La UE pretende legalizar la ocupación del Sahara Occidental a través de acuerdos económicos con Marruecos

• Las Comisiones de Agricultura y Pesca del Parlamento abordaron hoy los acuerdos comerciales suspendidos por ley para incluir al Sahara.
• Lídia Senra advierte que la UE pretende justificar nuevos acuerdos con la realización de una consulta que solo tuvo en cuenta al gobierno Alauí.

Bruselas, 9 de octubre de 2018. El 10 de diciembre de 2015, una sentencia histórica del Tribunal de Justicia de la UE anuló el acuerdo de libre comercio de la UE con Marruecos por violar los derechos del pueblo saharaui. En ella, la TJUE especificaba que el Sáhara Occidental no es parte de Marruecos, por lo tanto, si la UE permite la importación de productos obtenidos de un tercer país que viola los derechos fundamentales, es decir, un territorio bajo ocupación, estaría fomentando indirectamente esas violaciones de derechos. A principios de 2018, una nueva resolución de TJUE estableció que el Acuerdo de Pesca firmado en 2006 entre la Unión Europea y Marruecos no es aplicable al Sahara Occidental.

Frente a este pinchazo de la arquitectura legal en la que se arropan sus relaciones comerciales, la Unión Europea está maniobrando para poder presentar nuevos acuerdos económicos mediante los cuales aprovecharse de los recursos naturales del pueblo saharaui sin renunciar a tener como socio una potencia ocupante, como es el Reino de Marruecos.

En el marco de este contexto, y al hilo de los movimientos que se vienen dando en los últimos meses de cara a intentar cerrar estos acuerdos antes del final de la legislatura, las relaciones comerciales entre la UE y Marruecos se han abordado por partida doble hoy en el Parlamento Europeo: en la sesión de la mañana de la Comisión de Agricultura y Desarrollo Rural -donde el representante de la Comisión Europea justificó el avance de las negociaciones basadas en la realización de una supuesta consulta con la población, sin entrar en más detalles- y la sesión de la tarde de la Comisión de Pesca.

Lídia Senra, coordinadora del Grupo Confederal de la Izquierda Unitaria Europea / Izquierda Verde Nórdica (GUE/NGL) en la Comisión de Agricultura y miembro suplente en la de Pesca, y que en octubre de 2017 formó parte de la delegación de eurodiputadas/os expulsada del Sahara Occidental ocupado, tomó la palabra en ambas comisiones para mostrar su profunda crítica con el procedimiento del organismo comunitario.

“En el año 2015, una sentencia judicial anuló el acuerdo comercial entre la UE y Marruecos. En 2016, un nuevo fallo delimitó que los productos del Sáhara Occidental deberían quedar fuera salvo consentimiento explícito del pueblo saharaui. Ahora, la UE pretende torcer esta condición argumentando que se está llevando a cabo una supuesta consulta. Pero “consulta” no significa “consentimiento”, así como consultar a la “población” no significa consultar al “pueblo” saharaui. El consentimiento tendría que otorgar al pueblo saharaui en cualquier caso a través de su legítimo representante internacionalmente reconocido, es decir, el Frente Polisario “.

En la sesión de la tarde de la Comisión de Pesca, la eurodiputada Lídia Senra preguntó directamente sobre este aspecto al representante del Frente Polisario, quien dijo que esta consulta se realizó “con Marruecos y el entorno del Gobierno de Marruecos (…) La Comisión ignoró a el Frente Polisario ( …) y hablan de población, no del pueblo saharaui”, por lo tanto no consultó al representante legítimo del pueblo saharaui, ni respetó los marcos estipulados por las sentencias de la TJUE.

Ante esta realidad, la eurodiputada gallega califica de “chapuza” la consulta realizada por la UE para pretender dotar de validez un acuerdo ilegal según el derecho internacional. Esta posición fue reafirmada por 89 organizaciones y el propio Frente Polisario, que en febrero de este mes hicieron pública una carta en la que desmontan la versión de la Comisión Europea que afirma que “el 83% de los grupos que, según la Comisión de la UE, participaron en una ´consulta´ relacionada con el comercio del Sáhara Occidental nunca se les pidió participar, o no participaron, en ningún proceso de consulta”.

Senra también criticó el retorcido cinismo que hace gala la UE cuando argumenta que no comercializar productos saharauis -vía explotación de estos recursos controlada por el Gobierno de Marruecos, es una pérdida económica para el pueblo saharaui. “¿Cómo beneficia el acuerdo de pesca a más de 173,000 refugiadas
y refugiados en los campamentos de Tindouf que dependen de las ayudas internacionales? ¿Estas miles de personas han sido consultadas?

Ante las maniobras del Gobierno de Marruecos y de la UE para evitar el cumplimiento de las sentencias de la TJUE, la eurodiputada europea pidió a la UE que cese en su actitud parcial y que respete escrupulosamente el Artículo 73 de la Carta de la Organización de las Naciones Unidas sobre Territorios No Autónomos, como es en este caso el Sahara Occidental ocupado por Marruecos. También insta a las potencias europeas a “adoptar de una vez por todas una posición coherente con los valores que dice defender, respetando las sentencias del Tribunal de Justicia de la UE y haciendo todo lo posible para que la ONU y la comunidad internacional en sentido amplio se comprometan a cumplir con la realización del referéndum de autodeterminación”.

1 comentario en “La UE pretende legalizar la ocupación del Sahara Occidental a través de acuerdos económicos con Marruecos

Los comentarios están cerrados.

Uso de cookies

porunsaharalibre.org utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies