Preso politico Saharaui Lahoucine Amaadour en huelga de hambre

PUSL.- El preso político saharaui Lahoucine Amaadour (nombre saharaui Husein Bachir Brahim) entró en huelga del hambre el 9 de abril contra los graves malos tratos y la negación arbitraria de las visitas de familiares.

El líder estudiantil fue entregado a las autoridades marroquíes en Nadour, Marruecos, el 17 de enero por las autoridades españolas, que expulsaron a Amaadour tras su llegada a las islas Canarias sin haber respetado el proceso legal tras su solicitud de asilo político.

A la llegada a Nadour, el joven fue sometido a un primer interrogatorio por las autoridades marroquíes, sobre la base de un mandamiento de búsqueda y detención.

Según la información de la familia, Amaadour se negó a firmar los documentos que le fueron presentados, pues el contenido no corresponde a sus declaraciones.

Las cuestiones se centraron en su actividad política y estudiantil, en su opinión sobre el conflicto en el Sáhara Occidental y sobre los activistas saharauis que conoce.

El mismo tipo de interrogatorio fue repetido en Casablanca, donde, según la familia, Amaadour denunció haber sido golpeado. Una vez más se negó a firmar cualquier documento.

El 21 de enero, Amaadour fue presentado a la Fiscalía del Rey en Marrakesh y enviado a la prisión de Oudaya, en Marrakesh.

El 29 de enero de 2019, fue presentado al Juez de Instrucción para el interrogatorio detallado.

El 11 de febrero de 2019, Mohammed Rgueibi, Hamza Rami, Ibrahim Almasih y Ahmed Abba Ali, cuatro estudiantes del Grupo El Uali, condenados a 3 años en 2016 y liberados en enero de 2019, fueron presentados al juez de instrucción para hacer nuevas declaraciones sobre Amaadour

Ellos firmaron la declaración, pero no recibieron una copia. Según el juez de instrucción, debido a la confidencialidad del proceso, ellos no podrían tener una copia.

El Sr. Amaadour está actualmente en una celda superpoblada con 21 presos que ya han sido condenados. Algunos de los prisioneros tienen enfermedades contagiosas.

Después de 87 días de detención arbitraria, todavía aguarda juicio.

Ayúdanos a difundir >>>