Los pequeños embajadores de paz saharauis en Italia

PUSL entrevistó a Fatimelu Sidi Allal, miembro de la representación del Frente Polisario en Italia. El proyecto “Pequeños Embajadores de Paz” que se inició en Italia en 1982 ( en Toscana Sesto Fiorentino) ha evolucionado a lo largo de los años acogiendo cada vez más niños de los campos de refugiados saharauis. Es un proyecto nacional que tiene expresión en varias regiones y municipios en Italia e involucra la participación activa de políticos, asociaciones, organizaciones religiosas, voluntarios y médicos etc..

Fatimelu Sidi Allal comenzó por hablarnos del gesto radical del pueblo saharaui. El gesto radical que todo un pueblo abrazó cuando fue invadido por Marruecos, en lugar de huir al Atlántico que bordea toda la costa saharaui, donde se encuentran sus ciudades con más población, huyeron al desierto. Optar por un exilio extremo, es el único pueblo que huye de la costa al desierto para reorganizarse. Este gesto dice Fatimelu tiene hoy un valor increíble inestimable, porque mientras poblaciones enteras se reúnen para cruzar el Mediterráneo, buscando del otro lado, soluciones individuales y definitivas para sus vidas por causa de  las tragedias que sufren, los saharauis ven los campos de refugiados en el desierto como el lugar donde pertenecen y donde pueden reorganizarse para poder recuperar su tierra sustraída  ¿Y cómo lo hacen? De una forma sin precedentes, una lucha no violenta, extremamente civil , respetando las resoluciones de las Naciones Unidas y de la Unión Africana.

Fatimelu, ¿puede contarnos un poco sobre el proyecto “Pequeños Embajadores de Paz” En Italia?

La acogida de los “Pequeños Embajadores de Paz Saharauis comenzó en Italia en 1982.

La actividad consiste en acoger niños saharauis (y dos monitores por cada 10 niños) durante los meses más cálidos del verano, julio y agosto (el período en que hace un calor insoportable en los campos), son niños entre los 8 a 12 años de edad .

Los niños nunca son los mismos (se organiza una planificación de autorizaciones, que permite abarcar el mayor número posible de niños, dando prioridad a los niños con problemas de salud).

Queremos ofrecer el máximo posible a los niños a lo largo de los años una asistencia médica  puntual representa una plusvalía, ayuda en la mejora de la salud de estos niños y de consecuencias su impacto sobre la salud de la población refugiada saharaui es inmenso.

¿Por qué les llaman “Pequeños Embajadores”?

Los llamamos “Pequeños Embajadores de la Paz” porque los saharauis son el único pueblo árabe, musulmán que confía sus hijos a personas de otras culturas muy diferentes, muy lejanas, tanto desde el punto de vista religioso, histórico y de costumbres. Este gesto de nuestro pueblo es un gesto pacífico y de extrema confianza en los otros, dejamos  la custodia de nuestros niños  desde hace mas 36 años a la sociedad civil italiana que está interesada en ayudar a nuestro pueblo, conscientes que en esa edad los  recuerdo positivos tiene un valor inmenso y inolvidable.

De esta manera nosotros, los saharauis, hemos decidido visibilizar nuestra causa con este gesto, marcando una diferencia abismal con otros pueblos que recurren a otros métodos para resaltar sus luchas. Los saharauis envíanos los elementos más nobles, más frágiles de nuestra sociedad, los niños, superando de esta forma el mal de nuestra época ; el miedo y la desconfianza hacia los otros, para que el mundo sepa que existe un pueblo que desde hace más de 43 años aguanta, y resiste de forma no violenta no obstante un conflicto lleno de amarga injusticia.

Somos  la última colonia de África y a pesar de nuestra tenacidad en luchar y obtener sea políticamente que jurídicamente todos los reconocimientos, la comunidad internacional no ha logrado dar el paso  che el derecho y la lógica imponen; la organización de un Referéndum por la autodeterminación para el pueblo saharaui.

¿Cuáles son los objetivos de este proyecto?

Son varios, queremos dar a los niños nacidos en los campos de refugiados saharauis en el sur de Argelia la posibilidad de tratamiento médico adecuado para resolver problemas de salud no de fácil solución en los campamentos, en dos meses con rápidas operaciones quirúrgicas cambias de verdad el futuro de un niño.

Pero también darles la oportunidad de divertirse, vivir como otros niños fuera del contexto de emergencia de un campo de refugiados al menos en una pequeña parte de su infancia Y también ponerlos en contacto con otras entidades, lejos del punto de vista cultural, para que puedan aprender a interactuar con los demás y ser educados para la convivencia que sólo el conocimiento mutuo puede nutrir.

Por otro lado, esto ofrece a aquellos que acogen la posibilidad de conocer la sociedad saharauis  sin intermediarios, entrando en contacto con sus pequeños “embajadores de la paz”.

¿Cuáles son los apoyos para la asistencia médica y qué sucede cuando regresan a casa?

Todos los análisis de sangre, orina, etc y exámenes se realizan a través del sistema de salud pública mientras que algunas consultas de especialidades clínicas como dentista y oftalmología son realizadas por médicos privados voluntarios, tengo el deber moral de reconocer que los Médicos voluntarios muy a menudo superan la demanda.

Todos los niños hacen un chequeo completo y luego se tratan de acuerdo con las necesidades. Cuando regresan los monitores que los acompañan explican todo a la familia y entregan el informe médico individual explicando allí donde es necesario como proceder. Normalmente los dos meses que están en Italia son suficientes para resolver la mayoría de los problemas de salud, son pocos los casos que requieren un apoyo más prolongado o el regreso del niño a Italia el verano siguiente.

¿Cuál es el papel de los monitores?

Los monitores son también saharauis, son los directos responsables, su papel es central; son una garantía, permiten una mejor integración y asistencia, en ellos los niños encuentran el apoyo emocional necesario. Antes de venir los monitores, se forman en los campos de refugiados atreves del proyecto de la asociación de solidaridad italiana para que sean preparados a la responsabilidad que los espera. Los monitores son refugiados ellos también, los Italianos son muy conscientes de esto, los monitores tienen los  mismos beneficios reservados a los niños  y las asociaciones italianas actúan en consecuencia.

¿Los niños donde se quedan durante los dos meses?

Los niños se quedan con los monitores en espacios concedidos por municipios, iglesias y asociaciones, los lugares tienen un certificado de idoneidad emitido por parte de las autoridades italianas.

El seguimiento en general se divide entre 4 municipios o asociaciones que dividen la responsabilidad durante los 2 meses.

En algunos casos muy específicos de niños con necesidades especiales, éstos se integran en una familia.

El hecho de estar todos juntos les facilita mucho sobrepasar la distancia de su familia y  las actividades integradas en las comunidades locales la hacen todos juntos que es uno de los objetivos del proyecto.

¿Cuál es la evaluación que hace de este proyecto?

Los resultados de este proyecto a lo largo del tiempo son variados y el balance general es positivo, especialmente porque el proyecto da a las personas en Italia la posibilidad de unirse con las instituciones en torno a un proyecto humanamente y éticamente responsable, solidaridad y cariño que se expresan de varias maneras: enfrentando los problemas prácticos que la acogida impone, ofreciendo sonrisas, descanso y generosidad de una manera que los niños nunca olvidarán.

Los niños, por su parte, están ansiosos por regresar a casa mejor de come han venido, su deseo es el regreso porque es en los campos que ellos tienen sus afectos imprescindibles, a sus familias desean mostrar cuánto aprendieron y cuánto su condición de salud cambió.

¿Cómo es posible lograr este proyecto? ¿Este proyecto sobrepasa la ayuda médica?

El trabajo realizado por las asociaciones italianas es un cimiento fundamental sobre el que se construye una nueva confianza para los saharauis mientras esperamos un referéndum pacífico para la autodeterminación, que desgraciadamente ha sido pospuesto sistemáticamente desde 1991. La solidaridad de la sociedad civil y de los actores políticos es indispensable para darnos algún aliento en nuestro camino hacia una patria libre, inclusiva y que respeta  los acuerdos que firmamos en función de una convivencia responsable.

Estamos inmensamente agradecidos a todo el pueblo italiano por querer acompañarnos en este enorme trabajo que la larga espera nos impone en condiciones difíciles.

Superamos muchos desafíos aprendiendo con varios proyectos de cooperación, pero la recepción anual de estos niños es realmente el proyecto más interesante y útil para nosotros.

¡Y agradecemos de todo corazón a todos los que contribuyen de alguna manera a este milagro de la participación.

P. D.: mientras cerramos la entrevista su Santidad Papa Francesco recibe una delegación de niños Los pequeños embajadores de paz saharauis en Italia.

1 comentario en “Los pequeños embajadores de paz saharauis en Italia

Los comentarios están cerrados.

Uso de cookies

porunsaharalibre.org utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies