Comunicado Esquerda Unida (Galicia): Compromiso en favor de un Sahara Libre y defensa de los Derechos Humanos

Esquerda Unida reitera su compromiso a favor de un SAHARA LIBRE y apoya todas las medidas en la defensa de los derechos humanos del pueblo saharaui

Compostela 14 de noviembre de 2016.- Desde Esquerda Unida llevamos años denunciando las acciones antidemocráticas de Marruecos, así como la constante violación de los derechos humanos en relación con el trato a su vecino Sahara Occidental. El pueblo saharaui debe saber que vamos a seguir apoyando su causa y que reclamaremos la celebración del referéndum de autodeterminación para que los saharauis puedan vivir en paz y en libertad en su propio territorio.

Esta semana, Eva Solla, diputada de En Marea, vicepresidenta segunda del Parlamento y miembro de la dirección de Izquierda Unida, mediante el grupo parlamentario de En Marea, instó a la Xunta de Galicia a presupuestar y financiar el programa “Vacaciones en Paz”, “asumiendo así el compromiso electoral contraido por el PP con Solidariedade Galega co Pobo Saharauí (SOGAPS) por el importe de 280.000 euros, con el fin de garantizar la viabilidad de este programa “, señaló.

“Vacaciones en Paz” se lleva desenvolviendo en Galicia desde los años noventa, permitiendo el acogimiento de más de 300 niños y niñas cada año. “Sin embargo, las dificultades económicas llegaron el año pasado a poner en peligro su viabilidad, ya que muchos municipios han anunciado la negativa o la incapacidad para hacer frente a las contribuciones”, dijo. Es por eso que desde Esquerda Unida vemos muy necesario asegurar su viabilidad y esta partida se vea reflejada en los presupuestos para el año 2017.

Por otro lado, para el miembro de la dirección de EU y responsable de elaboración programática, Xabier Ron, “la reciente concesión de la condición de refugiado político al activista saharaui Hassanna Aalia representa el triunfo de la batalla por los derechos humanos no sólo del activista, sino de todo el movimiento asociativo dedicada a la defensa de la causa saharaui “, señaló.

El reconocimiento a Hassanna Aalia del estatuto de refugiado político implica, de forma retunda, la exigencia de que se anule el juicio militar a todas las personas -un total de 25 activistas, entre ellos Hassanna Aalia- juzgadas por un tribunal militar por su participación en la creación del campamento de la paz de Gdeim Izik, que Marruecos desmanteló por la fuerza a finales de 2010.

Por eso, para Esquerda Unida, es preciso ir más allá de la satisfacción que representa este hecho. Es necesario que le demos un encuadre a esta cuestión superior y tener un claro posicionamiento por parte de las fuerzas de izquierda del estado, de Galicia y de toda Europa. En defensa de la legalidad y los derechos legítimos del pueblo saharaui, Esquerda Unida manifesta:

1. Exigimos la cancelación inmediata del juicio militar a los 25 activistas de Gdeim Izik, una autentica farsa que violó el derecho de defensa y el derecho a la justicia. En este sentido, y teniendo en cuenta que el pueblo saharaui vive ocupado por las fuerzas militares y de policía de Marruecos, es necesario que cese la persecución y la violación sistemática de los derechos y que sean liberados todos los presos políticos.
 
2ª Reclamamos la implicación de toda la comunidad internacional para que se exija el fin de la violación de los derechos humanos y para que la MINURSO adopte el mandato de garantizar no sólo el alto el fuego -vulnerado en frecuentes ocasiones, como ocurrió con el asesinato de Said Dambar, sino también la protección de los derechos humanos.
 
3. Exigimos el fin del cerco mediatico llevado a cabo por Marruecos y que se sutenta en una política de expulsión sistemática de los observadores internacionales, como ocurrió con una delegación del Parlamento de Galicia en mayo 2016. Por ello, es imperativo que se reclame la apertura fronteras, para que los organismos internacionales puedan informar con veracidad sobre la situación en los territorios ocupados.
 
4º Denunciamos el comportamiento hipócrita del estado y Galicia, capaz de volcarse en aspectos asistencialistas con las personas que viven en los campamentos de refugiados en Argelia, pero siguen menospreciando la resolución política del conflicto. La hipocresía permite el establecimiento de acuerdos empresariales y comerciales que sólo benefician a Marruecos, cuando las actividades se llevan a cabo en el territorio del Sahara, sin que el pueblo saharaui se vea reconocido como beneficiario. La misma hipocresía que hace de Marruecos un gendarme en el sur de Europa y que tantas consecuencias negativas tiene para miles de personas migrantes.
 
5. Consideramos de la máxima importancia el reconocimiento oficial del Frente Polisario como representante legítimo del pueblo saharaui.
 
6 Después de 40 años de abandono es hora de que el Estado asuma su condición de potencia administradora y continúe con el proceso de descolonización, que se supriman los asentamientos de colonos en los territorios ocupados y que se trabaje para que cumplan con las resoluciones de las Naciones Unidas para que el pueblo saharaui pueda vivir en libertad en su propio territorio.

Por último, y con motivo de seguir apoyando la causa saharaui, desde Izquierda Unida se les anima a participar en la conferencia “El derecho a la educación en la República saharaui”, impartida por el rector de la Universidad de Tifariti y que tendrá lugar en la Facultad de Derecho de la USC hoy miércoles 16 de noviembre, a las 18h de la tarde.

sin-titulo