Sáhara Occidental: encuentro bajo auspicios de la ONU entre el Frente POLISARIO y Marruecos

PUSL / Jornal Tornado .- Se está celebrando (21 – 22 de marzo) en Ginebra el segundo encuentro entre el Frente POLISARIO y Marruecos promovido por Horst Koehler, enviado personal del Secretario General de las Naciones.

Además de las delegaciones de Marruecos y del Frente POLISARIO participan como observadores Argelia y Mauritania, según se informa en un comunicado de la ONU.

Según este comunicado “La reunión tendrá lugar de acuerdo con la resolución 2440 del Consejo de Seguridad de la ONU como otro paso en el proceso político para alcanzar una solución política justa, duradera y mutuamente aceptable, que proporcionará la autodeterminación del pueblo del Sáhara Occidental”.

Una frase utilizada incontables veces en las resoluciones de las Naciones Unidas, pero cuyo significado es simple: la concreción del referéndum acordado entre las partes que fue la base del acuerdo de alto el fuego en 1991.

Muchas veces se puede leer en la prensa que es el POLISARIO que quiere un referéndum, mientras que Marruecos defiende el plan de autonomía, olvidándose que el referéndum fue la base de la firma del acuerdo de alto el fuego firmado por Marruecos y POLISARIO.

No es una mera exigencia de POLISARIO, es la solución propuesta bajo los auspicios de la ONU y de la UA que llevó a la realización de un Censo por la MINURSO (Misión de las Naciones Unidas para el Referendo del Sáhara Occidental), misión que está presente en el territorio desde 1991.

La realización del referéndum fue propuesta por primera vez en diciembre de 1966 cuando España ocupaba el territorio:

La Asamblea General de la ONU solicitó a España organizar, bajo supervisión de la ONU, un referéndum de autodeterminación (resolución 2229 (XXI) de la Asamblea General de 20 de diciembre de 1966). La demanda se repite cada año de 1967 a 1973.

En las diferentes rondas de negociaciones a lo largo de las últimas dos décadas, el Frente POLISARIO ha cedido varias veces mostrando buena fe, y está incluido en las preguntas del referéndum el plan de autonomía de Marruecos.

Sin embargo, Marruecos ha rechazado sistemáticamente la celebración del referéndum, violando los acuerdos que ha firmado y declara abiertamente que la única solución aceptable para Marruecos es el plan de autonomía ya que conoce de antemano que el referéndum no le será favorable.

Marruecos utiliza muchas veces el argumento de la no conclusión de los censos y que los colonos marroquíes no fueron considerados como electores, lo que no corresponde a la realidad como puede ser verificado en el sitio oficial de la MINURSO (https://minurso.unmissions.org/chronology-events) donde se puede leer:

Septiembre de 1998 – Se ha concluido el proceso de identificación de los electores elegibles.

23 de mayo de 2003 – James Baker (enviado personal del SG de las Naciones Unidas) propuso otro plan (también conocido como “Baker Plan II”) que preveía un referéndum en cuatro a cinco años y ofrecía a los habitantes una elección entre independencia, autonomía o completa integración con Marruecos. El plan fue aceptado por el Polisario, Argelia y el Consejo de Seguridad, pero fue rechazado por Marruecos.

Julio de 2003 – James Baker regresó con una versión revisada de su plan, incluyendo salvaguardias que obtuvieron apoyo de Argelia y Polisario. Los colonos marroquíes podrían votar, pero Marruecos rechazó el plan.

La ocupación marroquí del Sáhara Occidental es el último caso de descolonización en África. Este territorio no autónomo fue invadido a 31 de octubre de 1975 por Marruecos con la complicidad de España que siendo el poder colonial desde 1884, abandonó el territorio sin realizar la descolonización y entregando la población saharaui de bandeja al invasor, violando la decisión clara emitida por el gobierno Triunal Internacional de Justicia el 16 de octubre del mismo año (véase aquí: https://www.icj-cij.org/en/case/61).

Opinión del Tribunal Internacional de Justicia de 1975

    • el pueblo saharaui del Sáhara Occidental es la única potencia soberana en el Sáhara Occidental
    • no encontró lazos legales de tal naturaleza que afectasen a la aplicación de la resolución 1514 (XV) en la descolonización del Sáhara Occidental y, en particular, del principio de la autodeterminación a través de la expresión libre y genuina de la voluntad de los pueblos del Territorio. “(párrafo 129, 162)

El 6 de noviembre de 1975, Marruecos organizó la llamada “Marcha Verde” invadiendo oficialmente el Sáhara Occidental e introduciendo 350.000 colonos marroquíes en el territorio. Este acto fue condenado por el Consejo de Seguridad de la ONU que inmediatamente convocó a Marruecos a retirarse del territorio:

Resolución 380 (1975) de 6 de noviembre de 1975

El Consejo de Seguridad,

Observando con gran preocupación que la situación relativa al Sáhara Occidental se deterioró seriamente,

A pesar de las resoluciones 377 (1975) de 22 de octubre y 379 (1975) de 2 de noviembre de 1975, así como el llamamiento del Presidente del Consejo de Seguridad, bajo su autorización, al rey de Marruecos con una urgente solicitud para detenerse inmediatamente con la marcha declarada sobre el Sáhara Occidental, dicha marcha ocurrió,

Sobre la base de las resoluciones antes mencionadas,

    1. Deplora la realización de la marcha;
    2. Pide a Marruecos que retire de inmediato del Territorio del Sáhara Occidental a todos los participantes en la marcha; …

(https://undocs.org/S/RES/379(1975)

Marruecos ignoró esta resolución como ignoró muchas de las resoluciones posteriores, sin haber sufrido sanción alguna.

Al invadir el territorio Marruecos violó también el artículo 4 – letra b, del Acta Constitutiva de la Unión Africana: “el Respeto de las fronteras existentes en la conquista de la independencia;”.

Violación de la Ley Internacional

Las soluciones a menudo propuestas por comentaristas y “amigos de Marruecos” alternativas al referéndum olvidan el derecho básico de cualquier pueblo a la autodeterminación y a la soberanía no sólo sobre sus tierras si no sobre sus recursos, y de hecho violan la Carta de la ONU, el Acta Constitutiva de la UA y el derecho internacional.

El incumplimiento de este derecho básico fue condenado por el Tribunal de Justicia de la Unión Europea en tres sentencias en los últimos tres años. Sentencias que reafirman que Marruecos no tiene soberanía sobre el territorio y que el Sáhara Occidental es un territorio separado y distinto y que cualquier explotación o comercialización de productos y recursos del Sáhara Occidental y de las aguas adyacentes sólo podrá hacerse con la expresa autorización del pueblo saharaui:

Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TJUE) acuerdos de:

Así ni la ONU, ni la Unión Africana, ni el Tribunal Internacional, ni el Tribunal de Justicia de la Unión Europea nunca reconocieron la soberanía marroquí de cualquier tipo sobre el territorio del Sáhara Occidental, Marruecos es una fuerza de ocupación.

El hecho de que vivimos en un status quo de ocupación y administración del territorio del Sáhara Occidental por Marruecos no confiere ninguna legalidad a la situación.

Las violaciones del derecho internacional de Marruecos como potencia de ocupación son entre otros:

  • Cambio del status demográfico con introducción de colonos marroquíes
  • Cambio de estado económico
  • Cambio del status político
  • Violación de los derechos humanos de la población saharaui
  • Pillaje de los recursos naturales
  • Construcción de un muro militar de separación del territorio de 2720km
  • Colocación de minas antipersonal y antitanque

La realidad hoy en el terreno

Poco o nada está escrito sobre la situación vivida por la población saharaui en los territorios ocupados debido al limitado acceso a periodistas y organizaciones no gubernamentales impuesto por Marruecos.

Los pocos periodistas que entran en el territorio tienen que “cumplir” el programa previamente establecido por el gobierno marroquí. Las pocas visitas de miembros de las Naciones Unidas sufren las mismas restricciones.

Pero hay hechos fáciles de comprobar incluso no entrando en el territorio, uno de ellos es la existencia de un muro de separación de 2720km de extensión con más de 150000 soldados marroquíes y armado con la última tecnología de guerra que coloca a la población saharaui en una prisión a cielo abierto .

Otro hecho es que la población saharaui no está de acuerdo con la integración, el plan de autonomía u otras soluciones propuestas que no sean la independencia y por eso mismo Marruecos rechaza categóricamente el referéndum.

Marruecos ocupa el territorio por la fuerza, con introducción de colonos y una presencia militar, policial y de fuerzas auxiliares que controlan cada paso dado por los saharauis que viven en un apartheid político, social y económico.

La estabilidad de la región entrará en gran peligro si se intenta imponer a los saharauis una solución que no pase por la consulta que les permita decidir libremente sobre su futuro. Una solución impuesta incendiará un barril de pólvora que se ha mantenido inactivo debido al estricto cumplimiento del Frente POLISARIO del acuerdo de alto el fuego y de una resistencia no violenta del pueblo saharaui.

Pasaron más de cuatro décadas sin que Marruecos fuera capaz de alterar el anhelo legítimo del pueblo saharaui a la independencia. Cuatro décadas en que este pueblo logró organizarse en la parte liberada del Sáhara Occidental y en los campos de refugiados y construyó una República en medio del desierto más inhóspito, con todos los vertientes de un país en pleno funcionamiento. Cuatro décadas sin que la resistencia de este pueblo bajo ocupación, en campos de refugiados y en la diáspora se apagase.

Marruecos vive una revuelta social interna, protestas diarias y parece no poder responder a las exigencias de su propio pueblo que anhela una verdadera democracia. En los territorios ocupados del Sáhara Occidental se enfrenta a manifestaciones diarias por parte de la población a pesar de la represión, secuestros, violaciones y detenciones arbitrarias que sufren.

¿Será realista pensar que una solución política justa, duradera y mutuamente aceptable, que proporcionará la autodeterminación del pueblo del Sáhara Occidental puede encontrarse al margen del derecho a la soberanía de este pueblo?

Ayúdanos a difundir >>>