El sindicato de trabajadores portuarios de Nueva Zelanda protesta por la llegada de barco de fosfato sangre extraído en el Sáhara Occidental

Fuseworks Media.- La Unión de Transporte Marítimo y Ferroviario de Nueva Zelanda (RMTU), que representa a los trabajadores portuarios en el puerto de Napier, entregó hoy una carta de protesta al capitán de un barco que transporta fosfatos de sangre extraída del Sáhara Occidental y que llegó al puerto esta mañana.

“El buque fletado Ravensdown, el Federal Crimson, que transportaba una carga de fosfatos de sangre extraído en el Sáhara Occidental e importado a Nueva Zelanda, atracó hoy en Napier”, dijo el secretario general de RMTU, Wayne Butson.

El mes pasado, el Consejo de Sindicatos (CTU) aprobó una resolución condenando la ocupación ilegal del Sáhara Occidental por Marruecos e instando al gobierno de Nueva Zelanda a dejar de importar fosfatos de la región. Como afiliado de la CTU, la RMTU registró nuestra protesta con el capitán del barco que recibió una carta que incluía la resolución de la CTU ”, afirmó Butson.

RMTU está negociando actualmente con Ravensdown y Lyttelton Harbour Management con respecto a una protesta similar contra la llegada de Federal Crimson a su próximo puerto de escala en Lyttelton, dijo.

“Nuestros compañeros sindicalistas en Australia, la Unión Marítima Australiana, utilizaron este método para presentar protestas contra las importaciones de fosfato en sangre; nos parece una forma relativamente moderada y pragmática de ejercer un derecho democrático fundamental sin correr el riesgo de perturbaciones indebidas. Para ser justos con Ravensdown, fueron muy constructivos en el diálogo que tuvimos con ellos. Aunque fundamentalmente no estamos de acuerdo con la importación de fosfatos en la sangre, fueron razonables para facilitar una protesta legal y segura”, afirmó.

“Hemos sido informados de que la carga del Federal Crimson puede ser ilegal y que, según el derecho internacional, los trabajadores portuarios tienen derecho a negarse a atracar o trabajar en barcos que transporten dicha carga. Si nuestras solicitudes razonables para presentar nuestra protesta de esta manera se rechazan, consideraremos nuestras opciones para negarnos a atracar el barco ”.

Copia de la resolución CTU a continuación.

Que el NZCTU

1.- Señala que:

a. Marruecos ha ocupado el Sáhara Occidental desde 1975,

b. Los esfuerzos de la ONU para llevar a cabo el proceso de descolonización en el Sáhara Occidental aún no se han llevado a cabo,

c. Más de 173,000 saharauis han estado viviendo en campamentos de refugiados en el suroeste de Argelia durante los últimos 43 años en condiciones extremas, esperando regresar a su tierra natal, que está ocupada por Marruecos,

d. La única solución justa, legal y duradera al conflicto en el Sáhara Occidental es poner fin a la ocupación ilegal marroquí y permitir que el pueblo saharaui ejerza su derecho a la libre determinación, de conformidad con la resolución de la ONU y la doctrina de descolonización,

e. Que el Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos, el Parlamento Europeo, Human Rights Watch y Amnistía Internacional han solicitado a la ONU que extienda el mandato de su misión en el Sáhara Occidental para vigilar los derechos humanos,

f. El Tribunal de Justicia de la Unión Europea y el Tribunal Superior de Sudáfrica han emitido sentencias sobre cómo Marruecos no tiene derecho a explotar los recursos del Sáhara Occidental;

2.- Apoya firmemente el derecho del pueblo saharaui a la libre determinación y la independencia;

3.- Pide a las Naciones Unidas que procedan sin demora con la organización del referéndum de autodeterminación retrasado ya demasiado timepo;

4.- Condena las graves violaciones de los derechos humanos en los territorios ocupados del Sáhara Occidental y pide la liberación inmediata de todos los presos políticos saharauis;

5.- Pide a las Naciones Unidas que amplíen el mandato de su misión en el Sáhara Occidental para incluir la vigilancia de los derechos humanos;

6.- Expresa su preocupación por la explotación de los recursos naturales del Sáhara Occidental sin el consentimiento del pueblo saharaui y sus representantes;

7.- Pide al Gobierno que:

a) Apoye el derecho del pueblo saharaui a la autodeterminación y a celebrar el retasado referéndum de acuerdo con el Plan de Paz de la ONU y la UA;

b) Instar a la ONU a incluir la vigilancia de los derechos humanos en el mandato de la misión de la ONU en el Sáhara Occidental (MINURSO);

c) Garantizar que las empresas de Nueva Zelanda detengan las importaciones de fosfato del Sáhara Occidental ocupado hasta que se determine el estado legal del Territorio y el pueblo saharaui pueda ejercer su derecho inalienable a la libre determinación, de conformidad con las resoluciones pertinentes de la ONU y El Plan de Paz. 1991 “

La declaración anterior fue aprobada por afiliados sindicales en la Conferencia CTU de 2019 el 16 de octubre de 2019.

Ayúdanos a difundir >>>