“Informe 2017 de HRW” superficial y con inexactitudes en relación con el Sahara Occidental

hrwEl informe de Human Rights Watch (HRW) de 2017 publicado esta semana una vez más mezcla Marruecos con Sahara Occidental no presentando un capítulo específico para el Sahara Occidental.

Se puede leer sobre el Sahara Occidental:

… Si bien en muchas ocasiones las autoridades toleraron manifestaciones de protesta, en el Sahara Occidental impidieron sistemáticamente las concentraciones a favor de la autodeterminación del territorio disputado …

HRW no vio la necesidad de explicar que el impedimento sistemático se realiza mediante la aplicación de la fuerza, con detenciones arbitrarias, torturas y juicios de activistas saharauis a pesar de numerosas denuncia, vídeos e información que documentan estas violaciónes de derechos humanos contra saharaui por las autoridades de ocupación.

Ali Anouzla, editor del sitio web de noticias independiente Lakome2.com, fue juzgado por dañar la “integridad territorial” de Marruecos a raíz de que, en una entrevista con un periódico alemán en 2015, se citó una expresión suya en la que se refería al Sahara Occidental como “ocupado”. El tribunal desestimó el caso en mayo, cuando el periódico confirmó que se trataba de un error de traducción …
Las autoridades expulsaron a varios visitantes extranjeros que se trasladaron al país para observar de manera directa las condiciones de derechos humanos en el Sahara Occidental o participar de eventos sobre derechos humanos. Por ejemplo, el 9 de octubre, expulsaron a Carlos Beristain, de nacionalidad española, experto en la situación de los derechos humanos en el Sahara Occidental, y a otros dos españoles a quienes la Asociación Saharaui de Víctimas de violaciones graves de Derechos Humanos había invitado a participar en el primer evento público que la asociación organizaba desde que obtuvo el reconocimiento legal en 2015. El policía que interceptó a Beristain en el aeropuerto le dijo que su presencia “representaba un peligro para el orden público”…
… Veinticinco saharauis ganaron un nuevo juicio en la justicia civil después de que el Tribunal de Casación, el 27 de julio, anuló la condena que en 2013 les impuso un tribunal militar. Ese tribunal impuso a 23 de ellos penas de prisión de entre 20 años y cadena perpetua. Los hombres, entre los cuales se cuentan conocidos activistas, habían sido acusados en relación con hechos de violencia que se desencadenaron en 2010, cuando las autoridades desmantelaron el campamento de protesta de Gdeim Izik en el Sahara Occidental y durante los cuales murieron 11 agentes de seguridad. El tribunal militar no investigó los señalamientos de los acusados de que habían sido torturados por policías o forzados a firmar declaraciones falsas, y el tribunal se basó de manera casi exclusiva en esas declaraciones para disponer sus condenas…

Los acusados en el nuevo juicio son 24 y no 25, ya que Hassanna Aalia, uno de los 25 activistas del primer juicio, se encuentra con el asilo político en España, hecho que debería ser mencionado en este párrafo ya que el asilo concedido se basa precisamente en el hecho de que la vida de Aalia corre peligro si regresa a Marruecos y habiendo sido condenado en rebeldía por cargos que no han sido probados y confesiones obtenidas bajo tortura.

HRW dice que 11 agentes de seguridad han muerto, pero este número nunca ha sido confirmado ya que en el juicio militar el fiscal genera ha hablado de 9, 11 o 16 víctimas mortales, pero nunca se han mostrado autopsias o imágenes de los cadáveres.

… En diciembre de 2015, el Tribunal General de la Unión Europea resolvió anular la aplicación al Sahara Occidental del acuerdo de comercio celebrado entre la Unión Europea y Marruecos sobre productos agrícolas y de pesca. El tribunal sostuvo que el acuerdo era defectuoso porque no “garantiza una explotación de los recursos naturales del Sahara Occidental que resulte beneficiosa para sus habitantes”. La UE apeló la sentencia …

El dictamen no habla de beneficios para sus habitantes, pero se de beneficios para la población saharaui, un hecho importante, ya que los actuales habitantes del Sahara Occidental son saharauis y miles de colonos marroquíes enviados para alterar la demografía y controlar el territorio.

… En marzo, el Secretario General Ban Ki-moon viajó a los campamentos de refugiados saharauis en Argelia, donde se refirió al Sahara Occidental como territorio “ocupado” y planteó la posibilidad de realizar un referéndum para determinar el futuro del territorio, posiciones que son totalmente contrarias a la de Marruecos. En respuesta, Marruecos expulsó al personal civil de la misión de paz en el Sahara Occidental, MINURSO. A la fecha de redacción del presente informe, solamente parte del personal había podido regresar …

Ban Ki-Moon no ha planteado la posibilidad de un referendum, el referendum fue la base del acuerdo de alto el fuego de 1991 firmado por ambas partes (Frente Polisario y el Reino de Marruecos) y es referenciado en todas las resoluciones de la ONU desde entonces. El Secretario General dijo, eso sí, que era necesario reactivar las negociaciones para el referéndum que ha sido impedido por Marruecos.

… Estados Unidos reconoció y rectificó públicamente un error menor, pero confirmó lo señalado en el capítulo sobre Marruecos de su Informe por Países sobre Prácticas de Derechos Humanos correspondiente a 2015, después de que el ministro del interior de Marruecos, en el mes de mayo, calificara al informe de “absolutamente escandaloso, pasando de verdades a medias a invenciones simples y llanas, y de errores de interpretación a mentiras flagrantes” …
… De acuerdo con las leyes aprobadas por el Congreso en 2016, los Estados Unidos permitiran, que las ayudas concedidas a Marruecos fuesen usadas en el Sahara Occidental, aunque los Estados Unidos no reconoce la soberanía marroquí sobre el territorio. La ONG estadounidense International Republican Institute recibió en abril una subvención del gobierno de 1 millón $ US para llevar a cabo un programa de dos años sobre sociedad civil y gobierno participativo en el Sahara Occidental.

A pesar de HRW no tener acceso a Marruecos ni al Sahara Occidental las denuncias de la situación en el territorio se publican en diversos medios de comunicación, así como por varias asociaciones saharauis en el terreno, así como la Asociación Marroquí de Derechos Humanos (AMDH).

No se mencionan los numerosos presos políticos, entre ellos periodistas y estudiantes, la postergación sistemática de sus juicios, ni la persecución diaria de activistas saharauis con la vigilancia de sus casas, la falta de libertad de movimiento y la brutal represión existente en los territorios ocupados.

El hecho de mezclar los diferentes acontecimientos en el Sahara Occidental con acontecimientos en diferentes regiones de Marruecos como si de un único territorio se tratase no es la mejor manera de abordar el tema.

En el capítulo referente a los “actores internacionales” en los que se hace mención a la Unión Europea, al Secretario General de la ONU y los EE.UU., no se hace ninguna mención a las diversas posiciones de la Unión Africana sobre el Sahara Occidental, el derecho a la libre determinación y los recursos naturales.

Teniendo en cuenta los medios de esta organización, tenemos la sensación de que el análisis es pobre e insuficiente, esperamos que el próximo informe será más completo y riguroso.