Abdallah Abbahah, preso político saharaui bajo investigación

PUSL.- Según información de la familia de Abdallah Abbahah, el preso del grupo Gdeim Izik fue sometido a un proceso de investigación ordenado por el fiscal del rey.

De hecho, el Sr. Abbahah fue convocado el pasado martes 10 de marzo, luego de una denuncia del director de la prisión en Tilfet2, donde se encuentra recluido.

Abbaha no pudo ser escuchado en presencia de su abogado, ya que no hubo una citación oficial.

El supuesto cargo contra el Sr. Abbahah fue que el detenido no cumplió con las normas internas, incluida la asistencia a citas médicas.

Esta investigación tuvo lugar sin el conocimiento de Maître Olfa Ouled, abogada defensora de los presos y sin previo aviso al detenido.

La acusación se hace poco después de que Maître Ouled, a fines de febrero, informara al relator del Comité contra la Tortura (CAT) de las Naciones Unidas sobre las represalias médicas que su cliente ha sufrido. Su carta fue enviada a las autoridades marroquíes a principios de marzo.

En su última comunicación a la relatora, Maître Ouled recordó que ninguna de las medidas destinadas a preservar la vida de su cliente fue respetada. Peor aún, después de que Maître Ouled informó al CAT a principios de este año que el Sr. Abbahah no tenía atención médica y que no recibió los resultados de los análisis de sangre, el director de la prisión dijo que podría tener un médico si el Sr. Abbahah paga por consultas.

El Sr. Abbahah está bajo una enorme presión psicológica y una constante represalia por parte de las autoridades marroquíes, después de su comunicación al CAT.

Maître Ouled no solo informó al Comité contra la Tortura, donde registró varios casos de presos políticos del grupo Gdeim Izik y que están en curso, sino que también presentó regularmente quejas ante fiscales y la Dirección de Penitenciarios y Reinserción Social de Marruecos (DGPRS) sobre la negligencia médica y malos tratos a este grupo de presos de presos políticos.

En el caso del Sr. Abbahah, el CAT solicitó al Reino de Marruecos, y esto, provisionalmente, garantizar que tenga acceso a un médico de su elección, pero las autoridades marroquíes no autorizan al médico a visitarlo.

Contactada por PUSL, Maître Ouled dice que no sabe bajo qué ley se inició esta investigación y confirmó que no fue informada de ningún procedimiento en curso, como debería ser el caso.

El Sr. Abdallah Abbahah negó todas las acusaciones hechas durante su audiencia y denunció nuevamente los malos tratos sufridos y las violaciones de sus derechos más fundamentales. Afirmó que estas violaciones son sistemáticas y deliberadas y que, a lo largo de los años, ha presentado varias quejas ante la DGAPR, de las cuales tiene copias con sus números de registro. Nuevamente solicitó recibir los resultados de los análisis de sangre realizados en prisión hace más de cuatro meses.

Maître Ouled recordó que todas las comunicaciones registradas con el CAT lo llevaron a adoptar medidas urgentes que el Reino de Marruecos aún no ha respetado, en particular la libertad provisional, el cese inmediato de todas las formas de malos tratos y el derecho a asistencia médica.

La abogada dice que no tiene dudas de que su cliente aceptaría ver a un médico, incluso si tuviera que pagar, como las autoridades marroquíes le pidieron a Abbahah que hiciera en octubre pasado. Ella aclaró que, incluso si el Sr. Abbahah tuviera que consultar a un médico que no había elegido, lo haría porque su estado de salud es extremadamente preocupante.

Ayúdanos a difundir >>>