Sáhara Occidental posibilidad de reanudar la guerra debido a la negligencia, irresponsabilidad, codicia y falta de moral y ética de la comunidad internacional

This post is also available in: Português (Portugués, Portugal)

mapa bandera rasdPor Isabel Lourenço*, 29 de agosto de 2016 / porunsaharalibre.org

Puede ser que dentro de poco los saharauis sean acusados de terrorismo, de desestabilizar la región y la guerra. Pues es falso. Y es necesario afirmarlo y recordar la cronología para que las personas distraídas, y dependientes de la prensa, no sean llevadas por la manipulación de los medios de comunicación y que la memoria colectiva no sea objetivo de Alzheimer.

En 1991, el Frente Polisario y Marruecos bajo los auspicios de las Naciones Unidas firmaron un alto el fuego de la guerra que Marruecos inició con la invasión y ocupación ilegal del Sahara Occidental en 1975, el bombardeo de la población saharaui con fósforo blanco y napalm (crimen contra la humanidad que jamás fue castigado), el desplazamiento de cientos de miles de colonos marroquíes a los territorios ocupados y la construcción del mayor muro de separación del mundo, con una longitud de 2.720 kilómetros. Transformado la zona en el area más minado per cápita del mundo, roban descaradamente los recursos naturales, agotan el deposito agua fósil subterránea más grande en el norte de África y pescan sin respetar las normas de sostenibilidad. Asesinan, la torturan y hacen desaparecer a decenas de miles de saharauis, todo esto incluso después de la cesación del fuego bajo la Misión de la ONU en el terreno, único organismo extranjero presente ya que el territorio está aislada del mundo y todos los que lo visitan son expulsados.

La celebración del referéndum de autodeterminación que fue la condición para la firma del alto el fuego, se ha aplazado sine día debido a la intransigencia de Marruecos que cuenta con el apoyo claro o disimulado de todos los países de la OTAN.

El Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas y todos los demás organismos de la ONU dejan a Marruecos cometer las peores atrocidades en los territorios ocupados contra la población saharaui, hace la vista gorda a los juicios ilegales y políticos y al secuestro de saharauis, cierra los ojos a la tortura, la violación, el asesinato. El silencio de los medios internacionales es absoluto. La complicidad de España, administradora ante la ley hasta el día de hoy es absoluta con el Reino de Marruecos.

En un acto sin precedentes Marruecos se da el lujo de expulsar parte de los funcionarios de las Naciones Unidas para la Misión Sahara Occidental, ni una sentencia de censura es escuchado por parte del Consejo de Seguridad de la ONU.

El día 11 de agosto una vez más el alto el fuego fue violado por Marruecos y fueron necesarios 18 días para que el Secretario General de la ONU hiciese una declaración al respecto.18 días de violación, varios recursos de las autoridades saharauis y, finalmente, el movimiento del contingente militar saharaui para la zona violada. Horas después del desplazamiento del ejército saharaui la ONU es hecha la primera declaración de la SG y vehículos de la MINURSO se trasladan al sitio.

Esta cronología es muy clara acerca de la posición de la ONU y el resto de la comunidad internacional.

¿La comunidad internacional quiere una guerra más, o si no es así porque no actuó contra violaciones sistemáticas de Marruecos?

Marruecos quiere imponer un régimen de autonomía para el Sahara Occidental en lugar de la libre determinación. ¿Alguien se cree por un momento que se trata de un proyecto de autonomía de Marruecos cuando Marruecos viola todas las convenciones y acuerdos internacionales firmados, y su propia constitución y ley?

¿Cómo se puede permitir que quede sin respuesta e impunes todos los delitos de Marruecos contra el pueblo saharaui que vive en un apartheid político, social y económico en los territorios ocupados, que vive separado por un muro y que en los campamentos de refugiados sigue siendo dependiente de la “ayuda” de donantes ofrecen una lata de sardinas de ayuda humanitaria por cada 1000 que roban en el Sahara occidental?

¿Guerra? No estoy a favor de la guerra, yo soy una defensora de la paz, pero por desgracia la paz en la mayoría de las veces tiene que ser conquistada a través de la guerra. Los saharauis no quieren sangre, ya han tenido demasiada. No quieren destrucción, ya lo han visto todo destruido, pero la comunidad internacional parece que quiere exactamente eso: la sangre y la destrucción, la muerte y el caos.

Espero que nadie acuse a los saharauis qwe resisten heroica y pacificamente desde 1991, un ejemplo a nivel mundial, el día en que retomen las armas, ya que si hay un pueblo que merece la independencia, es el pueblo saharaui.

*Isabel Loureço:  es activista de derechos humanos, miembro de la Fundación Sahara Occidental y colaboradora de porunsaharalibre.org