Informe Mundial de Human Rights Watch 2020 – Sáhara Occidental

This post is also available in: Português (Portugués, Portugal) English (Inglés) Français (Francés)

HRW.ORG – https://www.hrw.org/world-report/2020/country-chapters/morocco/western-sahara

Aunque hubiese margen para criticar al gobierno en Marruecos, – siempre y cuando cualquier crítica dura evitara la monarquía y otras “líneas rojas” – las autoridades continuaran seleccionando, enjuiciando y hostigando selectivamente a los críticos, y aplicando varias leyes represivas, especialmente en relación con a las libertades individuales.

Sáhara Occidental

El proceso de negociaciones patrocinadas por la ONU entre Marruecos y el Frente Polisario sobre la autodeterminación en el Sáhara Occidental, principalmente bajo control marroquí, se mantuvo estancado después de la renuncia en mayo del secretario general de la ONU, Horst Kohler. Kohler no había sido reemplazado al momento de la redacción. Marruecos propone una medida de autonomía bajo su gobierno, pero rechaza un referéndum sobre independencia.

Las autoridades marroquíes impiden sistemáticamente las reuniones en el Sáhara Occidental que apoyen la autodeterminación saharaui, obstruyen el trabajo de algunas organizaciones no gubernamentales (ONG) locales de derechos humanos, incluido el bloqueo de su registro legal, y ocasionalmente golpean a activistas y periodistas bajo su custodia y en las calles.

En 2019, 19 hombres saharauis permanecen en prisión después de ser condenados por juicios injustos en 2013 y 2017 por la muerte de 11 miembros de la fuerza de seguridad durante los enfrentamientos que estallaron después de que las autoridades desmantelaran por la fuerza un gran campo de protesta en Gdeim Izik, Sáhara Occidental, en 2010. Ambos tribunales se basaron casi por completo en confesiones a la policía para condenarlos sin investigar seriamente las acusaciones de que los acusados habían firmado sus confesiones bajo tortura sin poder leerlas.

Las autoridades permitieron que Claude Mangin, una activista por los derechos saharauis y esposa francesa del prisionero Naama Asfari, miembro del grupo “Gdeim Izik”, ingresara a Marruecos en febrero por primera vez en 30 meses para visitarlo. Sin embargo, le impidieron regresar a Marruecos en julio.

El 8 de julio, un tribunal en El Aaiun, Sahara Occidental, sentenció a Nezha Khalidi, miembro de Equipe Media, un colectivo de activistas de comunicación a favor la autodeterminación del Sahara Occidental, a una multa por practicar el periodismo sin credenciales oficiales. La policía la detuvo mientras transmitía en vivo una escena callejera y denunciaba la “opresión” marroquí.

Principales actores internacionales

En un intento por cumplir con las sentencias del Tribunal de Justicia Europeo, declarando que los acuerdos comerciales entre los países de la UE y Marruecos solo pueden aplicarse al Sáhara Occidental con “el consentimiento de su pueblo”, la Comisión Europea y el Parlamento celebraron consultas con algunos elementos de la población del Sáhara Occidental. El Frente Polisario se negó a participar en estas consultas.

En enero y febrero, alegando haber tomado “todas las medidas razonables y viables” para garantizar el consentimiento de las personas interesadas, el Consejo de la UE y el Parlamento Europeo aprobaron acuerdos comerciales con Marruecos, que permiten explotar la agricultura y la pesca del Sahara Occidental. En abril, el Polisario anunció acciones legales contra estas decisiones ante el Tribunal de Justicia Europeo.