Esta entrada también está disponible en: Português (Portugués, Portugal) English (Inglés)

PUSL.- Según la prensa marroquí, Burundi abrió este viernes un consulado general en El Aaiun, la capital del Sáhara Occidental.

El Ministro de Asuntos Exteriores de Marruecos, Nasser Bourita, presidió la ceremonia de inauguración con Ezechiel Nibigira, Ministro de Asuntos Exteriores de Burundi.

La apertura del consulado de Burundi es otra violación del derecho internacional y un intento desesperado de Marruecos de pretender que la ocupación del Sahara Occidental es legal.

El consulado de Burundi en El Aaiún es la octava representación diplomática, todos los consulados son de países africanos, varios de ellos al borde de la guerra civil y extremadamente pobres.

Marruecos ha sido “extremadamente eficiente” en la explotación de la debilidad y la inestabilidad de estos estados, con el apoyo económico a cambio de la política de “puesta en escena”.

Burundi no es la excepción. Las Naciones Unidas advirtieron en septiembre que Burundi estaba al borde de la violencia total a medida que se acercaban las elecciones.

El 25 de febrero, al menos 24 personas murieron en enfrentamientos entre la policía de Burundi y militantes no identificados fuera de la capital comercial, Bujumbura.

Es el último brote de violencia en el país productor de café de África Oriental que tiene elecciones generales programadas para el 20 de mayo.

Los partidos de oposición han denunciado un número creciente de ataques, incluidos asesinatos de miembros antes de la votación en la que Agathon Rwasa, del Congreso Nacional por la Libertad, planea desafiar a Evariste Ndayishimiye, un líder militar retirado del partido gobernante.

El 64,6% de la población vive por debajo del umbral de pobreza, según información de la CIA.

En medio de esta violencia interna e inseguridad, el ministro de Asuntos Exteriores de Burundi abre el consulado en El Aaiún.