Estados instan a España a respetar los derechos del pueblo saharaui en el Consejo de Derechos Humanos

This post is also available in: Português (Portugués, Portugal) English (Inglés)

WSRW.- Namibia y Timor-Este recomendaron hoy que España respete el derecho del pueblo saharaui al consentimiento libre, previo e informado sobre la explotación de los recursos naturales del Sáhara Occidental.

España pasó hoy por su tercer Examen Periódico Universal (EPU); una revisión por pares realizada por otros Estados miembros de la ONU sobre los derechos humanos del país.

Namibia y Timor-Este aprovecharon la oportunidad para expresar sus preocupaciones sobre la participación de España en el robo de recursos naturales en el Sáhara Occidental y recomendaron que España respete el marco internacional para las empresas y los derechos humanos y, como tal, respete el derecho a consentimiento libre, previo e informado del pueblo saharaui para la retirada de recursos de su tierra natal.

Durante las dos revisiones anteriores del EPU de España en 2010 y 2015, ningún estado abordó la responsabilidad continua de España por el Sáhara Occidental.

España tiene el deber de descolonizar el territorio del Sáhara Occidental y sigue teniendo responsabilidades para con el pueblo saharaui indígena. Esto se confirmó en dos decisiones de la Corte Nacional de España en 2014 y 2015, que establecen que España sigue siendo el poder administrativo del Sáhara Occidental, haciéndose eco de la Carta de la ONU y la Opinión Legal de la ONU de 2002 sobre los recursos minerales del Sáhara Occidental.

Sin embargo, a lo largo de los análisis del EPU de España en la última década, no se han realizado progresos para promover el derecho a la autodeterminación en el Sáhara Occidental, ni España ha informado sobre sus obligaciones de descolonizar y garantizar el bienestar de la gente de este territorio.

Western Sahara Resource Watch (WSRW), en colaboración con la ONG española Novact, envió un informe de las partes interesadas para este ciclo específico del EPU, enfatizando que España debe ser responsable de su historial de derechos humanos dentro del territorio que nunca ha descolonizado legalmente y responsablemente: Sáhara Occidental. El informe recomienda a España que respete, proteja y cumpla con sus obligaciones de derechos humanos hacia la gente del Sáhara Occidental, en particular el derecho a la autodeterminación y el derecho a sus recursos naturales. Puede ver la presentación aquí.

En lugar de trabajar para ejercer la autodeterminación, España manifiestamente no cumple con sus deberes bajo la Carta de las Naciones Unidas para satisfacer sus propios intereses económicos, y no los intereses del pueblo saharaui. Si bien ignora descaradamente a los saharauis, España trabaja con Marruecos para obtener acceso a los recursos del Sáhara Occidental o participa en proyectos que consolidan la ocupación de Marruecos.

Los estados pueden rechazar o aceptar las recomendaciones emitidas durante su sesión del EPU. WSRW publicará la respuesta de España a las recomendaciones de Namibia y Timor-Este a finales de este mes.