Federica Morgherini responde a IU sobre la situación de los presos políticos saharauis

PUSL .- Federica Morgherini, Alta Representante de la UE para Política Exterior y Seguridad, respondió por escrito a las preguntas formuladas por la eurodiputada española, Paloma Lopez, de Izquierda Unida sobre la situación de los presos políticos saharauis del Grupo de Gdeim Izik.

Lopez había presentado en los últimos meses de 2018 dos preguntas sobre la situación de riesgo en que se encuentran los presos políticos saharauis detenidos en Tiflet2, Marruecos.

Los cuatro miembros de los grupos Gdeim Izik se encuentran en confinamiento prolongado hace más de un año y han sido víctimas de malos tratos y negligencia médica intencionada, han realizado varias huelgas de hambre y su caso ha sido ampliamente denunciado no sólo a la Unión Europea, también en los mecanismos de las Naciones Unidas.

Las dos preguntas presentadas sobre Sidi Abdallah Abbahah, Mohamed Bourial, Mohamed Lamin Haddi y El Bachir Khadda fueron:

Pregunta con solicitud de respuesta escrita E-005408/2018/rev.1
… “Sabiendo que el confinamiento en condiciones inhumanas de aislamiento es contrario a la legalidad internacional (Regla 17 de las Reglas de las Naciones Unidas para el Tratamiento de los Reclusos):

1) ¿Conoce la Vicepresidenta / Alta Representante estas prácticas con las que el Reino de Marruecos atenta contra los derechos humanos más básicos?
2) El Comité de las Naciones Unidas contra la Tortura ha notificado casos de tortura y violaciones del Derecho internacional. ¿Existe alguna excepción aplicable al Reino de Marruecos para que la Unión Europea no condene estas prácticas contra los presos saharauis?

Pregunta con solicitud de respuesta escrita E-005407/2018 / rev.1
1) ¿La Vicepresidenta / Alta Representante conoce estas prácticas con las que el Reino de Marruecos ataca los derechos humanos más básicos?
2) El Comité de las Naciones Unidas contra la Tortura ha informado casos de tortura y violaciones del derecho internacional. ¿Existen excepciones aplicables al Reino de Marruecos para que la Unión Europea no condene estas prácticas contra prisioneros saharauis?

Federica Morgherini respondió en dos cartas con una respuesta tipo que ha utilizado a lo largo de estos años publicadas al final de este artículo. Sin embargo, la segunda respuesta enviada el 7 de enero de este año indica que:

De conformidad con el artículo 2 del Acuerdo de Asociación UE-Marruecos, el respeto de los principios democráticos y de los derechos humanos es un elemento esencial del Acuerdo. Por consiguiente, la UE manifiesta periódicamente sus preocupaciones en materia de derechos humanos, en particular en las reuniones del subcomité de derechos humanos y de los principios democráticos establecidos en el marco del Acuerdo.

Marruecos está en violación clara con los derechos humanos en lo que concierne a los presos políticos saharauis, pero sólo es “informado de las preocupaciones” sin sufrir ningún tipo de consecuencia y, aún es más, disfruta de grandes sumas, “A través del presupuesto de la UE, la Unión apoya instituciones y organizaciones de la sociedad civil, con el objetivo de reforzar el sistema judicial en Marruecos, de conformidad con la Constitución marroquí de 2011.”

Morgherini continúa diciendo que las informaciones sobre los presos llegan a través del CNDH (Consejo Nacional de Derechos Humanos de Marruecos) y de una asociación saharaui legalizada y reconocida por Marruecos. El CNDH es considerado por Amnistía Internacional un organismo con falta de independencia como se puede leer en el informe de 2018 “El hecho de que el presidente de la CNDH y al menos nueve de sus 27 miembros sean nombrados por el rey de Marruecos es una amenaza a su independencia y imparcialidad “.[1]

Por lo tanto, es sorprendente que Frederica Morgherini parece tener sólo información “reactiva” porque la situación de los presos políticos sólo se menciona cuando existen preguntas escritas u orales en el Parlamento Europeo presentadas por los eurodiputados y que las respuestas tardan meses, debido ciertamente al “seguimiento de la situación” por el CNDH y otras fuentes consultadas por Morgherini que son claramente deficientes.

ES E-005408/2018
Respuesta de la vicepresidenta Mogherini en nombre de la Comisión Europea
(22.12.2018)

La UE ha estado muy atenta a la situación de los presos de Gdeim Izik.

El seguimiento de esa situación ha incluido la presencia de la Delegación de la UE en Rabat en calidad de observadora en el proceso civil. Además, los representantes de la Delegación de la UE en Rabat se reúnen periódicamente con el Consejo Nacional de los Derechos Humanos para hablar de las condiciones sanitarias y generales de reclusión de los presos de Gdeim Izik. También se han celebrado reuniones sobre el tema con organizaciones de la sociedad civil, y en particular con la Asociación Saharaui de Víctimas de Graves Violaciones de los Derechos Humanos.

La democracia y los derechos humanos son elementos esenciales de la política exterior de la UE y de su diálogo con los países socios, incluido Marruecos. La prevención y erradicación de todas las formas de tortura y malos tratos en todo el mundo es uno de los principales objetivos de la política de derechos humanos de la UE. En el marco de su diálogo político periódico con las autoridades de Marruecos, la UE expresa sistemáticamente su preocupación por los presuntos casos de malos tratos e impunidad. A través de su presupuesto, la UE también presta apoyo a las instituciones y las organizaciones de la sociedad civil presentes en Marruecos con vistas a reforzar el sistema judicial, en consonancia con las ambiciosas normas establecidas en la Constitución marroquí de 2011.

La UE recuerda su apoyo a los esfuerzos del secretario general de las Naciones Unidas por alcanzar una solución política justa, duradera y aceptable para ambas partes, que contemple la autodeterminación del pueblo del Sáhara Occidental en el marco de acuerdos coherentes con los principios y objetivos de la Carta de las Naciones Unidas.

ES E-005407/2018
Respuesta de la vicepresidenta Mogherinien nombre de la Comisión Europea
(07/01/2019)

La Unión Europea está siguiendo de cerca la situación de los presos de “Gdeim Izik”.

La delegación de la UE en Rabat estuvo presente como observadora en el proceso civil y los representantes de la delegación celebran reuniones regulares con el Consejo Nacional de Derechos Humanos sobre la salud y las condiciones de detención de los presos de Gedeim Izik. También se realizaron reuniones con organizaciones de la sociedad civil, principalmente con la Asociación Saharaui de Violaciones Graves de los Derechos Humanos. En el caso del Sr. Khadda, los informes indican que suspendió la huelga de hambre que comenzó el 18 de septiembre de 2018.

La democracia y los derechos humanos son componentes esenciales de la política exterior de la UE. En sus contactos regulares con las autoridades marroquíes, la UE manifiesta constantemente su preocupación por los supuestos casos de malos tratos e impunidad. A través del presupuesto de la UE, la Unión apoya a instituciones y organizaciones de la sociedad civil con el objetivo de reforzar el sistema judicial en Marruecos, de conformidad con la Constitución marroquí de 2011.

La UE desea recordar su apoyo a los esfuerzos del Secretario General de las Naciones Unidas para llegar a una solución política justa, duradera y aceptable para ambas partes, que contemple la autodeterminación del pueblo del Sáhara Occidental en el marco de acuerdos compatibles con los principios y objetivos de la Carta de las Naciones Unidas.

De conformidad con el artículo 2 del Acuerdo de Asociación UE-Marruecos, el respeto de los principios democráticos y de los derechos humanos es un elemento esencial del Acuerdo. Por consiguiente, la UE manifiesta periódicamente sus preocupaciones en materia de derechos humanos, en particular en las reuniones del subcomité de derechos humanos y de los principios democráticos establecidos en el marco del Acuerdo.

[1] https://www.amnesty.org/download/Documents/MDE2992252018ENGLISH.pdf

Ayúdanos a difundir >>>