Comunicado de las Familias del Grupo Gdeim Izik

Tras los secuestros realizados por la administración penitenciaria de los presos políticos saharauis del grupo Gdeim Izik, estos últimos fueron trasladados a diferentes prisiones dentro de Marruecos, sin que sus familias fueran avisadas.

Después de comunicarse con algunos de estos detenidos, la magnitud del sufrimiento es clara. La situación de nuestros hijos es trágica debido a los malos tratos y el deseo político de venganza, contrario a todas las reglas y convenciones internacionales que garantizan su dignidad y sus derechos. La situación de los prisioneros políticos saharauis puede resumirse de la siguiente manera:

  • Maltrato por insultos y difamación durante y después del traslado, en particular los detenidos Abdallahi Toubali, Brahim Ismaili en Tiflet 1 y Tiflet 2, y Sidahmed Lemjeyid y Mohamed Bani en la cárcel de Ait Melloul.
  • Todos los prisioneros están recluidos en celdas aisladas que no tienen los requisitos mínimos de higiene. Algunas están llenas de gusanos y ratas y la proximidad de los prisioneros de delito común lleva a emisiones contaminantes (cannabis y tabaco). Todas sus pertenencias que trajeron de la prisión anterior fueron confiscadas, como mantas, ropa, libros y medicamentos.
  • No tienen acceso al tratamiento médico exigido por su estado de salud, en particular Sidahmed Lemjeyid y Brahim Ismaili.
  • El derecho de libre acceso a los detenidos no está garantizado, se ha negado el derecho de visita a la madre del preso político Mohamed Mbarek Lefkir en la cárcel de Ait Melloul.

Leer más

Ayúdanos a difundir >>>