre las 17:00 horas los policías marroquíes les “aporrearon la puerta” de su habitación del hotel “de manera muy brusca” y les trasladaron a la comisaría.

Allí les fueron requisados los pasaportes y los teléfonos móviles y según han señalado estuvieron “más de cinco horas incomunicados y detenidos”, aunque la policía marroquí no reconoce la actuación como una detención.

Sobre las 22:00 horas estaba previsto su traslado al puerto de Tánger-Med para ser devueltos a España, pero en última instancia “decidieron que pasáramos la noche en el hotel”, ha indicado Gómez.

Gómez ha explicado que en el hotel han permanecido “retenidos”, porque “no podíamos salir”, hasta las 6:00 horas de esta mañana, cuando tres policías los han escoltado hasta el puerto y un oficial de la policía marroquí ha viajado con ellos hasta el puerto de Algeciras, donde les ha devuelto los pasaportes.

La expulsión se ha debido, según Gómez, a que “Marruecos no quiere que conozcamos la situación en la que están los presos de Gdaim Izik”, cuyo juicio asegura que es “nulo de pleno derecho y por eso están en huelga de hambre”.

Durante su estancia en Marruecos los juristas tenían previsto reunirse con los presos, con asociaciones proderechos humanos marroquíes y también con el presidente del tribunal marroquí, “con las dos partes”, según han precisado los abogados que han señalado que elaboran informes que “gozan de imparcialidad”.

Mañana estaba prevista una reunión con representantes de la Unión Europea en Marruecos y con el embajador de Estados Unidos en el país magrebí.

Ambos abogados han apuntado que en viajes anteriores no les habían permitido siquiera salir del aeropuerto pero que “llegar a la ciudad y detenernos, nunca nos había pasado”.

Han señalado que se reunirán con el resto del grupo internacional de juristas para acordar las medidas que van a tomar por esta actuación y que recurrirán a la Unión Europea.

Del mismo modo Serrano ha criticado que la actuación del cónsul español, que “ha dejado bastante que desear” y que les recomendó “no hablar con la prensa” porque se exponían a ser detenidos, por lo que los juristas solicitaron permanecer en la embajada o disponer de seguridad en el hotel, peticiones que no fueron atendidas.

Serrano ha añadido que tropezó con una compañera y cayó, por lo que temía por daños en una rodilla que tiene recién operada, pero el cónsul le aconsejó que esperase a llegar a Algeciras para ver a un médico.

Ayúdanos a difundir >>>