El presidente saharaui insta a la ONU a cerrar la brecha ilegal en la franja de protección en Guerguerat

This post is also available in: Português (Portugués, Portugal) English (Inglés)

PUSL.- En una carta dirigida al secretario general de la ONU, el presidente saharaui Brahim Ghali insta a la ONU a tomar medidas para el cierre de la brecha ilegal en la franja de protección en el área de Guerguerat, una clara violación de todos los acuerdos firmados con la ONU y entre el Frente Polisario y Marruecos.

Carta al secretario general de la ONU publicada por Sahara Press Service:

“SE. Sr. António Guterres

Secretario general de las Naciones Unidas

Naciones Unidas, Nueva York

Bir Lehlou, 15 de enero de 2020

Su Excelencia,

El Frente POLISARIO tomó nota, con sorpresa e insatisfacción, de la declaración atribuible al Portavoz del Secretario General sobre el Sáhara Occidental de fecha 11 de enero de 2020 y de la declaración del Portavoz del Secretario General durante su conferencia de prensa diaria el 13 de enero de 2020 sobre el paso ilegal de la llamada “África Eco Race” a través del Sáhara Occidental ocupado.

Es sorprendente y totalmente inaceptable que las Naciones Unidas hasta ahora hayan permanecido en silencio ante la continua escalada y las provocaciones de Marruecos, la potencia ocupante del Sáhara Occidental, que ponen en peligro la paz y la seguridad en toda la región. Sin embargo, en lugar de responsabilizar a Marruecos por sus recientes acciones agresivas y desestabilizadoras, la Secretaría de las Naciones Unidas simplemente eligió pedir “ejercer la máxima moderación” para que la llamada “África Eco Race” pueda pasar “pacíficamente” a través de la construcción ilegal marroquí en la Franja de protección en Guerguerat, en el sur del Sáhara Occidental.

Las declaraciones emitidas recientemente por la Secretaría de las Naciones Unidas lamentablemente han reforzado la impresión en medio de nuestra gente de que el llamado “tráfico civil y comercial regular” a través de la construcción ilegal marroquí en la Franja de protección en Guerguerat es mucho más importante que garantizar la plena adhesión a los términos del alto el fuego y el Acuerdo Militar No. 1. Además, al aceptar la existencia de la violación marroquí, las Naciones Unidas lamentablemente han contribuido a la creación de un área ilegal de facto dentro de la Franja de protección que sirve como punto de pasaje para todo tipo de bienes, incluidos los ilícitos, como las drogas de fabricación marroquí. Lo que es aún peor es que las Naciones Unidas siguen siendo un espectador de estas actividades ilegales que representan una grave amenaza para la seguridad de toda la zona.

La posición del Frente POLISARIO con respecto al incumplimiento en la Franja de protección en Guerguerat es muy clara e inequívoca. Como lo hemos dejado claro en numerosas ocasiones, la violación que Marruecos abrió en Guerguerat a través del muro militar marroquí no existía en el momento de la entrada en vigor del alto el fuego el 6 de septiembre de 1991. Tampoco existía cuando el Acuerdo Militar No .1 se firmó entre MINURSO y el Frente POLISARIO el 24 de diciembre de 1997 y entre MINURSO y Marruecos el 22 de enero de 1998. Ninguno de estos acuerdos incluía disposiciones que autorizaran la creación de infracciones o puntos de cruce para el “tráfico civil y comercial” u otras actividades a lo largo de El muro militar marroquí. La violación marroquí, que representa un cambio ilegal y unilateral del statu quo en la Franja de Protección, no se negoció entre las dos partes ni entre las dos partes y las Naciones Unidas.

La existencia del incumplimiento marroquí, por lo tanto, socava el concepto y la justificación de la Franja de protección y representa una violación persistente del Acuerdo Militar No. 1 y el espíritu del plan de paz. Como hemos advertido en ocasiones anteriores, el incumplimiento marroquí sigue siendo un foco de tensión constante y puede desencadenar la guerra en cualquier momento. Por lo tanto, le instamos a usted y al Consejo de Seguridad a que asuman sus respectivas responsabilidades para cerrar esta violación ilegal y provocativa, lo que pone en peligro no solo la situación en la Franja de protección, sino también la base misma que sustenta el alto el fuego y los acuerdos militares relacionados que han sido acordados por ambas partes y avalado por el Consejo de Seguridad.

Su Excelencia

Las recientes protestas populares en Guerguerat fueron la encarnación práctica de la insatisfacción generalizada y el resentimiento que sintió el pueblo saharaui ante el fracaso de las Naciones Unidas y la MINURSO de tomar cualquier medida frente a las acciones ilegales de Marruecos en el Sáhara Occidental ocupado. Los intentos desesperados de Marruecos de involucrar a entidades extranjeras para abrir los llamados “consulados” y celebrar eventos deportivos en los Territorios Ocupados del Sáhara Occidental son solo algunos casos recientes. Estas acciones provocativas y hostiles constituyen una violación del derecho internacional y una violación grave de la condición jurídica internacional del Sáhara Occidental como territorio no autónomo, bajo la responsabilidad de las Naciones Unidas. Sin embargo, a pesar de la ilegalidad de estas acciones y sus posibles consecuencias nefastas en el frágil proceso de paz de la ONU, las Naciones Unidas lamentablemente han optado por mirar hacia otro lado.

El Frente POLISARIO y el pueblo saharaui nunca pueden aceptar que Marruecos persista en sus acciones anexionistas destinadas a afianzar por la fuerza su ocupación ilegal e imponer un hecho consumado en los Territorios Ocupados del Sáhara Occidental mientras las Naciones Unidas permanecen en silencio y miran para otro lado. Marruecos está jugando con fuego y estaría cometiendo un grave error si persistiera en poner a prueba la paciencia del pueblo saharaui que ahora está más decidido que nunca a defender, con todos los medios legítimos, sus derechos sacrosantos y sus aspiraciones nacionales legítimas de libertad e independencia.

Acepte, Su Excelencia, las garantías de mi más alta consideración.

Brahim Ghali

Secretario General del Frente POLISARIO