El Bachir Khadda, preso político saharaui del grupo de Gdeim Izik, entra en huelga de hambre

El Aaiun, 18 de septiembre de 2018 – La familia de El Bachir Khadda

Nosotros, la familia de El Bachir Khadda, preso político saharaui del grupo de Gdeim Izik, actualmente detenido en la cárcel Tilftet 2 en Marruecos, más de 1200 kilómetros de su ciudad natal, El-Aaiún, Sahara Occidental, informamos que comenzó hoy, martes 18 de septiembre de 2018, una huelga de hambre ilimitada.

El Bachir Khadda fue arrestado en 2010 tras el desmantelamiento del campamento de Gdeim Izik y, a pesar de la falta de pruebas, el Tribunal de Apelaciones de Rabat lo condenó a 20 años de prisión en 2017 en un procedimientos marcados por múltiples y graves violaciones del derecho a un juicio justo.

Debido a las condiciones inhumanas y degradantes de la detención que enfrenta, así como el deterioro de su salud, y después de muchas quejas a las autoridades marroquíes y la CNDH (Consejo Nacional de Derechos Humanos de Marruecos) por sí mismo , su familia y su abogado que permanecieron sin respuesta, El Bachir decidió iniciar una huelga de hambre para:

1 – Para exigir acceso a la atención médica de inmediato

2.- Exigir su traslado al Sáhara Occidental para acercarse a su familia

3.- Que el Tribunal de Casación responda en un tiempo razonable ya que el grupo Gdeim Izik está ahora en prisión desde 2010

El Bachir Khadda ha estado en aislamiento prolongado durante más de 10 meses y, debido a las largas distancias, las visitas familiares son muy difíciles. Las llamadas telefónicas solo se permiten una vez a la semana, 5 minutos, para toda la familia. Fue sometido a malos tratos continuos, amenazas y acoso por parte de la dirección de la prisión y los guardias.

Llamamos a la comunidad internacional a apoyar a El Bachir Khadda en sus justas demandas.

Ayúdanos a difundir >>>