Mohamed VI reitera que no está dispuesto a respetar las decisiones de la ONU para un referéndum en el Sáhara Occidental

PUSL .- En su “discurso del trono”, el rey marroquí Mohamed VI declaró, en relación con el Sáhara Occidental, que “Marruecos sigue resuelto y sinceramente comprometido con el proceso político bajo los auspicios exclusivos de las Naciones Unidas”, pero en el siguiente párrafo contradice esta declaración al reiterar de inmediato que “la forma de alcanzar el acuerdo deseado no puede ser otra que a través de la plena soberanía marroquí y en el marco de la iniciativa de autonomía”.

Una vez más, Marruecos deja en claro que el rey y su séquito están decididos a continuar la ocupación del Sáhara Occidental, que invadieron en 1975. El acuerdo de alto el fuego, como todas las decisiones de la ONU, no es algo a tener en consideración. La única “negociación” válida para Marruecos es rechazar todas las decisiones de la ONU, la Corte Internacional, la Unión Africana y el Tribunal de Justicia de la Unión Europea e implementar el “plan de autonomía”. Marruecos no quiere respetar lo que ha firmado, y por alguna razón eso no parece molestar a la ONU y especialmente al Consejo de Seguridad.

Leer más

Ayúdanos a difundir >>>