PE aprueba la ampliación de un acuerdo comercial con Marruecos al Sáhara Occidental basándose en una mentira y desatendiendo al TJUE

PUSL. -El Parlamento Europeo aprobó hoy una modificación del acuerdo de liberalización comercial entre la Unión Europea y Marruecos para extender al Sáhara Occidental el trato preferencial concedido a los productos marroquíes en clara falta de respeto por la sentencia de diciembre de 2016 del Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TJUE), que dio lugar a una denuncia del Frente Polisario (legítimo representante del pueblo saharaui) y que consideró que el acuerdo celebrado con Marruecos – que entró en vigor en 2013 – no preveía una base jurídica para la inclusión del Sáhara Occidental ya que el territorio es distinto y separado de Marruecos y, por tanto, no podría aplicarse a este territorio excepto con el consentimiento del pueblo saharaui.

Con la clara intención de no respetar la sentencia, el Consejo de la UE concedió un mandato a la Comisión Europea para poder modificar el acuerdo de liberalización recurriendo a una maniobra poco honesta y a una interpretación “libre” modificando el significado del acuerdo. Para ello sustituye el término población saharaui por “población local”, que incluye a los colonos marroquíes introducidos por el Estado ocupante tras la invasión del territorio no autónomo en 1975. El objetivo era establecer la apariencia de un fundamento jurídico que permitiría mantener extensivos a los productos del Sáhara Occidental el tratamiento y los beneficios aplicados por la UE a los productos de Marruecos. El expolio de los recursos saharauis por Marruecos es tan significativa que justifica y financia una presencia militar masiva en los territorios ocupados y el mantenimiento del mayor muro de separación del mundo (2720km).

En la votación del 16 de enero de 2019 en Estrasburgo, los eurodiputados aprobaron esta enmienda con 444 votos a favor, 167 votos en contra y 68 abstenciones. El nuevo acuerdo incluye un mecanismo de rastreo de los productos, “para garantizar que los beneficios revisten a favor de la población local” y no de la población saharaui como exigía la sentencia del TJUE.

El Frente Polisario emitió un comunicado en el que condena enérgicamente la “decisión ilegal y de corta visión del Parlamento de la UE de prolongar el acuerdo comercial UE-Marruecos hacia los territorios ocupados del Sáhara Occidental.”

Mohamed Sidati, representante del Frente Polisario, alerta del hecho de que el resultado de esta votación representa “un golpe directo no sólo para los defensores de los derechos humanos y el derecho internacional, sino para el propio proceso de paz liderado por la ONU que la UE dice apoyar.” Y agrega que la decisión mina el progreso y perjudica el resultado de las negociaciones políticas iniciadas por el Enviado Personal del Secretario General de las Naciones Unidas. La posibilidad real de enfrentar el difícil desafío de forjar una paz sostenible fue así cuestionada por el incumplimiento y la manipulación por parte de la UE.

Hay que recordar que la “consulta” efectuada por la UE a la población local no incluyó al representante legítimo del pueblo saharaui, de hecho todas las asociaciones y movimientos civiles saharaui indicaron que su portavoz era el Frente Polisario. De hecho, la sentencia nunca mencionó ninguna consulta, sin el consentimiento del pueblo saharaui.

El proceso de consulta fue tan corrupto que llevó a la dimisión de la responsable de las negociaciones del acuerdo del Parlamento Europeo para incluir el Sáhara Occidental en el acuerdo de comercio de productos agrícolas y pesqueros entre la UE y Marruecos. La eurodiputada liberal francesa, Patricia Lalonde, renunció al cargo de ponente por el conflicto de intereses y sus supuestas conexiones con Rabat a través de la EuroMed. La diputada, es miembro del Consejo de EuroMedA, corporación con vínculos estrechos con el gobierno marroquí.

En el informe presentado por Lalonde sobre las supuestas “consultas” se incluye un Saharaui que según Lalond habría tenido una reunión con la delegación que ella dirigía y que visitó El Aaiún, sin embargo la persona indicada estaba en Granada, España en el día y hora indicada y con fotografías publicadas en Facebook. La “consulta” incluye también empresas que son propiedad del Estado Marroquí como la empresa de explotación de fosfatos OCP, entre otras, claramente un conflicto de intereses. Esta supuesta “consulta” es una violación ética, moral y honesta de la UE y una absoluto falra de respeto por el derecho.

Por una lado, la UE pide regularmente a ambas partes del conflicto (Marruecos y del Frente Polisario) que eviten medidas que minen o prejuzguen el proceso de paz, pero por otra parte ha decidido ir en contra de las decisiones de su propio tribunal que claramente condena la inclusión Sáhara Occidental en los acuerdos EU / Marruecos.

Sidati, insta a la UE a desarrollar una política coherente para la paz en nuestra región. La UE debería retrasar explícitamente la aplicación de este acuerdo comercial y, en su lugar, articular un plan para utilizar el comercio como un incentivo para un acuerdo de paz negociado.

Pero esta votación está lejos de ver el acuerdo finalizado el Frente Polisario, actuando en nombre del pueblo del Sáhara Occidental anuncia que recurrirá a todas las vías legales para revertir la decisión ilegal de la UE.

En el comunicado del representante del Frente Polisario éste reafirma el alto grado de confianza de que la decisión europea no sobrevivirá al escrutinio legal. Sidati lamenta que “tengamos que ir tan lejos, porque creemos firmemente que nuestras energías están mejor invertidas en el proceso liderado por la ONU, no vacilaremos en defender el derecho internacional y los derechos del pueblo de Saharaui.

De hecho, la UE, con esa decisión, ejerce una influencia negativa sobre el actual esfuerzo colectivo internacional y refuerza un status quo insostenible que es evidente no sólo por el hecho de que la ONU está ejerciendo su responsabilidad, el posicionamiento del Consejo de Seguridad, de los Estados Unidos y de la Unión Africana.

Según Sidati “Como parte del proceso de paz, el Frente Polisario está dando a la negociación una oportunidad real. … Exigimos que la UE repita esa posición y utilice el comercio como un incentivo positivo para la paz.”

Recordamos que ni la Unión Europea y sus Estados miembros ni ningún país del mundo reconoce la soberanía de Marruecos sobre el territorio del Sáhara Occidental.

Ayúdanos a difundir >>>