Ana Miranda (eurodiputada BNG) critica el cinismo de la CE al negociar el acuerdo pesquero con Marruecos sin contar con el pueblo saharaui

bng.gal.- La eurodiputada del BNG avanza que el grupo Verdes-ALE no apoyará un acuerdo que sea ilegal

La eurodiputada del BNG, Ana Miranda, denunció la “muestra de cinismo de la Comisión Europea” por su forma de negociar el acuerdo pesquero con Marruecos al no tener en cuenta al pueblo saharaui, representado por el Frente Polisario, y centrarse en los beneficios económicos de Marruecos. “Parece que estos beneficios son lo único que le importa a la Comisión, ¿pero qué beneficio tiene la población saharaui?”, señaló Miranda en su intervención en la Comisión de Pesca, al tiempo que aseguró que el grupo Verdes-ALE, en el que está integrado el BNG, no apoyará el acuerdo “si es ilegal”.

“Queremos acuerdos legales y que los propios pescadores no tengan que sufrir una reversión del acuerdo por el propio Tribunal”, manifestó Ana Miranda, en referencia a resolución del Tribunal de Justicia de la Unión Europea del pasado mes de febrero en la que excluía las aguas Saharauis del acuerdo pesquero con Marruecos y reconocía que el único y legítimo propietario de estos recursos es el Pueblo Saharaui.

En el tocante a las negociaciones desenvolvidas por la Comisión, la eurodiputada del Bloque criticó al mismo tiempo que la delegación de Acción Exterior visitara Marruecos antes de dirigirse a los lugares a los que se refieren los acuerdos, en la zona pesquera saharaui. “Esto es una falta de consideración al legítimo representante, que es el Frente Polisario, reconocido por Naciones Unidas”, destacó.

Miranda criticó por otro lado a política colonialista que lleva a cabo Marruecos, mediante la que desvía población marroquí a las zonas pesqueras saharauis, haciéndolas pasar por población local. Este procedimiento vulnera los acuerdos de la ONU, ya que estos estipulan que los acuerdos de pesca deben beneficiar las poblaciones locales, es decir, a la población saharaui.

Colonización con fondos europeos

“La propia Comisión admite que no hay trabajadores saharauis en el sector debido la ese proceso de colonización territorial con los fondos europeos para llevar allí poblaciones de origen marroquí”, explicó la eurodiputada al respeto. “Se trata de una muestra de cinismo más”, añadió.

Según explicó la eurodiputada, el Tribunal de Justicia exigió que el acuerdo fuera consentido por el pueblo saharaui, “no de las poblaciones locales, sino de los representantes del pueblo saharaui”. En este sentido, defendió que la situación del Sáhara Occidental sea tratada en la Comisión de Pesca, “porque ni les llegan beneficios, ni se les está teniendo en cuenta y además este acuerdo puede ser ilegal”.

Ayúdanos a difundir >>>