La empresa polaca Geofizyka Kraków inicia operaciones en el Sahara Occidental

Geofizyka Kraków

Fuente: Centroso.com 19 de de mayo de 2016 / Traducción porunsaharalibre.org
Asociación de Monitoreo de los recursos y la protección del medio ambiente en el Sahara Occidental.
El-Aaiun, Sahara Occidental

El 17 de mayo de 2016, la Compañía Geofizyka Kraków comenzó a trabajar en el territorio disputado del Sahara Occidental después de firmar un acuerdo de contrato con la Oficina Nacional Marroquí de los hidratos de carbono y energía (ONHYM) al principio este año. La empresa está realizando un estudio sísmico en la región de El Aaiún en el Sahara Occidental en beneficio del gobierno marroquí. Estos estudios sísmicos se llevan a cabo para explorar la posible existencia de minerales, petróleo o gas en un área determinada. Geofizyka Kraków comenzó a trabajar el 16 de mayo, en una zona situada en el desierto deEl Aaiún, con el nombre: Kdayyat Sbaa. Los estudios sísmicos deben llevarse a cabo en una linea de 164 km a parti de Kdayyat Sbaa y a lo largo de la región Lamsid junto al Atlántico, al norte de la ciudad de Boujador.

Estas investigaciones están dirigidas a medir geo-propiedades de la tierra a través de principios físicos, como las teorías magnéticas, eléctricas, gravitacionales, térmicas y elásticas. Se basa en la teoría de la elasticidad, y por lo tanto tratar de deducir las propiedades elásticas de los materiales mediante la medición de su respuesta a los trastornos elásticas llamadas ondas sísmicas (o elástico). determinando de este modo la existencia de minerales, petróleo o gas usando estos métodos que son reconocidos internacionalmente.

Geofizyka Kraków ha operado como geofísico contratista a partir de los años 50. Hasta 1998 GK era una empresa Lda. En julio de 2012, cambió su registro convirtiéndose en una sociedad por acciones, como parte de PGNiG (POGC, Petróleo y  Compañia Polaca de Gas ), que es el único propietario de GK. Tiene sucursales registradas en diferentes países y continentes, Pakistán, Libia, Georgia, Omán, Eslovaquia y la República Checa. En un reciente comunicado de prensa publicado el 23 de marzo de 2016 su página web, GK anunció lo siguiente:

GGeofizyka Kraków registró su nueva sucursal en Marruecos, en febrero. En marzo, la compañíaGeofizyka Kraków procedió a ejecutar un contrato para los estudios sísmicos a ONHYM empresa nacional.

En su declaración de principios, GK establece que, dentro de sus responsabilidades se cuentan, las siguientes facultades y funciones:

Geofizyka Kraków quiere ser un socio fiable para todos sus grupos de interés. Operamos con una visión a largo plazo y queremos mantener y proporcionar calidad de uan manera sostenible y responsable. Trabajando en todo el mundo cumpliendo totalmente con las normas legales y satisfacer incluso las exigencias y compromisos más exigentes y difíciles. Siempre mostramos respeto a la cultura local, religiones y costumbres, mantenemos un diálogo abierto con las comunidades locales. Reconocemos la ética y la transparencia como valores primarios en las relaciones comerciales, esperando que la misma actitud por parte de nuestros proveedores y colaboradores (Política GK).

Tal éticos y compromisos parecen excelentes, pero están muy lejos de la práctica y la realidad. Es irónico que GK decidió invertir en el disputado territorio del Sahara Occidental, ejecutando todos estos estudios sísmicos, contratados por el gobierno marroquí en un territorio sobre el que no tiene soberanía. La compañía optó por ignorar la ley y la legalidad internacional, pensando sólo en conseguir grandes beneficios. La empresa no está implicada en consulta con los propios saharauis, ni trató de obtener su consentimiento. También es muy obvio que los saharauis no se benefician, ni se beneficiarán de este tipo de actividades económicas. GK no parece reconocer la existencia de la opinión jurídica de las Naciones Unidas, que hace hincapié en el consentimiento, la consulta y el beneficio de los saharauis de cualquier actividad económica o inversiones en curso en el territorio disputado del Sahara Occidental. GK optó por no prestar atención a la reciente sentencia del Tribunal Europeo de Justicia diciembre de 2015, que anuló el acuerdo comercial entre la UE y Marruecos sobre la base de la falta de respeto de estos mismos criterios ratificado por las diversas resoluciones de la ONU y el Consejo de Seguridad. En otras palabras, un país no puede explotar los recursos naturales de un territorio no autónomo sin el consentimiento de los pueblos indígenas y sin volver a invertir los frutos de dicha explotación en el territorio mismo.

El Sahara Occidental es el hogar de enormes y abundantes reservas de fosfato, banco de pesca, zinc, cobre, cobalto, uranio y posibles depósitos de petróleo en alta mar y en tierra. Como Marruecos tiene el control de facto de los centros urbanos y económicos del Sahara Occidental, se benficia de la extracción de estos recursos naturales. Asociación de Monotorización de los Recursos y la  Protección del Medio Ambiente en el Sahara Occidental (AMRPENWS) da por sentado el hecho de que el Sahara Occidental sigue siendo considerado un territorio no autónomo por las Naciones Unidas; y de acuerdo con la Carta de las Naciones Unidas y la Resolución 1514 (XV) de 1960 de la Asamblea General de la ONU, el poder administrativo de ese territorio es responsable de asegurar que las ganancias económicas en su colonia se benefician directamente al pueblo de esa colonia. Marruecos envía más colonos al área y está explorando la ventaja de este tipo de inversión extranjera para legalizar su presencia en el Sahara Occidental. Marruecos también están utilizando estos ingresos para mejorar su economía y fortalecer el muro que separa el Sahara Occidental en dos. AMRPENWS insta al GK a retirarse del territorio y llevar su negocio a otra parte. También pide que GK se respete el cumplimiento de la ley. El pueblo del Sahara Occidental sigue siendo el único propietario de los recursos del Sahara Occidental.