La UE destina 450 millones de euros para que Marruecos luche contra COVID

This post is also available in: Português (Portugués, Portugal) English (Inglés)

PUSL- Jornal Tornado.- La UE destina 450 millones de euros para que Marruecos luche contra COVID: 50 veces más que para la supervivencia de cientos de miles de saharauis en campos de refugiados

La población saharaui es vulnerable en todos los frentes. En los campos de refugiados; donde las condiciones normales extremadamente duras han empeorado significativamente, en los territorios ocupados; donde la población saharaui está a merced del ocupante marroquí y vive bajo el apartheid político, económico y social que también se refleja en el acceso a la salud y donde esta pandemia puede ser utilizado como arma por Marruecos.

En las cárceles marroquíes, los presos políticos saharauis están expuestos a malos tratos, tortura y negligencia médica intencional y en condiciones de encarcelamiento carentes de los estándares mínimos en todos los aspectos.

La ayuda que llega a los campamentos de refugiados saharauis se limita a la acción ejemplar de Argelia, que una vez más actuó rápidamente en la ayuda material y de recursos enviada.

Para el año 2020, ECHO (Operaciones europeas de protección civil y ayuda humanitaria) asignó € 9 millones a campamentos de refugiados (alrededor de 200,000 personas), el 50% de los cuales fue ayuda alimentaria y nutrición (canasta básica del PMA) y 50% ayuda no alimentaria (agua, medicinas, educación). El valor ha disminuido gradualmente de 17 millones de euros anuales en 1998 a 9 millones este año. La ayuda a los campamentos es cada vez menor, y también ha habido recortes sustanciales por parte del ACNUR aún bajo el mandato de António Guterres, en ese momento alto comisionado para refugiados.

No se ha asignado ninguna medida de asistencia urgente al pueblo saharaui en el contexto de la pandemia de COVID 19.

Por otro lado, la Unión Europea (UE) ha asignado 450 millones de euros adicionales a su presupuesto de asistencia marroquí para apoyar al país del norte de África en la lucha contra la pandemia COVID-19.

El viernes 27 de marzo, el Ministerio de Asuntos Exteriores de Marruecos y la UE anunciaron que la Unión Europea asignará inmediatamente 150 millones de euros al Fondo Especial para Marruecos para la Gestión y Respuesta a COVID-19, mientras que los 300 millones restantes serán posteriormente movilizados.

El Comisario de la UE para la Ampliación y la Política Europea de Vecindad, Oliver Varhelyi, dijo que la UE está lista para apoyar a Marruecos en sus esfuerzos médicos, económicos y sociales contra la pandemia, y elogió las medidas “fuertes y necesarias” de Marruecos para mantener COVID. -19 bajo control.

El 26 de marzo, la Embajada de los EE. UU. En Rabat reveló que el Fondo de Reserva de Emergencia de la Agencia de los Estados Unidos para el Desarrollo Internacional para Enfermedades Infecciosas Contagiosas (USAID) proporcionó a Marruecos US $ 670,000 para respaldar su respuesta al brote de coronavirus en sin embargo, USAID no ha anunciado ninguna ayuda a los campos de refugiados.

También Arancha González Laya, Ministra de Asuntos Exteriores de España, declaró a la prensa el 26 de marzo que España está trabajando con la Comisión Europea para garantizar el acceso de Marruecos, Túnez, Argelia, Libia, Jordania, Líbano, Egipto y Palestina a fondos para combatir la pandemia de coronavirus.

Sin embargo, Arancha González Laya, no habló de la provincia 53 de España, Sáhara Occidental, abandonada por España en 1975 sin finalizar la descolonización tras haber firmado acuerdos ilegales para entregar a la población saharaui a Marruecos que generó el posterior genocidio y bombardeo con Napalm y Fósforo Blanco.

España sigue siendo el administrador de jure (según la ley) pero no asume sus obligaciones.

Las medidas “fuertes y necesarias” de Marruecos no se implementan en los territorios ocupados del Sáhara Occidental, donde incluso el lunes el mercado de El Aaiun estaba en pleno funcionamiento con cientos de personas agrupadas y sin ninguna medida de distancia social o desinfección.

Las escuelas están cerradas, cientos de colonos marroquíes han huido de El Aaiún por temor a la falta de asistencia médica y atención para proteger a la población de los territorios ocupados, donde los colonos marroquíes son vistos como daños colaterales.

El gobierno marroquí confirmó casos de 2 personas en Bojador que fueron trasladadas al hospital de El Aaiún, pero solo después de la denuncia de un ex miembro del parlamento marroquí y la transmisión de noticias en las redes sociales.

Marruecos, que, junto con la pandemia, está pasando por una sequía extrema, tiene en sus manos una población cada vez más sublevada por la falta de ayuda y los crecientes problemas económicos y sociales.

La población saharaui es nuevamente ignorada por la comunidad internacional.