Pablo Iglesias, ¿quiénes son tus hermanos?

This post is also available in: Português (Portugués, Portugal) English (Inglés)

PUSL.- Pablo Iglesias declaró en la 39ª Conferencia Europea de Apoyo y Solidaridad con el pueblo saharaui, los días 14 y 15 de noviembre de 2014 en Madrid, “nuestros hermanos no serán abandonados” refiriéndose al pueblo saharaui y criticó a todos los gobiernos españoles desde 1975 diciendo que “quien nos gobernó parece tener como único país “ser pro-negocios”.

Muchas veces Iglesias prometió no abandonar al pueblo saharaui haciendo promesas tras promesas, incluso en el programa electoral (Punto 118 del programa) en el que uno de los puntos es el reconocimiento de la República Árabe Saharaui Democrática.

Mientras Pablo Iglesias está en un gobierno de coalición, es natural que haya consenso en las negociaciones. Lo que no es normal es que ceda ante puntos que se anunciaron como una verdad absoluta y un compromiso que nunca podría olvidarse.

Sin embargo, esto es exactamente lo que sucedió cuando surgió el conflicto entre los intereses de Marruecos y el pueblo saharaui y español.

Iglesias nunca denunció las reivindicaciones expansionistas de Marruecos, que declaró que las aguas del Sáhara Occidental y las Islas Canarias eran suyas.

Esto concierne no solo a los intereses del pueblo saharaui, sino también a los intereses del pueblo español y la violación del derecho internacional.

Por más cerca que esté Iglesias del PSOE, tiene como primer compromiso cumplir con lo que prometió a sus votantes y escribió en el programa electoral.

El viernes pasado, se creó una nueva controversia cuando se realizó una reunión solicitada por la ONCE entre Nacho Álvarez, secretario de estado en la vicepresidencia de Iglesias, y Suelma Beiruk, ministra de Asuntos Sociales y Promoción de la Mujer del gobierno saharaui.

La ministra de Asuntos Exteriores de España, UE y Cooperación, Arancha González Laya, dijo que tuvo que explicarle a su colega marroquí, Nasser Burita, que la posición de España sobre el Sahara no ha cambiado después de que la incomodidad de Marruecos haya trascendido a dicha reunión.

González-Laya dejó en claro al gobierno marroquí que la posición de España sigue siendo la de no reconocer a la República Árabe Saharaui Democrática (RASD), a pesar de la reunión de un miembro del Ejecutivo español con la representante saharaui. Pablo Iglesias, en una entrevista en TVE en el programa “Los desayunos de TVE“, reafirmó “¿cómo no puede ser de otra manera? – la posición de España en relación con el Sahara está determinada por el Ministerio de Asuntos Exteriores”.

En la cuenta de Twitter de Nacho Álvarez, se publicaron fotos en las que Suelma Beiruk se identifica como “ministra”. Este reconocimiento de la posición de Beiruk llevó a una llamada telefónica del Ministro de Relaciones Exteriores Naser Burita a su colega española.

Poco después, la noticia fue eliminada en Twitter.

La ministra, González Laya, reveló en Twitter la llamada telefónica con Burita y su respuesta: que la posición española en el Sáhara Occidental “es una política de estado” y no ha cambiado.

Mientras tanto, los medios de comunicación marroquíes han publicado la “gran victoria” y el ‘Le360‘ interpreta que la ministra “ha puesto a los responsables en su lugar”. El gobierno de coalición de España está compuesto por un PSOE que no se enfrenta a la deuda histórica de España con el Sáhara Occidental, donde sigue siendo el poder administrativo “de jure” y, por “Unidas Podemos”, una formación que pretende defender el Causa saharaui, pero hasta ahora sigue los dictados del PSOE.