Ministerio del Interior de España “desconoce” las fronteras

Después de la publicación en la página web del Ministerio del Interior de una noticia de una operación conjunta de las autoridades marroquíes y españoles en la que erroneamente es mencionada la costa de Dajla, en el Sahara Occidental, como costa marroquí, CEAS envió una carta de denuncia y protesta (http://ceas-sahara.es/spip.php?article1393) exigiendo que la noticia sea rectificada de acuerdo con el mapa oficial de las Naciones Unidas.

El 5 de marzo de este año, el Frente Polisario emitió un comunicado en el que dice que la RASD y el Frente Polisario, como representante legítimo del pueblo saharaui, ha tomado medidas para proteger los recursos de su zona marítima presentando al Secretario General de las Naciones Unidas la coordenadas geográficas y las cartas que ilustran los límites exteriores de las 200 millas náuticas de su zona económica exclusiva.

Las zonas marítimas del Sahara Occidental, incluyendo la zona económica exclusiva, fueron declaradas oficialmente en 2009 (véase: http://www.sadroilandgas.com/publicity.htm). Aprovechando la visita de Ban Ki Moon a el Sahara Occidental en marzo de este año, el gobierno de la RASD, dio otro paso al entregar al Secretario General de las Naciones Unidas, depositario de la Convención de la Ley del Mar de las Naciones Unidas, las coordenadas y mapas que delimitan los límites exteriores de la ZEE del Sahara occidental.

Como exige el derecho internacional, las coordenadas y las cartas con los límites exteriores de la ZEE tienen que ser comunicadas a todos los estados miembros de la ONU a través de sus misiones permanentes en Nueva York y publicado por las Naciones Unidas.

Al aclarar los límites exteriores de la ZEE del Sahara Occidental, el gobierno de la RASD ha dejado claro que no está dispuesta a tolerar la explotación ilegal de los recursos naturales, incluyendo los recursos pesqueros, ni los esfuerzos de Marruecos ni las empresas extranjeras cómplices en la explotación de los recursos del fondo marino en las aguas saharauis.

Ayúdanos a difundir >>>