Anass Omari, el niño de once años que había sido separado de su familia en El Aaiún ayer, por haber hecho una bandera de la RASD, fue hoy devuelto a su casa en El Aaiún.

Anass pasó la noche en la comisaría de policía e iba a ser internado en el orfanato Salé, a más de 1000 km de distancia, en territorio marroquí.

La policía de ocupación justificó esta acción por haber hecho Anass banderas de la RASD (República Árabe Saharaui Democrática).

El niño había escrito una carta a los niños y jóvenes saharauis para pedir que no lo olvidasen.

La indignación de la población saharaui, así como la difusión y denuncia del caso en las redes sociales y los medios de comunicación ejercieron la presión necesaria para que el niño sea devuelto a su familia.

Uso de cookies

porunsaharalibre.org utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies