Marruecos no quiere testigos y expulsa de El Aaiún a cinco abogados españoles y dos observadores noruegos

– El régimen marroquí no quiere presencia internacional en el juicio contra la periodista saharaui Nazha El Kalhidi
– Los abogados españoles están acreditados por el Consejo General de la Abogacía Española
– “Esta prohibido entrar en El Aaiún”, explicación de la policía marroquí

Alfonso Lafarga (Contramutis).- Marruecos ha impedido a cinco abogados españoles y dos observadores noruegos entrar en El Aaiún, capital del Sáhara Occidental, a donde habían viajado para asistir al juicio contra la periodista saharaui Nazha El Kalhidi, acusada de ejercer sin titulación oficial.

“Está prohibido entrar en El Aaiún”, es la única explicación que han recibido los letrados Sidi Telebbuia, de Madrid; Ramón Campos García y María Lourdes Barón Jaques, de Zaragoza y Lala Travieso Darias y Rut Sebastián, de las Palmas de Gran Canaria, todos ellos acreditados por el Consejo General de la Abogacía Española, así como los observadores noruegos de la Fundación RAFTO para los Derechos Humanos Vegard Fosso Smievoll y Kjersti Brevik Moeller.

Nada más llegar a control de pasaportes del aeropuerto de El Aaiún, sobre las 12 hora local, un grupo de policías de paisano y uniformados han requerido los pasaportes a los abogados españoles y a los observadores noruegos y dos horas después les han comunicado que no les permitían entrar en el Sáhara Occidental, la excolonia española que Marruecos invadió hace mas de 43 años.

Sidi Talebbuia, presidente de la Asociación Profesional de Abogados Saharauis en España (APRASE), dijo a Contramutis que han cumplido, como en otras ocasiones, todos los trámites necesarios. Su viaje fue comunicado por el Consejo General de la Abogacía Española por escrito al Ministerio español de Asuntos Exteriores, que avisa a la embajada de España en Rabat y esta a las autoridades marroquíes.

Un mando policial, que en ningún momento se identificó, acompañado de una docena de agentes de paisano y uniformados, dijo al grupo de observadores, por toda explicación, que no podían pasar: “Está prohibido entrar en El Aaiún”.

El presidente de APRASE ha manifestado que no quieren que asistan al juicio contra Nazha El Kalhidi, del grupo informativo saharaui Equipe Media y corresponsal de RASD TV, que puede ser condenada hasta con dos años de cárcel por ejercer el periodismo sin titulación oficial.

”Es la primera vez que hacen una acusación como esta , no tener titulo oficial de periodista, las acusaciones contra informadores saharauis siempre han sido por otros delitos”, ha dicho Talebbuia, que destaca Nazha El Kalhidi “lleva muchos años haciendo labores informativas de calidad”, como lo avala el reciente premio internacional de periodismo Julio Anguita Parrado concendio a Equipe Media.

“Se pretende silenciar las violaciones de los Derechos Humanos, que no haya testigos, e impedir la libertad de expresión”, ha declarado desde el aeropuerto de El Aaiún el presidente de APRASE, antes de ser enviados a Casablanca.

Además, Talebbuia cree que no quieren que sean testigos de las manifestaciones convocada para el 20 de mayo en El Aaiún, con motivo del 46 aniversario de la primera acción armada del Frente Polisario.

Nazha fue detenida el 4 de diciembre de 2018 en El Aaiún, mientras transmitía una manifestación saharaui con motivo de las negociaciones en Ginebra entre el Frente Polisario y Marruecos. Fue detenida, golpeada y confiscado su móvil, y en la comisaría sufrió un interrogatorio de cuatro horas. Anteriormente fue detenida el 21 de agosto de 2016, mientras cubría una manifestación de mujeres.

Human Rights Watch (HRW) ha dicho que la aplicación a la periodista saharaui de artículo 381 del código penal marroquí, referido al delito de usurpación de funciones al no tener título oficial, es incompatible con la obligación de Marruecos de respetar el derecho a buscar, recibir y difundir información e ideas, garantizado por la Declaración Universal de los Derechos Humanos.

Ayúdanos a difundir >>>