La Asociación Internacional de Abogados Democráticos aprueba una resolución sobre los presos políticos del Grupo Gdeim Izik

PUSL.- Durante la reunión de Bureau de la Asociación Internacional de Abogados Democráticos (AIAD) este fin de semana, se aprobó por unanimidad una resolución sobre los presos políticos saharauis del Grupo Gdeim Izik.

La resolución fue propuesta por la Asociación Portuguesa de Juristas Democráticos, quien estuvo representada por la Dra. Madalena Santos, presidenta de la Asociación, y el Dr. Hugo Dionsio.

Resolución

Presos políticos del Sahara Occidental

Los 19 presos políticos saharauis conocidos como el grupo Gdeim Izik continúan sufriendo maltrato, negligencia médica y tortura después de dos juicios injustos que no pudieron probar la culpabilidad de ninguno de los acusados. Además, dos años y medio después del último juicio, el Tribunal Supremo de Marruecos aún no ha emitido su decisión. A la abogada defensora Maitre Olfa Ouled se le prohibió ver o contactar a sus clientes y fue expulsada de Marruecos en febrero de 2018 por segunda vez.

El Comité contra la Tortura de la ONU ha emitido medidas provisionales que hasta ahora no se han respetado, como en el caso de Abbahah, aunque la Comisión ha pedido reiteradamente a Marruecos que emita medidas provisionales para aliviar las condiciones deplorables de este preso político del grupo Gdeim Izik.

Cinco de estos presos han estado en confinamiento solitario durante más de dos años, y a todos ellos se les niega la atención médica adecuada;

En vista de estas graves violaciones de los derechos de estos presos políticos y del hecho de que han sido encarcelados durante más de 9 años sin sentencia final y bajo tortura continua;

La AIJD insta a que:

– La Corte Suprema de Marruecos emita una decisión final sin demora;

– El Reino de Marruecos abrá sin demora una investigación sobre las denuncias de tortura por parte de expertos independientes y de conformidad con el Protocolo de Estambul;

– la liberación provisional inmediata de estos prisioneros;

– Y que se respeten los derechos mínimos de los reclusos para no ser torturados o aislados, el acceso a una atención médica adecuada, el derecho a visitas familiares y el contacto con su abogado.

Ayúdanos a difundir >>>