Manifestantes reciben barco cargado de fosfatos de sangre en Christchurch (Nueva Zelanda), sindicato entrega carta de protesta

This post is also available in: Português (Portugués, Portugal) English (Inglés)

JOSIE BLOSSFIELD / SUPPLIED / Stuff.co.nz/ PUSL

Manifestantes de Nueva Zelanda recibieron hoy un barco cargado de fosfato a su llegada a Christchurch, instando a las empresas de Nueva Zelanda a que dejen de importar el controvertido fertilizante.

Hoy lunes, el carguero “Federal Crimson” llegó a Lyttelton con 50,000 toneladas de fosfato del territorio ocupado del Sáhara Occidental.

Fue recibido por una flota de paz de 15 kayaks, un yate y un ferry con más de 100 escolares. Otros 80 activistas de derechos humanos estaban cantando canciones saharauis por la liberación.

La Unión Ferroviaria, Marítima y de Transporte abordó el barco a su llegada, entregando una carta de protesta al capitán.

Los fosfatos de sangre del Sáhara Occidental ocupado son propiedad ilegal del exportador marroquí OCP hasta su descarga. Tres de estos envíos llegan anualmente.

Los manifestantes le pidieron al jefe de Ravensdown (importador de Nueva Zelanda) Greg Campbell que dejara de comprar fosfatos OCP de inmediato.

El 11 de diciembre, el próximo miércoles, el grupo ambientalista Justicia Ambiental Ōtepoti prepara otra acción de protesta en Moller Park, Harbor RFC, contra la llegada de Crimson Federal y su carga de fosfatos de sangre.